0
Publicado el 22/05/2017 por metalcry en Albums, Discos

SUICIDE SILENCE - SUICIDE SILENCE

SUICIDE SILENCE ha conseguido siempre superar todos los problemas que se han puesto en su carrera y llegar a la cima de las bandas del deathcore. Tras la muerte de su primer cantante, Mitch Lucker, consiguieron encontrar en Eddie Hermida el frontman que necesitban. Pero SUICIDE SILENCE quieren seguir creciendo como banda y por eso, para este nuevo álbum, decidieron introducir un nuevo elemento, voces melódicas.

Como banda de deathcore esta decisión levantó cierta polémica. Toda clase de posiciones acerca de si esta decisión es correcta aunque, todo sea dicho, no son la primera banda en tomar una decisión así. De todas formas, me dispongo a escuchar el disco con la mente totalmente abierta a lo que nos podamos encontrar…

16864236_10155336439239749_4502701488093148487_n

El disco abre con “Doris“, un tema que empieza con una base potente al puro estilo de SUICIDE SILENCE en su última etapa, para rápidamente pasar a unos guturales. Hasta ahora todo como nos tienen acostumbrados. El estribillo entra en ese nuevo estilo de melódicos de Eddie Hermida. Personalmente no terminan de gustarme como casan con la canción en sí. No es un mal tema para abrir, pero tampoco es uno de esas canciones que se quedan en la cabeza.

Rápidamente le sigue “Silence“, corte que arranca directo con uno de esos riffs que se te quedan pegados, para seguidamente pasar a una estrofa melódica en la que Eddie Hermida opta por unas líneas vocales que pueden recordarnos a DEFTONES. Por desgracia SUICIDE SILENCE no terminan de conectar bien y el estribillo queda algo desubicado dentro del tema.

Listen” empieza como una canción de los 90 de Nu Metal al más puro estilo KORN para ir mejorando poco a poco, volviéndose más potente. Eddie Hermida usa todos sus registros en una composición que sí nos hace entender un poco la idea que SUICIDE SILENCE tenía acerca de introducir melódicos en sus canciones, uno de los mejores temas del disco.

El álbum tiene un sonido especial, si bien seguimos oyendo esas guitarras a las que SUICIDE SILENCE nos tienen acostumbrados, han intentado también innovar en la grabación. “Dying in a red room” continua esa línea de melódicos al más puro estilo DEFTONES, un tema suave que rompe totalmente con la línea a la que los americanos nos tenían acostumbrados. Aunque es un tema interesante el que intenten hacer nuevas composiciones completamente diferentes, el corte cae en una monotonía de la que uno se acaba cansando.

Las líneas vocales melódicas de Eddie son difíciles de clasificar. Sin duda tienen una clara influencia en el metal alternativo de los 90 y podríamos decir que son un punto intermedio entre los melódicos de Jonathan Daivis y Chino Moreno, pero no terminan de ser de la calidad de ninguno de los dos.

A mita del álbum SUICIDE SILENCE apuestan por “Hold Me Up, Hold Me Down“, un corte que contrarresta con los americanos, siendo uno de los más potentes pero con unas líneas vocales que no terminan de conectar con el tema. La banda sigue apostando por experimentar pero, una vez más, se quedan lejos de conseguir un resultado óptimo, a pesar de tener pasajes bastante interesantes. Al menos hará las delicias de más de uno con ese breakdown en el que sacan toda su rabia. Con esto se queda como uno de los cortes más destacables del disco.

Run” vuelve a apostar por las líneas melódicas pero, para mi gusto, no conectan bien la base con la melodía. Una canción que, tras ecucharla varias veces, pasarás por alto. En el caso de “The Zero“, la banda consigue orientarse mejor hacia su objetivo de combinar esa agresividad con melodía con un corte de estrofa tranquila que explota en un estribillo. SUICIDE SILENCE consiguen por fin lo que llevaban intentando todo el disco.

Llegando al final “Conformity” se convierte en la canción más melódica del disco, hasta niveles que personalmente no imaginaba que una banda de deathcore pudiera llegar, pero no por ello deja de ser un buen tema que se deja escuchar fácilmente.

Don’t be careful you might hurt yourself” supone el cierre de este irregular disco. La canción más potente del álbum supone una pequeña satisfacción para aquellos que echábamos de menos a esos SUICIDE SILENCE que revientan oídos. Personalmente es mi favorita del disco.

Suicide Silence” es un disco homónimo en el que la banda americana intenta dar un paso nuevo pero que no termina de cuajar. Las canciones se hacen pesadas y a veces se pierde el interés, tanto que en más de una ocasión terminarás por pasar al siguiente corte. No creo que los fans de la banda recuerden este disco como uno de los mejores. Quizás a ellos les sirva de transición hacia un nuevo sonido, pero en mi opinión es un álbum que tiene pocas canciones que salvar, que solo en su recta final empieza encontrar el camino. Veremos que les depara el futuro, por ahora prefiero quedarme con sus anteriores grabaciones.

SUICIDE SILENCE son:

Eddie Hermida: Voz
Chris Garza: Guitarra
Mark Heylmun: Guitarra
Alex Lopez: Batería
Dan Kenny: Bajo

TRACKLIST

1 Doris
2 Silence
3 Listen
4 Dying In A Red Room
5 Hold Me Up Hold Me Down
6 Run
7 The Zero
8 Conformity
9 Don’t Be Careful You Might Hurt Yourself

Puntuación: 6/10

Discográfica: Nuclear Blast

Autor. Pablo Nieto


Enlace Relacionado: Página Oficial de Suicide Silence