0
Publicado el 21/08/2015 por Pablo Folgueira en Albums, Discos

MYRAH – UNTIL THE END OF TIME

Until the end of time” es el título del tercer álbum de larga duración del quinteto sueco MYRAH, que practican un Rock/Metal Gótico que, si bien no presenta grandes innovaciones, sí que resulta bastante conseguido. Nos presentan así un disco oscuro y de atmósfera triste, pero también cargado de canciones fáciles de escuchar y muy pegadizas, que pueden servir para que el grupo se dé a conocer a un amplio abanico de fans.Myrah Logo

El disco arranca con “Taken”, una canción que empieza con un sonido un tanto misterioso, pero sin embargo, muy fácil de escuchar. Rápidamente, el tema gana contundencia, con un riff muy reconocible y un ritmo sencillo pero muy efectivo. El desarrollo del tema es muy fluido, con unas estrofas de cierta densidad y un estribillo muy pegadizo y casi “comercial”.
Seguimos con “My angel”, una canción que empieza con tranquilidad, con la melodía del teclado recibiéndonos. El tema se desarrolla con oscuridad, siendo lo más alejado a una canción cañera. Pero la combinación de las melodías de teclado y guitarras hace que sea una canción muy lograda, que llega a su punto culminante con un estribillo muy pegadizo.
También con tranquilidad y oscuridad empieza “I lied”, una canción que durante sus primeros momentos se desarrolla con un ritmo repetitivo y una voz susurrante, manteniéndose en esas tesituras hasta que gana fuerza al llegar al estribillo, denso y oscuro. Además, se incluye un cambio de ritmo y unos coros guturales que enriquecen mucho el resultado final de la canción.
Mucha oscuridad y una atmósfera densa es lo que suena en “Into oblivion”, una canción que, sin embargo, puede acercarse más a los sonidos más duros que podemos esperarnos, sobre todo por el trabajo que se nota en la batería, en cuyo ritmo se introducen unos matices que no habíamos podido escuchar en las canciones anteriores. El trabajo con las guitarras es de lo mejor del disco.
Con un riff muy reconocible empieza “She rides the night”, una canción pegadiza que se va a quedar sonando en la cabeza desde la primera escucha. Es un tema fácil de escuchar, que puede gustar incluso a quienes no escuchen Rock ni Metal, sobre todo por su estribillo, muy melódico y conseguido.

Myrah banda

Ge Mig Liv” es un tema que empieza con mucha oscuridad para luego desarrollarse como un tema lento, en el que además el grupo decide servirse de su idioma. Por las características del tema creo que podríamos considerarlo una balada, pero al no entender sueco no lo puedo asegurar. Lo que sí puedo asegurar es que el trabajo de los cinco músicos da lugar a una canción muy conseguida y cargada de matices.
A estas alturas del disco ya sabemos que estos tíos son adictos a la oscuridad, y, por si alguien tenía dudas, nos lo aseguran en su siguiente canción, “Addicted to darkness”. Se trata de una canción cargada de oscuridad, pero también de matices, en la que las melodías de la guitarra compiten con la voz por llamar nuestra atención, hasta el punto de que resultan más pegadizas que la propia melodía de la voz. Es otra canción que se queda en la cabeza desde el primer momento.
The storm” empieza con un riff muy reconocible, que luego suena por debajo de la voz durante las estrofas, creando una atmósfera densa y oscura, por debajo de la cual la batería vuelve a destacar con un ritmo de cierta complejidad. De nuevo, la introducción de coros guturales sirve de contrapunto al sonido de la canción, que, al margen de eso, es melódico y fácil de escuchar.
Vandring i Ensamheten” es un instrumental de menos de tres minutos, con el que el grupo demuestra su versatilidad, pero también su capacidad para crear atmósferas oscuras y opresivas sin necesidad de servirse de la voz.
Con contundencia y a saco empieza “A shadow screams my name”, una canción pegadiza y potente que nos lleva hacia los sonidos más puramente metaleros del disco. Es un tema cargado de matices, con la batería y las guitarras sonando de forma muy reconocible, y además hay un cambio de ritmo, durante el estribillo, que puede sorprender a más de uno. No obstante, a pesar de todo esto que estamos diciendo, es el tema menos destacable del disco.
El disco acaba con el tema que le da título, que arranca con mucha oscuridad, para irse desarrollando de forma muy fluida hasta llegar a un estribillo sencillo pero muy resultón.
Como vemos, “Until the end of time” es un disco que, a pesar de presentar unas composiciones muy similares entre sí, está cargado de matices que descubrir y que nos presenta a MYRAH como un grupo a tener en cuenta dentro de los sonidos góticos.
No os va a cambiar la vida, pero sirve para pasar un buen rato.

Track list:

1- Taken.
2- My angel.
3- I lied.
4- Into oblivion.
5- Ge Mig Liv.
6- She rides the night.
7- Addicted to darkness.
8- The storm.
9- Vandring i Ensamheten.
10- A shadow screams my name.
11- Until the end of time.

MYRAH son:

Patrik Essman: Voz y guitarras.
Micael Svan: Guitarras y coros.
Josefin Berg: Teclados.
Ian Bastowe: Bajo.
Joakim Granvold: Batería.

Discográfica: Art Gates Records.

Puntuación: 7,5/10.

Autor: Pablo Folgueira.


Enlace Relacionado: