0
Publicado el 5/12/2017 por Dani Diez

RIOT V + IN VAIN - SALA PORTA CAELI, VALLADOLID - 1/12/2017

Una noche fría de Heavy Metal

El pasado viernes Valladolid vivió una noche de heavy metal en la Sala Porta Caeli para disfrutar de un atractivo cartel compuesto por dos bandas con un amplio e interesante historial por un lado los archiconocidos estadounidenses RIOT, renombrados a RIOT V tras la muerte de su guitarrista y principal compositor Mark Reale, que iban a realizar tres fechas por el estado interpretando sus principales temas. Mientras que los encargados de dar el pistoletazo de salida serían IN VAIN, quienes presentarían algunas de las composiciones de su flamante nuevo álbum “IV”.

In Vain

Porta Caeli albergó un aforo de casi tres cuartos de su capacidad, con fieles deseosos de pasar una velada deliciosa en cuanto a música y ambiente, con un sonido perfecto y un juego de luces más que digno.

Como estaba previsto, a las 22:00h irrumpían en escena IN VAIN, una joven pero experimentada banda de Rivas, Madrid. Acudían a presentar su cuarto disco, “IV”, con la intención de ganarse al mayor número de seguidores posibles y por supuesto, aprovechar el tiempo sobre las tablas.

In Vain

Así fue, pese a que el frío de la calle en parte también se viera reflejado en una sala con menor presencia de público que la merecida por la banda. Pero eso no fue óbice para que todos los presentes disfrutaran de una actuación sin tacha a la vista, con un repertorio extenso y un grupo que transmitió una magia muy especial, esa que hacen que prácticamente te cautiven desde la primera nota.

La banda funcionaba perfectamente empastada, con una base rítmica en su sitio exacto, muy bien llevada por la batería de Teo Seoane y el bajo de Mario Arredondo unidos a la guitarra solista de Daniel B. Martín, mientras que Daniel Cordón bordó el apartado vocal e instrumental, conectando perfectamente con el público.

In Vain

El arranque de la descarga, empezó destinado a la presentación de su nuevo “IV”. Iban cayendo “Blood & Steel”, “In Death We Trust”, “No Future For The World” y “Assembled For War”, la banda sonaba alto y claro, y pese a que todos esperáramos que no faltaran sus clásicos, tampoco nos importaría demasiado escuchar cualquier buena composición del resto de sus discos, menos conocidos, pero donde no falta esa capacidad de atraparnos. Y es que trallazos incontestables como “Serenity Valley” y un celebradísimo “War Machine”, sonaron con la misma rabia e intensidad y sirvieron para despedirse.

Riot V

Tras el correspondiente cambio de backline y casi sin darnos cuenta apareció en escena el quinteto para empezar a descargar las primeras notas de la extraordinaria “Ride Hard Live Free”, con un sonido algo saturado que se corrigió bastante aun sonando muy potentes, estaba claro que habían salido a por todas desde el minuto uno y nos iban a atrapar en sus redes. Así, sin tregua enlazaron con una gloriosa “Fight Or Fall” como primer recuerdo a su álbum más exitoso “Thundersteel”.

riot2

Mínimo parón para saludar y recordar a Mark Reale y seguir descargando buenísimos temas como la también bélica “Metal Soldiers” o la más veloz “Flight Of The Warrior” que resultó de lo más emotivo con la ayuda en los coros del entregado público. Durante todo el show el tándem que conformaron los dos hachas Mike Flyntz y Nick Lee se mostró sólido y muy compenetrado, repartiéndose los solos de los temas, e incluso doblando sus guitarras en el arranque del marcial “Wings Are For Angels”. Un nuevo guiño sobre el icónico “Thundersteel” llegando el turno de la archiconocida “Johnny´s Back”.

Riot V

Para encarar la segunda mitad del show optarían por meter toda la carne en el asador, descargando de un plumazo y sin previo aviso el explosivo “Heavy Metal Machine”, que conseguía aunar nuevamente las gargantas de una audiencia entregada, el medio tiempo “Bloodstreets”, que con el vocalista incrustado entre ambos guitarristas hacía que la sala se viniera abajo, y los aromas más hard roqueros del siempre efectivo “Take Me Back”, con el que hacían escala en el álbum “Unleash The Fire”. Mas atrás en el tiempo nos conduciría “Road Racin´”, con Don Van Stavern haciéndose cargo de los coros mientras el vocalista Todd Michael Hall echaba unas sonrisas a las primeras filas. Nuevamente, la gente volvería a dejarse notar con fuerza durante los primeros compases de “Swords & Tequila”, con la tripleta de cuerda agitando sus cabelleras.

Riot V

Acercándonos a la hora y veinte de show resultaba evidente que el espectáculo estaba tocando a su fin, pero antes de abandonar las tablas definitivamente el quinteto todavía tendría ocasión de someternos a la desenfrenada “Warrior”, antes de cerrar definitivamente y por todo lo alto con el contagioso “Thundersteel”, el mejor cierre para una velada irrepetible.

Broche de oro a una fría noche otoñal, Mark Reale puede estar orgulloso, su legado está muy buenas manos.

 

Fotos y Texto: Dani Díez y Leticia RC