0
Publicado el 19/11/2013 por Pablo Folgueira en Albums, Clásicos, Discos

SARATOGA – AGOTARÁS

Seguramente pueda parecer oportunista e incluso un tanto morboso decidirse a escribir sobre este disco ahora que SARATOGA han anunciado un parón en su actividad. Sin embargo, desde hace ya bastante tiempo vengo pensando que este disco es un verdadero clásico que merece estar en esta sección. Y precisamente por eso mismo, esta review me parece uno de los mejores homenajes que podemos hacer al grupo.
Y es que, desde mi punto de vista y sin ninguna intención de desmerecer lo más mínimo a todos los músicos que ya habían pasado por la banda y a los que pasaron después, la formación que grabó “Agotarás” es la formación más “clásica” de SARATOGA, la responsable de sus mejores temas y de sus mejores álbumes, y entre ellos, está, por supuesto, este “Agotarás”.

Con este disco, SARATOGA demostraron que no eran simplemente cuatro grandes músicos tocando juntos, sino que eran una banda capaz de dar vida a un proyecto compacto y coherente. De este modo, lo que hicieron fue continuar por la senda que ya habían marcado con “Vientos de guerra” e ir más allá, de forma que enriquecieron su sonido con una gran cantidad de matices, creando un disco imprescindible con el que dejaron claro que SARATOGA estaban aquí para quedarse.

Desde el momento en el que tenemos el disco en la mano, ya nos damos cuenta de que vamos a encontrarnos con algo que va a ser especial, desde el momento en el que miramos esa inquietante portada y reparamos en el hecho de que “Agotarás” no es sino SARATOGA al revés, comprendemos que el grupo había querido echar el resto, no solo en lo musical, sino también en lo estético.

El disco se abría con “11901”, una intro, la misma que utilizaban en sus conciertos, que debía su título al hecho de haber sido terminada precisamente el 11 de septiembre de 2001. Jero la había compuesto originalmente para un tema, titulado “Fiebre”, que quedó fuera del disco, pero que, sin embargo, quedó como la mejor introducción posible para el disco, porque nos va metiendo en él con mucha tranquilidad.

“Madre mía, la que se me viene encima”, pensé cuando escuché por primera vez el tema siguiente, “Con mano izquierda”. Porque “Con mano izquierda” es una canción furiosa y trepidante, casi Thrash, en la que lanzan un alegato contra la pena de muerte. Musicalmente, es un compendio de caña que nos demostraba que SARATOGA se abrían a nuevos sonidos.

Tras las rejas” era otro tema muy potente, y en él hablaban de la Edad Media, pero sin princesas ni dragones, sino hablando del poder de la Iglesia y de las epidemias. Su estribillo daba mucho juego en directo, y el tema se mantuvo en el repertorio del grupo durante varias giras.

Con “A morir” crearon un tema muy cañero, en el que nos hablaban de las bandas de moteros. En directo era una verdadera bomba, manteniéndose en el repertorio durante varias giras también.

Las puertas del cielo” era otro tema de estribillo resultón que dio mucho juego en los conciertos.

La canción “El gran cazador” se basaba en el libro El clan del oso cavernario y los demás de esa saga, y en ella nos hablaban de la Prehistoria. Musicalmente era un tema en el que la guitarra de Jero y la voz de Leo destacaban sobre todo lo demás.

Antes habíamos mencionado que en este disco SARATOGA se habían abierto a influencias muy diferentes, y eso se notaba muy bien en el rollo progresivo que tenía “Oscura la luz”, sobre todo al principio. Se trata de un medio tiempo de estribillo muy pegadizo.

Para que todos los temas del disco tuvieran cabida en sus conciertos, al principio de esta gira se decidieron a hacer un medley de tres canciones, que eran “Rompehuesos”, “Mercenario” y “Doblas las campanas”, aunque en la segunda parte de la gira dejaron de tocarlo. Concretamente, “Rompehuesos” era un tema muy potente, con un solo muy conseguido, y que no nos daba ni un momento de respiro.

Probablemente si mi situación personal en el momento de escuchar este disco por primera vez hubiera sido otra, la canción “Parte de mí” me hubiera impactado mucho menos de lo que lo hizo. Y es que este tema, que Leo compuso para su abuelo cuando este murió, y que, en los conciertos, el cantante interpretaba solo en el escenario con la guitarra acústica, es sentimiento en estado puro, una canción maravillosa que expresa unos sentimientos que son muy difíciles de expresar con palabras, pero a los que Leo supo dar forma de canción.

Viaje por la mente” es, sin duda, uno de los temas más extraños del disco, y es que está influido por la lectura de El alquimista, de Paulo Coelho. Sin embargo, también es una canción muy original que indicaba la versatilidad del grupo.

El durísimo tema “Mercenario” solo tuvo presencia en directo a través del medley del que hablábamos antes, y es una pena, porque era un tema que, precisamente por su potencia, hubiera funcionado muy bien en los conciertos.

Doblas las campanas” era una canción con un estribillo muy pegadizo, y era la que marcaba la continuidad más clara con el sonido que SARATOGA habían llevado en los discos anteriores.

Con “ResurrecciónSARATOGA crearon una canción de estructura muy clásica, con un trabajo muy grande en el sonido de la guitarra y con una letra muy conseguida que habla de la hipocresía en asuntos religiosos. Es un tema que en directo funcionó muy bien y que se mantuvo en el repertorio de la banda durante mucho tiempo.

El disco se cerraba con el que fue uno de mis temas favoritos, “Ratas”, una canción de letra muy pegadiza que funcionaba muy bien en los conciertos.
Con “AgotarásSARATOGA crearon una verdadera joya que todos los amantes del Metal (y de la música en general, qué narices) deberían escuchar, en el que dieron rienda suelta a todas sus habilidades como compositores y músicos, creando así unas canciones que, todavía hoy, hacen que a muchos se nos pongan los pelos como escarpias.

Ahora, todos esperamos que el parón de la banda no sea definitivo y que tan pronto como sea posible vuelvan a la carretera, con esta formación o con cualquiera de las otras.

SARATOGA eran:

Leo “La Bestia” Jiménez: Voz.
Jero Ramiro: Guitarra y coros.
Niko del Hierro: Bajo y coros.
Dani Pérez: Batería.

Track list:

1- 11901.
2- Con mano izquierda.
3- Tras las rejas.
4- A morir.
5- Las puertas del cielo.
6- El gran cazador.
7- Oscura la luz.
8- Rompehuesos.
9- Parte de mí.
10- Viaje por la mente.
11- Mercenario.
12- Doblas las campanas.
13- Resurrección.
14- Ratas.

Discográfica: Avispa.

Autor: Pablo Folgueira.


Enlace Relacionado: Página web