0
Publicado el 19/02/2018 por Pablo Folgueira

W: O: A: METAL BATTLE SPAIN (PRIMERA SEMIFINAL) – SALA SIR LAUREN’S (OVIEDO) – 16-17/02/2018

¡¡Empieza la batalla!!

Llegaba por fin la primera de las semifinal de la W: O: A: METAL BATTLE SPAIN, concretamente la del norte, así que allí nos fuimos para ver como diez bandas competían por el paso a la final aunando amor por la música, pasión, ilusión y mucho trabajo. En una sala Sir Lauren’s no tan llena como nos hubiera gustado, pudimos disfrutar de la música de grupos que tienen ya mucho que decir en nuestra música.

VIERNES 16:

El viernes día 16 actuaban los primeros grupos, y el ambiente que se respiraba en la sala era de camaradería y colegueo, nada de ambiente de competición ni nada por el estilo. Cuando faltaban unos minutos para que se subieran a las tablas los músicos de DARK EMBRACE, los que se subieron al escenario fueron Larry Runner, de Diario de un Metalhead, medio colaborador de la W: O: A: METAL BATTLE SPAIN, y Emma García, de la propia METAL BATTLE, para agradecernos nuestra presencia en la sala. Tras una breve intervención, dejaron paso a la primera banda de la noche.

DARK EMBRACE

Los primeros en subirse al escenario fueron los gallegos DARK EMBRACE, que venían con su segundo disco, “The call of the wolves”, debajo del brazo. Su propuesta, muy influida por los sonidos oscuros, encajaba perfectamente con lo que podemos esperar en una noche como la del viernes.

Dark Embrace Oviedo 2018

Después de una intro muy potente, salen a darlo todo, con los músicos haciendo remolinos con sus melenas y Óscar buscando que el escaso público que estaba delante del escenario participase. Sus canciones, como “Let the blind to see”, están muy logradas, con el uso de algunos sonidos pregrabados y con Óscar alternando voces limpias y guturales.
Gracias a la contundencia de sus canciones, los veinte minutos de su actuación se nos pasaron en un suspiro. Se despidieron de nosotros mientras sonaba por los altavoces, a modo de outro, el tema que Angelo Badalamenti compuso para la serie de televisión “Twin Peaks”.

HATE IN VEINS

Los siguientes en salir al campo de batalla eran los asturianos HATE IN VEINS. Su propuesta, centrada en el Hardcore, no encajaba del todo con la de las demás bandas de la noche, así que salieron dispuestos a dejar claro que merecían estar en la semifinal y que iban a luchar para estar en la final. Su sonido es pétreo, furioso y cañero, tan movido que a Héctor, su cantante, se le cayó la gorra en uno de sus continuos headbangings.

Hate in veins Oviedo 2018

Buscan la interacción con el público, pero no consiguen demasiada. A pesar de eso, no se amilanan, con canciones como “Shoot them” o “Mind control”, que fue la elegida para terminar, mientras uno de los guitarristas tocaba de rodillas.
El sonido de HATE IN VEINS es actual y muy cañero, ahora hay que ver si convence al jurado.

HEX

Desde Bilbao llegaban HEX, un grupo de Doom/Death que acaba de publicar su demo “Let there be darkness”. Con un sonido denso, el grupo desgrana temas como “Thy kingdom gone” mientas sus melenas suben y bajan o hacen remolinos con ellas.

Hex Oviedo 2018

Crean un muro de sonido impenetrable, con J. cantando con mucha contundencia sobre sus ritmos potentes y sus melodías oscuras. A pesar de todo lo que se implicaron, el público no parecía responder demasiado a sus canciones de sonido un tanto lineal. Pero aun así, el grupo lo dio todo.

BLAST OPEN

Una de las bandas que más público atraía eran los asturianos BLAST OPEN. No sé ya las veces que los he visto, pero no recuerdo haberlos visto salir con esa fuerza, con esas ganas y con esa motivación. Ni intro ni nada: cinco temas como cinco puñetazos que interpretaron uno detrás de otro, enlazados, y con una fuerza envidiable.

Blast Open Oviedo 2018

Actuaban ante su público, que los llevó en volandas durante los veinte minutos de su actuación, con el grupo volcado en canciones como “The roots of evil” o una “Blinded”, que usaron para cerrar.

ORION CHILD

Otro grupo vasco, concretamente de Durango, son ORION CHILD, que llegaban a demostrar que su Death Melódico con tintes Black e incluso Power podía calar en el público y el jurado. Salieron a saco con “Fallen gods”, y a partir de ese momento pudimos ver lo interesante que es su sonido, en el que se combinan las dos voces de Víctor y Jones y en el que el teclado de Jonkol aporta mucho a las canciones.

Orion Child Oviedo 2018

No paran, buscando en todo momento la participación del público, con muchas ganas, con temas como “Doomankind” o “Invictus”. Quieren ir a la final y lo demuestran.

