0
Publicado el 27/11/2014 por Dany Velasco

SÓLSTAFIR + OBSIDIAN KINGDOM + ESBEN AND THE WITCH - SALA RAZZ 3, BARCELONA - 25/11/2014

Actitud, elegancia y locura personificada

El pasado 25 de Noviembre los islandeses SÓLSTAFIR comenzaban su pequeña gira española en la Ciudad Condal y MetalCry estuvo allí para ser testigos de una noche de altibajos emocionales pero sobretodo, buena música.

ESBEN AND THE WITCH

Nuestra sorpresa al llegar a la sala fue el cambio en cuanto al orden de actuación de los artistas y el tiempo de inicio de las actuaciones, aunque en parte se agradece para la gente que al día siguiente tiene que madrugar para retomar el trabajo. Se avecinaba una noche extraña pero de una calidad musical insuperable.

Los ingleses ESBEN AND THE WITCH fueron los encargados de iniciar la primera de las dos únicas fechas de la gira de SÓLSTAFIR en nuestro país. A las 19:30 puntuales, la gran vocalista Rachel Davies, a simple vista muy pequeña pero matona sobre el escenario, nos sorprendía con su línea vocal acompañada de su bajo. A sus espaldas Daniel Copeman a las baquetas y a la guitarra Thomas Fisher, el cual parecía tener algún que otro problema con su pedalera durante la actuación.

ESBEN

Acompañados de curiosos ritmos acompasados que enloquecían a los presentes, sabiendo mantener la calma en los momentos clave “Press Heavenwards!”, “Did your fingers in”, “No dog” y “The Jungle” fueron los cuatro temas que marcaron su corta actuación de la mano de sus 3 miembros y mas que suficientes para hacer temblar el escenario aunque dejándonos con la miel en los labios justo al llegar al clímax de su show.

OBSIDIAN KINGDOM

Parada de su gira europea junto a SÓLSTAFIR para jugar en casa rodeados de familiares y amigos principalmente, haciendo temblar hasta la estructura de la Razzmatazz 3 de principio a final debido a la energía tan potente que resplandecían los catalanes.

He de reconocer que aunque anteriormente había escuchado su último trabajo Mantiis y no tan detenidamente como debería, me impactaron mucho más en directo, supongo que por su actitud tan llamativa sobre las tablas y esa energía inagotable al compás de cada tema. No puedo destacar en concreto qué canciones llamaron más la atención a nivel personal porque  en conjunto me ganaron por completo, pero puestos a nombrar “Last of the Night”, “Awake Until Dawn” y “Endless Wall” son temas dignos de volver a repasar en casa acompañados de una buena cerveza.

OBSIDIAN

Como si de un estado de locura personificado se tratase, no hubo demasiado tiempo de descanso entre canción y canción, llegando al punto máximo de disfrute con uno de sus últimos temas, “Ball Room”, en el cual creo que disfrutaron muchísimo más los componentes del propio grupo que el mismo público, que también dio lo suyo.

Curiosa despedida del grupo dejando el escenario individualmente tras acabar por los suelos casi todos los miembros y destacando a nivel general su actuación mucho mas que la de SÓLSTAFIR, teniendo en cuenta como es evidente que son estilos diferentes.

SÓLSTAFIR

Los estábamos esperando a ellos más que a nadie. Los “vaqueros” islandeses pisaban España por primera vez en los últimos 4 años para esta vez presentar su último trabajo Ótta y el cual representaron casi al completo durante aproximadamente hora y media de actuación, dando también un pequeño repaso a sus anteriores trabajos, como era de esperar.

SOLSTAFIRDestacamos, como no podía ser de otra manera “Fjara”, en la cual automáticamente nos trasladamos a su videoclip recordando ese ataúd representando una carga, las heridas, el sufrimiento y finalmente la libertad (Esto a nivel personal, luego cada uno se hace su idea en la cabeza). “Pín Orõ” no quedó atrás mostrando la energía del álbum Svartir Sandar así como la canción homónima de dicho trabajo.

Ótta fue representado en casi todo su esplendor a falta de los tres cortes “Middegi”, “Non” y “Midaftann” aunque por lo general faltaron algunos temas antiguos que podían haber dado lugar a un curioso repaso de su discografía como “Love is a devil (and I’m in love)” o “She destroys again” el cual fue aclamado como petición a la solicitud de último tema de Aðalbjörn Tryggvason, vocalista y líder del grupo.

El último tema de su actuación “Goddess of the Age” estuvo dedicado a las chicas presentes en la sala y no nos sorprende, ya que los artistas internacionales siempre se acaban fijando en las españolas y la estelada estuvo presente en la recta final del concierto, cosa que particularmente no acabo de entender del todo puesto que ellos no deben tener mucha idea de lo que ocurre en Catalunya. Guiones establecidos para contentar (más) al público, supongo, pero mejor no convertir esta crónica en un debate político.

Para ser sinceros, escuchar a SÓLSTAFIR en directo y sentir cada ritmo junto a cada letra produce que salgamos con la extraña sensación de tristeza y desolación con según que canciones. Estos islandeses son sinónimo de actitud relajada en casi todo momento, dueños de la magia, la elegancia y las pequeñas dosis de locura que definen sus actuaciones dejándonos con una sensación insaciable al finalizar la noche.

Crónica y fotografías: Victoria Durán