0
Publicado el 15/03/2017 por Jon Rodríguez en Albums, Discos

OBITUARY - OBITUARY

Hasta el death metal tiene su parte cachonda, y es que quizás de primeras asociamos más la imagen del estilo dentro de un contorno más europeo, añadiendo capas de maquillaje, OBITUARY no se trata de eso. Y es que bajo de una ola de contundente thrash sí que parecen camuflar levemente un trabajo que según avanza va ganando enteros en la parte death, siendo este el sello indiscutible de la banda de Tampa. Empiezan acelerando y el telón cae después.

Ester Segarra

Veteranos en este negocio, “Obituary” es su décimo trabajo de estudio, para el cual no se puede decir que se hayan estrujado mucho la cabeza en la fórmula que encabeza el título, aunque si lo miras desde otro lado, dentro de lo poco que pueda ofrecer este trabajo, si no eres fan de la banda, puede resultar un tanto difícil que te entre de primeras en la cabeza.

Fuera de que “Brave” y “Turned to stone” hayan servido como presentación del disco, ambas como vídeo (siendo la segunda en formato lyric), nos servirán como resumen de las dos vertientes del disco. “Brave“ se acerca más al thrash, acariciando la nueva ola, como una llamada a la zona de guerra, mientras  que “Turned to stone” es más cercana al death, más agónica, pero con el particular sello de los americanos, resultando más pesada. Esta será la tónica de “Obituary”, ofrecer básicamente el mismo plato.

“Sentence day” puede ser considerada una hija bastarda de “Brave”, siendo “Lesson in vengeance” la protagonista de bajar el pistón, que de haberlo hecho algo más, hubiera logrado llamar mi atención. Peca de algún destello y se nota mucho el rollito USA.

Mala es la sensación de habiendo escuchado media docena de temas, a la hora de su cierre estos te parezcan como incompletos. Más que un puzzle resuelto me inclino más por el rompecabezas. “End is now” logra absorberte, aunque por repetitivo, resultando algo hipnótico y pleno de voz relamida. “Kneel before me” no es ninguna novedad, más purista en el estilo y realmente pesada, agónica en un segundo plano. “It lives” continúa con la senda marcada, acercándose a una parada de corazón, resultando el pozo cada vez más negro.

“Betrayed” encabezará la recta final, siendo más afilada que sus hermanas. Si el objetivo es marearte, desde luego este tema lo ha conseguido hasta que en el fondo se desvela la estructura, siendo varios los canales de sonido inconexos que atacan a la vez.

Nunca mejor traído, “Straight to Hell” es dónde vamos a acabar una vez terminemos la escucha de este trabajo. Los sentidos van apagándose a cada paso. También vuelve a emplear las partes inconexas, sin saber en qué punto estás.

Cerramos con “Ten thousands ways to die”, aunque solo llevamos diez. Y no, no es buen momento para empezar a pillarle la gracia a “Obituary”. Igualmente agónica, destacará por algún punteo perdido.

No puedo declararme fan de este nuevo trabajo de OBITUARY, si ya eras seguidor de la banda no te encontrarás nada nuevo, pero podrás disfrutarlo sin restricciones. Aunque si quieres pasar un rato de puro sentimiento de agonía sin duda es un disco que te ayudará a lograrlo.

OBITUARY  son:

John Tardy: Voz
Kenny Andrews: Guitarra
Trevor Peres: Guitarra
Terry Butler: Bajo
Donal Tardy: Batería 

Tracklist:

01. Brave
02. Sentence day
03. Lesson in vengeance
04. En it now
05. Kneel before me
06. It lives
07. Betrayed
08. Turned to Stone
09. Straigh to Hell
10. Ten thousand ways to die

Puntuación:  6.5/10

Discográfica:  Relapse Records

Autor: Jon Rodríguez


Enlace Relacionado: Página Oficial de Obituary