La primera noche de la semifinal nos trajo a cinco grupos de sonidos muy variados, pero que lo habían dado todo, aprovechando sus veinte minutos para demostrar lo que son capaces de hacer.
En los corrillos ya había gente diciendo cuáles eran sus grupos favoritos de la noche. Pero todavía nos quedaban cinco bandas más…

SÁBADO 17:

El segundo día de la batalla empezó igual que el anterior, con camaradería y buen rollo, que hizo que nos lo pasáramos genial. De nuevo, Larry y Emma se subieron a las tablas para presentar a las bandas de la noche y la fiesta empezó otra vez.

KRITTER

Con una puesta en escena brutal, en la que se incluían tres cajones para que se subieran a ellos los músicos, salieron a darlo todo KRITTER. Tocando esta vez con solo un guitarrista, el grupo salió a darlo todo, alternando los dos registros de la voz de Gabe.

Kritter Oviedo 2018

Dan una caña brutal, y no dudan en buscar nuestros coros en “Tonight we die”, en la que Gabe alarga las notas con mucho arte. Su actuación fue una patada en la cara para todos los que estábamos en la sala, que quedamos sorprendidos con la fuerza de sus temas.

LATE TO SCREAM

Otra gran sorpresa de la noche la supusieron los jovencísimos LATE TO SCREAM, llegados del País Vasco. Desde el primer momento, Niko, su cantante, nos pide que nos acerquemos, y desde el primer acorde de su actuación pudimos disfrutar de un grupo que lo dio todo sobre las tablas, con un desparpajo enorme y con muchas ganas de pasarlo bien.

Late to scream Oviedo 2018

Sus familias y amigos les estaban apoyando, y eso se notó en la entrega que pusieron, sobre todo Guille, su bajista, que no paraba de correr por el escenario. Su disco, “Between droughts and fire”, publicado el pasado año, ya nos deja claro que son unos chavales con mucho que decir, pero su actuación hizo, además, que se ganaran unos cuantos fans en territorio asturiano.
Ojo con ellos.

THE FLYING SCARECROW

También del País Vasco llegaban THE FLYING SCARECROW, una banda que llegaba a Oviedo con muchas ganas, mucha fuerza y mucha actitud. Sus temas son muy variados y presentan muchos cambios de ritmo, lo que hace que su música sea bastante atractiva para el público. Y entre el público más entregado que tuvieron estaban sus paisanos de LATE TO SCREAM.

The flying scarecrow Oviedo 2018

Su cantante, Aimar, no para un momento, llegando a cantar de rodillas y en un momento saltando del escenario. Como él mismo dijo, su actuación fue breve, pero intensa.

STRIKEBACK

Otro de los grupos más esperados de la noche eran los thrashers gallegos STRIKEBACK, que llegaban con su disco “The plage” recién salido del horno. Mucha gente se acercó al escenario para tenerlos cerca, y ellos, desde el primer momento, lo dieron todo desde el primer momento en el que Liber, su cantante, gritó un “¿Estáis despiertos, Oviedo?” con el que empezó su descarga.

Strikeback Oviedo 2018

Su música es una verdadera apisonadora, contundente y furiosa, y así interpretaron temas de su nuevo disco, como “B. H. S.”, que fue muy coreada, aunque también tuvieron tiempo de recordar temas de su primer disco, como “Kill or be killed”.

OVERLOUD

La noche terminó cuando se subieron al escenario OVERLOUD, otro grupo que llegaba con su nuevo disco, “Loud machine”, todavía calentito. Algunos problemillas con los monitores retrasaron brevemente su actuación, que luego se desarrolló con muchas ganas y mucha fuerza, desgranando su Hard Rock con muchas ganas.

Overloud Oviedo 2018

Temas como “Brand new flame” o “The way of sorrow”, el single de su nuevo disco, fueron haciendo que se ganaran al público con su propuesta, y se bajaron de las tablas como unos triunfadores.

Después, mientras sonaba la música en la sala, el jurado, del que formábamos parte Dany G. (DARKSUN, LAST DAYS OF EDEN, Estudios Dynamita), Víctor García (WARCRY), Nacho Peña (UNEXPECTANCE, NECROMANCE, Diario de un Metalhead), Juan Sanz (Metal Hammer) y yo mismo, se retiró a deliberar. Después de la enorme calidad de las bandas, era muy difícil elegir a las dos únicas que podían pasar a la final de Barcelona, que finalmente fueron STRIKEBACK y THE FLYING SCARECROW.

Había sido un fin de semana muy intenso, con diez bandas espectaculares, cada una con su estilo y cada una con su manera de entender la música y el Metal. Solo podían pasar dos a la final, pero los otros ocho grupos hicieron grandes actuaciones y se fueron de Asturias dejando atrás a un buen número de nuevos fans que seguirán su música.
Y, sobre todo, que la disfrutarán.

Autor: Pablo Folgueira.