0
Publicado el 13/09/2017 por Emilio Pastor en Albums, Destacados, Discos

WALTER TROUT - WE'RE ALL IN THIS TOGETHER

Este medio, siempre atento a las novedades interesantes dentro del rock and roll, hace ahora una incursión en el blues con toques hard del norteamericano WALTER TROUT y os recomendamos vivamente que vosotros también la hagáis porque el disco que reseñamos es un joya del blues tradicional con algunas pinceladas durillas… a lo GARY MOORE, para que nos entendamos.

Tras ganar la batalla contra la cirrosis (ver fotos adjuntas, como un antes y un después) y sacar su profundo “Battle Scars”, el mejor WALTER vuelve con un disco “all-stars” que cuenta con una colaboración por tema, destacan las apariciones de JOE BONAMASSA, JOHN MAYALL, WARREN HAYNES, el maestro del “slide” SONNY LANDRETH, RANDY BACHMAN o ERIC GALES, nombres que asustan nada más pronunciarlos; auténticos “cracks” del tema guitarrero. Y, encima, todos aportan mucho a cada tema (que ha sido escrito por TROUT pensando en cada músico), y creo que no se puede decir que alguien sobresale sobre los demás, haciendo honor al título del disco.

WALTER es un tipo de Nueva Jersey del que se puede decir que, al menos en España, no goza de gran reconocimiento en esto del blues. No diré que está infravalorado… pero puedo sugerirlo sin temor a equivocarme, jeje. Ha tocado con CANNED HEAT y con los JOHN MAYALL’S BLUESBREAKERS, nada menos, pero , en 1989 comenzó una carrera en solitario que le ha llevado a sacar más de treinta trabajos, entre discos en estudio con sus bandas o solo, bajo su nombre.

El hecho de que TROUT haya pensado cada tema para un músico (salvo “The Sky is Crying”, que ha arreglado para HAYNES, ya que lo tocaron juntos en muchas ocasiones) da una variedad tremenda, una personalidad única a cada canción, de forma que en ningún momento resulta la escucha aburrida; antes al contrario, esa variedad hace único cada momento, cada riff, cada colaboración. El mismo artista ha declarado a la revista Blues Rock que pensó cada canción de modo que el destinatario se metiera de lleno en el tema y lo hiciera suyo.

trout1

Blues clásico de manual es el primer tema “Gonna Hurt Like Hell”, en el que no podemos ya dejar de mover los pies al compás de las tradicionales doce barras. Por cierto que las Strato de los dos espadas en liza suenan similares, así es que hemos de afinar el oído. Sigue de una buena dosis de slide guitar en “Ain’t Goin’ Back”, pero la cosa cambia radicalmente hacia el blues denso en “The Other Side Of The Pillow”, con exhibición apabullante de armónica de MUSSELWHITE, y en “She Listens To The Blackbird Sing”, temazo con atmósfera ALLMAN, en progresión 1, 4, 5, con la acústica muy presente, muy lírica, con típicos coros por terceras y con tremendo solo de TROUT, por cierto.

La instrumental “Mr. Davis” da un respiro a los temas vocales, y nos confirma que un buen blues sin voz es un gran ingrediente en mitad de un disco y, por supuesto, todo lucimiento para los implicados, que dialogan con sus hachas de modo que casi podemos oírlas hablar. Además, tiene la duración perfecta para introducirnos en el huracán… que viene con la archifamosa “The Sky is Crying”, el medio tiempo del gran ELMORE JAMES, que tantas versiones ha conocido y que comienza pausado para devenir en una locura de solos apoyados en un gran colchón de teclados, verdadero diálogo entre TROUT y HAYNES que nos deja sin respiración.

Tomamos aire, nos recuperamos y entramos en “Somebody Goin’ Down”, que nos devuelve al blues tradicional con un sorprendente ERIC GALES que, éste sí, merece mucho más reconocimiento de aquél con el que cuenta. En “She Steals My Heart Away” el invitado no es guitarrista, sino saxofonista. EDGAR WINTER da un toque original al tema y nos recuerda la importancia del viento en el blues, recordándonos los grandes temas de B.B. KING o el mismísimo GARY MOORE, salvando las distancias, que tanto se hicieron acompañar de metales en sus conciertos. Más blues de siempre nos trae “Crash And Burn”, uno de mis temas favoritos del disco, con el legendario JOE LOUIS WALKER punteando con un estilo y elegancia que sólo él puede sacar a su Stratocaster.

“Too Much To Carry” sigue en la línea del tema anterior pero, a la vez, tiene otra atmósfera muy distinta… ¡Misterios del blues! NEMETH comparte voz y pone armónica a otro tema vacilón que te infecta rápido y tienes que seguirlo con cualquier parte de tu cuerpo… bueno, casi con cualquiera. El siguiente tema lo reservó WALTER para su hijo JON, que canta y toca la guitarra… O sea, que “de casta le viene al galgo”, por usar una frase hecha. Medio tiempo en modo menor para lucimiento de la familia que funciona a las mil maravillas y nos asegura que hay relevo.

trout2

Entramos en la recta final con “Got Nothin’ Left” y RANDY BACHMAN, casi nadie al aparato. El canadiense, a sus 73 años, aún le da duro a esto del blues eléctrico y nos ofrece una pieza clásica, con ambiente de radio-rock y apoyada por un Hammond. “Blues For Jimmy T” es el tema más triste, en recuerdo de un amigo fallecido. Acústica, desnuda, casi depresiva, con el inimitable JOHN MAYALL a la armónica de blues, es una de las gemas del disco.

Y el colofón lo pone JOE BONAMASSA, de plena actualidad por su vuelta con BLACK COUNTRY COMMUNION (¡pronto crítica en Metalcry!). Uno de los guitarristas de moda, que no para de sacar discos y que, modas aparte, tiene un puesto entre los grandes del blues actual. Verle en vivo es una gozada… y si escucháis el tema entenderéis el porqué. Apabullante final, grabado en una sola toma frente a frente, para una alhaja de disco.

En resumen, un tremendo trabajo que va mucho más allá de la mera colaboración, de la mera aparición de artistas de renombre en un plástico, para meterse de lleno en el terreno de la honestidad, la amistad y del compañerismo, donde se nota la alegría y el disfrute de un TROUT inmenso.

Aunque un disco con tanta colaboración puede ser un poco tostón, en éste en concreto está todo perfectamente controlado por la mano del jefe. Lo único malo es que se acaba a las catorce canciones… pero cada una se paladea con placer. Es la impresión que saco de la escucha de esta tremenda propuesta, que no puedo sino recomendaros vivamente… ¡de nuevo!

Temas:

1. Gonna Hurt Like Hell (con Kenny Wayne Shepherd)
2. Ain’t Goin’ Back (con Sonny Landreth)
3. The Other Side Of The Pillow (con Charlie Musselwhite)
4. She Listens To The Blackbird Sing (con Mike Zito)
5. Mr. Davis (con Robben Ford)
6. The Sky Is Crying (con Warren Haynes)
7. Somebody Goin’ Down (con Eric Gales)
8. She Steals My Heart Away (con Edgar Winter)
9. Crash And Burn (con Joe Louis Walker)
10. Too Much To Carry (con John Nemeth)
11. Do You Still See Me At All (con Jon Trout)
12. Got Nothin’ Left (con Randy Bachman)
13. Blues For Jimmy T. (con John Mayall)
14. We’re All In This Together (con Joe Bonamassa)

Formación:

Walter Trout, guitarra y voz.
Johnny Griparic, bajo.
Sammy Ávila, teclados.
Mike Leasure, batería.

Discográfica: Mascot Label Group / Provogue.

Puntuación: 9’5 / 10.

Autor: Manuel Martínez Ferrándiz.


Enlace Relacionado: