0
Publicado el 12/11/2006 por metalcry en Albums, Discos

RIOT - ARMY OF ONE

Y cuatro años después han vuelto a hacerlo. He escuchado en profundidad y seguido la carrera de muchos grupos en esta música y sinceramente conozco pocas bandas con una carrera comprable a la de nuestros amigos estadounidenses. Puede que los habituales cambios en la formación del grupo y el correr de los años en una carrera tan dilatada (ni mas ni menos que treinta años) hayan influido en ello, pero Riot puede decir que posee una de las discografías más variadas y regulares en cuanto a calidad del panorama Rock&Metal mundial.

Desde el más puro Hard Rock con tintes macarrillas a un sonido cercano al Power Metal europeo, pasando por el heavy más afilado y el AOR más melódico. Sin obviamos el campo extremo creo que Riot han tocado cada estilo de esta música y siempre con calidad y dejando su sello personal. “Rock City” vio la luz en 1977 de la mano de Capitol y desde entonces no han parado, de la mano del guitarrista Mark Reale han pasado por Riot músicos de la talla de Tony Moore, Guy Speranza (RIP), Bobby Jarzombeck, Rhet Forrester (RIP), Rick Ventura, Sandy Slavin o Bobby Rondinelli, entre otros.

Sus primeros éxitos los cosecharon con Rhet Forrester a las voces en los impagables “Restless Breed” (que seguía al enorme “Fire Down Under” con Guy Speranza) y “Born In America”; sin embargo no recibieron verdadero reconocimiento hasta 1988 cuando vio la luz el mítico “Thundersteel”, ya con Tony Moore a las voces. A este tremendo disco que acaricia y lelga a profundizar en el Power Metal más melódico de la época le seguirían “The Priviledge Of Power”, un trabajo con muchos guiños a los sonidos progresivos de Rush y los grupos de rock de los 70 en una extraña mezcla con la escena progresiva que comenzaba a tomar fuerza en aquel momento. Tras este sobresaliente e inquietante trabajo Tony Moore deja la banda para que Mike DiMeo tome las riendas del micrófono en el grupo y grabe su primer trabajo con la banda “Nightbreaker” un disco de puro y auténtico Heavy metal con influencias de Judas Priest y Holocaust. Personalmente esta tripleta de discos es una de mis preferidas de finales de los 80 y principio de los 90; deja bien claro que Riot pueden hacer lo que quieran con una calidad equiparable a la de los más grandes.

Con la formación de “Nightbreaker” (Mike DiMeo, Mark Reale, Mike Flyntz, Peter Perez y Bobby Jarzombeck) la banda parecía haber alcanzado cierta estabilidad, siendo la batería de Bobby el puesto más variable (en el siguiente disco “Brethen Of The Long House” fue sustituido por John Macaluso y volvió para la grabación de “Inishmore”, el directo “Shine On” y “Sons Of Society”); esto se debía a los compromisos de Bobby con otros grupos (como la carrera en solitario de Halford, que el forzaría a abandonar Riot definitivamente en 2000). Bobby Rondinelli (Black Sabbath, Rainbow, Blue Oyster Cult) se hizo cargo de las baterías en “Throuhg The Storm” (2002). Con “Inishmore”, “Sons Of Society” y “Throuhg The Storm” Riot mostró un sonido más melódico variando entre el AOR, el Hard Rock y el Heavy Metal. Su toque personale s inconfundible y Mike DiMeo es un digno sucesor de las grandes voces que ha tenido este grupo, además de poseer un carisma difícil de igualar.

Este octubre salió al mercado su nuevo disco “Army Of One” donde combinan magistralmente en cada tema el sonido de sus últimos tres discos, consiguiendo canciones con pegada, garra y una melodía agradable que ayuda a seguir el tema y memorizar las partes más pegadizas. A pesar de llevar treinta años dando guerra el disco suena sorprendentemente fresco y mantiene cierto “poso” ochentero que se agradece profundamente.

“Army Of One”, “One More Alibi” o la balada “Helpin’ Hand” son una clara muestra de lo que este grupo es capaz de hacer. En especial “Helpin’ Hand”, que es un derroche de creatividad y capacidad interpretativa; resulta complicado encontrar una dupla de guitarras con la clase y la compenetración de Mark Reale y Mike Flyntz, y eso queda claro en la magnífica interpretación de este tema. De nuevo ha habido un cambio en la batería, que en esta ocasión es para Frank Gilchriest. “The Mystic” es lo que normalmente se llama un “temazo”, rebosante de fuerza y “pegada”, además de ser terriblemente pegadiza gracias a una base rítmica bien definida y variada. “Still Live” no se queda atrás y según que oyente puede resultar incluso superior a su predecesora. En esta canción encontramos uno de los mejores solos del disco para gusto de un servidor; de nuevo funciona la dupla mágica antes mencionada.

Sin embargo no es hasta “Alive in The City”, “Shine” y en especial “Darker Side Of Light” cuando escuchamos a los mejores Riot. Estos tres temas justifican la compra y la escucha obligada de uno de los discos más esperados de 2006 para todos los fans que han escuchado algo más que el consabido (y grandioso) Thundersteel. Pero antes de tratar “Darker Side Of Light” no hay que pasar por alto la instrumental “Stained Mirror”, toda una delicia para los aficionados a la guitarra, un tema que demuestra la calidad de las hachas de Riot y de su pericia compositiva. Sinceramente no me emocionaba tanto con un tema instrumental desde que escuche por primera vez “Whispering a Prayer” de Steve Vai. Sobresaliente.

Y ahora sí, vamos con el plato fuerte. “Darker Side Of Light” juega en otra liga, tiene un sentimiento y una mezcla de estilos increíble. El tema suena verdaderamente fresco, melódico, oscuro, triste, alegre y todo lo que se os pueda pasar por la cabeza a lo largo de los casi siete minutos que dura. No me atrevo a indicar ninguna influencia porque sería una falta de respeto, este tema es RIOT y punto. Compositivamente se trata de una pieza trabajada muy afondo que satisfará las exigencias de los más “tiquismiquis” y de aquellos que solo buscan efectividad y pasar un buen rato. Es un tema poco menos que perfecto. La interpretación es impecable dejándonos escuchar a un Mike DiMeo enorme. Me atrevería a decir que esta interpretación ha sido algo importante para su entrada en Masterplan. Sinceramente no tiene nada que envidiarle a nadie en este tema. Y que decir de Mark Reale y Mike Flyntz, simplemente enormes. Me encanta el solo de esta canción. Lo mejor será que la escucheis por vosotros mismos.

El disco lo cierra una interpretación en directo de su tema “Road Racin’” grabada en el 1998 en el Club Chitta (de vete tu a saber dónde).

Simplemente soberbio, un discazo con todas las letras, y en grande si quereis (DISCAZO). Y esque grupos como este ya se hacen muy pocos…

RIOT:

- Mike DiMeo – Voz
- Mark Reale – Guitarra
- Mike Flyntz – Guitarra
- Pete Perez – Bajo
- Frank Gilchrist – Batería

01. Army of One
02. Knockin’ at My Door
03. Blinded
04. One More Alibi
05. It All Falls Down
06. Helpin’ Hand
07. The Mystic
08. Still Alive
09. Alive in the City
10. Shine
11. Stained Mirror (instrumental)
12. Darker Side of Light
13. Road Racin’ (live)

Puntuación: 9.5

Autor: David Rodrigo (Coon)


Enlace Relacionado: