0
Publicado el 17/08/2016 por Spinelly en Albums, Destacados, Discos

RUNNING WILD - RAPID FORAY

La existencia de un seguidor de RUNNING WILD es un auténtico sinvivir, habitando siempre en la incertidumbre y la inquietud de no saber si habrá un siguiente álbum; y peor aún si hablamos o pensamos en poder verles en directo.
Rolf Kasparek ha querido contentarnos una vez más, y darnos esa esperanza, la alegría de un nuevo disco y la creencia de que quizás éste vendrá acompañado de una gira, ¿quién sabe?

Tres años han pasado desde Resilient (2013), y parece que Rock ‘n’ Rolf ha recargado sus pilas al embarcarse en este nuevo proyecto llamado Rapid Foray, pues después de una decepción llamada Shadowmaker (2012) y un buen intento, que al menos conformó a sus fans, llamado Resilient (2013), RUNNING WILD vuelve por la puerta grande y nos devuelve a la época dorada de la banda alemana, habitando en este álbum un auténtico guiño a sus discos más memorables como Port Royal (1988), Blazon Stone (1991), Pile of Skulls (1992) o Black Hand Inn (1994).

RunningWild-Logo2016

Nuestro contento y júbilo no puede ser mayor al iniciar este trabajo, Black Skies, Red Flag es un auténtico trallazo que nos recuerda al mencionado Port Royal, con esos riffs de guitarra tan característicos que tanto sonaron a finales de los ochenta y que los fieles necesitábamos tanto como el aire que respiramos. El estribillo es brillante y fácil de recordar, cambiando la dinámica del tema durante unos instantes para volver de nuevo a los riffs comentados, que siguen reiterándose a lo largo del tema.

Warmongers nos descubre uno de los cortes más agresivos de Rapid Foray, muy en la honda de Black Han Inn. Sus Riffs vuelven de nuevo a ser protagonistas, y la temática piratesca está muy presente, esta vez, acompañada de un doble bombo atronador, estrepitoso, lleno de fuerza y vigor. Warmongers es un tema compuesto en la primera época, por allá en 1979-1980, inicialmente llamada Running Blood, mucho antes de Death or Glory, y que R.Kasparek ha devuelto a la vida, reconstruyendo y recomponiendo por completo, y el cual representa totalmente a la esencia y naturaleza de la banda: 100 % RUNNING WILD.

RunningWild-4 haulix

Stick To Your Guns me resulta realmente interesante, por su apariencia realmente distinta al resto de cortes de este álbum, su configuración y estructura, transportándonos a un terreno mejor situado en el Rock, sin perder jamás la agresividad de sus guitarras y, en sus letras, continuando, como no podía ser de otra forma, en la temática que nos ocupa.

Acertado y entusiasta el corte número cuatro, el cual da nombre a este disco, y el que nos recuerda al majestuso Pirate Song, del disco The Brotherhood (2002), consiguiendo que nos sintamos como un pirata más a bordo del navío  ’Rapid Foray’, surcando los mares mientras entonamos ese ‘Oh, Oh, Oh’ representado a final del estribillo y que se repite a lo largo de toda la pista, intuitivo y pegadizo, y que quizá pueda convertirse en un nuevo himno para la banda.

Con By the Blood in Your Heart nos devuelve a la época llena de gloria, gracia y bienaventuranza que contenía Heads or Trails del álbum Blazon Stone, esta vez conteniendo una novedad importante, la inclusión de gaitas como hicieron antaño en Battle of Watterloo, dándole ese toque épico y legendario que distingue a la banda en la mayoría de sus obras.

Siguiéndole, un tema instumental de cerca de cuatro minutos, The Depth of the Sea-Nautilus, que se hace francamente corto, y el cual nos trasalada al punto álgido de Rapid Foray. Black Bart nos recibe como uno de los temas destacados de los once que contiene Rapid Foray, presentándose veloz y repentino desde su inicio, que bien podría tratarse de uno de los himnos insignia y preferidos de Kasparek y de sus seguidores si en otra época pasada se hubiese compuesto y publicado. Su potencia y aceleración son la clave, así como ese aire a lo Jenning’s Revenge, y sus gloriosos coros harán las delicias de los discípulos más puristas. Una bocanada de aire puro, indomable y arrolladora la voz de Rolf en este punto, mientras nos habla del pirata Bartholomew Roberts, uno de los más célebres de la historia.

RunningWild-2 haulix

Hellestrified y Blood Mon Rising nos acerca a los tiempos de Victory (2000) y The Bortherhood (2002), compaginando el Hard-Heavy Rock que tanto admira Kasparek (sus bandas preferidas son KISS y THIN LIZZY), con la fuerza características de sus riffs, y en la primera unas melodías iniciales de guitarra más que interesantes y cautivadoras, que, aunque pasan en un segundo plano, no dejan de ser perceptibles y atrayentes; la segunda es esencia pura RUNNING WILD en sus guitarras, en su composición y estructura, y su estribillo es verdaderamente seductor y contagioso.

El sonido de sus baterías es demoledor, los años no han pasado por la producción y masterización de ésta, y poco por el resto de instrumentos, y aunque, en cierto modo es algo que nos encanta, también podría ser el punto flaco o débil de Rapid Foray, pues aunque verdaderamente con este disco se ha ganado una guerra entera, la batalla de la masterización no resplandece como realmente debería; centellea y puede que brille, pero no nos deslumbra.

Into the West es el tema que RUNNING WILD presentó en su único concierto de 2015, en el festival WACKEN, un corte que podría ser incluido en su disco más vendido, Blazon Stone, totalmente escuela RUNNING WILD, con todo el vigor y fuerza a la que nos tiene acostumbrados Rolf Kasparek, épico, memorable y contagioso, y el cual nos habla sobre el Western, el viejo oeste, y el cual da paso al tema número once, que curiosamente tiene once minutos y once segundos de duración, Last of the Mohicans, un corte relacionado con la película ‘El último Mohicano’, y que principalmente iba a ser incluido en el disco Victory (1999) y que al final se quedó guardada en un cajón; hoy, por fin, este corte ve la luz, y como ya hizo anteriormente con Bloody Island, nos lleva a una maravillosa época fantástica, muy a lo Génesis de su Black Hand Inn, una pista ‘tipo’ como las que suele incluir siempre en sus trabajos, una especie casi de narrativa cerrando un disco altamente recomendable.

RUNNING WILD, Rock ‘n’ Rolf, ha vuelto, y lo ha hecho por todo lo alto, (si es que alguna vez se fueron) …podría ser éste el inicio de una nueva andadura… ¿quién sabe?

 

Tracklisting:

01. Black Skies, Red Flag
02. Warmongers
03. Stick to your guns
04. Rapid Foray
05. By the Blood in your Heart
06. The Depth of the Sea – Nautilus
07. Black Bart
08. Hellestrified
09. Blood Moon Rising
10. Into the West
11. Last of the Mohicans

RUNNING WILD son: (directo)

Rock ‘n’ Rolf – Voz/Guitarra
Peter Jordan – Guitarra
Ole Hempelmann – Bajo
Michael Wolpers – Batería

Discográfica: Steamhammer/SPV
Nota: 9.5/10
Autores: Spinelly Arianne y Toni Wild


Enlace Relacionado: