1
Publicado el 2/10/2017 por ivan allué

STRAVAGANZZA, SALA RAZZMATAZZ II - BARCELONA - 30/09/2017

Se augura un prometedor futuro para Stravaganzza

Si la semana pasada STRAVAGANZZA resurgieron oficialmente en La Riviera de Madrid, tras un letargo de aproximadamente siete años, ante unas mil doscientas personas, esta vez les tocaba hacerlo en Barcelona. La asistencia no fue tanta, con una Razzmatazz II a tres cuartos de su capacidad… lo suficiente como para que Leo Jiménez y los suyos quedaran encantados con la acogida: “¿Dónde estabais hace siete años cabrones?”, espetaba Leo en cierto tramo del concierto; un espectáculo que, como ya advirtieron previamente, se desarrolló en cuatro actos, tantos como álbumes conforman la discografía de STRAVAGANZZA.

Stravaganzza_Razz2_Metalcry_IvanAllué_3En esta nueva aventura les acompaña el guitarrista Miguel Ontivero, dando a Leo la libertad suficiente como para dedicarse únicamente a las tareas vocales. Un gran acierto, ya que el vocalista estuvo muy metido en su papel, ofreciendo una actuación intachable. También pudimos ver al nuevo teclista Eloy Terrero, a la corista Beatriz Albert y al violinista Rodrigo Calderón. El resto ya los conocíamos de sobra: Patricio Babasasa al bajo, Pepe Herrero a la guitarra y Carlos Expósito a los parches. Como también anunciaban en las entrevistas promocionales, el concepto teatral estuvo muy presente en esta nueva andadura de los madrileños, un aspecto que quieren seguir explotando de ahora en adelante STRAVAGANZZA, con apariciones ocasionales de bailarinas y de una modelo con el cuerpo maquillado, como ya era costumbre en las anteriores giras del grupo madrileño.

Stravaganzza_Razz2_Metalcry_IvanAllué_1Así pues, a las 20:45 h se apagaban las luces para dar paso a la introducción (con voz en off) y a las bailarinas vestidas cual ave fénix, toda una declaración de intenciones. Poco después, ya teníamos a toda la banda sobre las tablas, interpretando “Dios”, el primer corte extraído del debut oficial de STRAVAGANZZA, “Primer Acto” (2004). Tan solo tres pistas iban a rescatar del primer disco: el citado “Dios”, “En Soledad Me Lamento” y “Mi Tempestad”, para luego dar paso a uno de los redondos más reconocidos de la banda: “Sentimientos” (2005). Lógicamente, el segundo disco tuvo más protagonismo, aunque se echara en falta “Impotencia”, un tema que ya venía interpretando Leo en su etapa como solista. Quizás eso justifique la razón de su omisión. En su defecto, si descargarían la segunda parte, “Impotencia II”, extraída de su último disco hasta la fecha, “Raíces” (2010). Este segundo acto arrancó con “Esperanza”, seguida de una solemne “Pasión”, “Desilusión”, “Dolor” y “Nostalgia”, con Pepe Herrero en el piano en esta última, y se cerraría con el archiconocido “Hijo De La Luna”.

Stravaganzza_Razz2_Metalcry_IvanAlluéDe cara al tercer acto, turno para “Requiem” (2007), en mi opinión, el mejor disco que ha registrado STRAVAGANZZA a lo largo de su trayectoria. Temas como “Deja De Llorar” o ese “Grande”, dedicado al reputado productor Big Simon, que falleció ya hace unos años, representaban fidedignamente lo que el grupo plasmó en su día en ese genial redondo. Después, como ya era de costumbre en los conciertos de la banda, aparecería la bailarina enmascarada en body painting para representar “Máscara De Seducción”. “Requiem”, resultó el colofón melancólico que un grupo como STRAVAGANZZA lleva en su ADN desde el día en que supimos de su existencia, culminado por esa corta “Inmortal” que convirtió nuevamente a Pepe Herero en pianista ocasional.

Stravaganzza_Razz2_Metalcry_IvanAllué_4“Cuestión De Fe” servía como apertura al cuarto acto, seguida de “Sin Amar”, con las tres bailarinas “armadas” con unas pequeñas sombrillas, “Impotencia II”, “Un Millón De Sueños” y “Raíces”, que puso el punto y final al último de los actos. Dos horas después de su salida a escena, STRAVAGANZZA se despedían con un par de sorpresas: “Desátame”, de Mónica Naranjo, y “Vivir Así Es Morir De Amor”, de Camilo Sesto, muestra de que Leo Jiménez sigue en sus trece, reivindicando la música en mayúsculas, huyendo de etiquetas y apelando a las mentes abiertas que disfrutan de cualquier tipo de propuesta artística. El renacer de STRAVAGANZZA resultó todo un éxito, podemos dar buena fe de ello, y me da la sensación que todo el mundo salió bastante satisfecho de la mediana de las Razzmatazz. Igual me equivoco, pero creo que esta banda tiene el futuro asegurado.

Autor: Ivan Allué

Organiza: RRS Promo