1
Publicado el 06/06/2003 por metalcry en Albums, Discos

METALLICA - ST ANGER

Para empezar, ya se que es imposible que la opinión de una review sea aceptada por todo el mundo de forma unánime, y la cosa se vuelve aún mas complicada cuando se trata de el nuevo álbum de Metallica.

Creo, sinceramente, que es un disco que muy poca gente (poquísima diría yo) va a ver de forma objetiva. Ya cansa ver a toda esa gente que espera escuchar otra vez un sonido parecido al de “Master Of Puppets”, o “Kill ‘Em All”, o al del Black Álbum (que dicho sea de paso, a mi personalmente no me llena tanto como los 4 álbumes anteriores), e incluso los que buscan con mala idea que se parezca al Load o al Reload (que también dicho sea de paso, no son tan malos discos como la gente se ha metido en la cabeza, simplemente pagan el precio de llevar escrito “Metallica” en su portada), para ponerlo a parir.

Pues bien, nada de comparaciones con otros trabajos anteriores, porque “St. Anger” no se parece a ningún otro disco de Metallica. Como mucho, se puede decir que vuelve a recobrar la fuerza que perdió en sus tres anteriores trabajos, pero ahí se acaba el parecido. El sonido ha evolucionado, poniéndose en consonancia con las nuevas corrientes del heavy metal, pero ojo, que a nadie se le ocurra decir que esto es nu-metal (porque para ello, entre otras cosas, es indispensable tener un dj tocando los cojones), aunque bien es cierto que se pueden encontrar similitudes con grupos actuales, como Alice In Chains, System Of A Down, o algunos efectos de guitarra “made in” Tom Morello.

La pregunta es: ¿es mala esta evolución?. Pues yo creo que no. Metallica no se ha caracterizado nunca por ser fiel a un estilo fijo (caso contrario a Iron Maiden, o a AC/DC en el extremo totalmente opuesto), y han pensado siempre mas en lo que a ellos les apetecía tocar en cada momento, no en lo que los fans podían demandar.

Y así aparece “St. Anger”, seis años después del lanzamiento de “Reload”, tras infinidad de problemas personales (la marcha del bajista Jason Newsted y la rehabilitación de James Hetfield de sus problemas con el alcohol son los mas significativos) y otra vez con Bob Rock a los mandos de la producción, a quien muchos culpan de que la banda sea mas comercial.
“St. Anger” es eso, santa cólera de principio a fin. Sonido rudo, batería omnipresente y voz agresiva, que le da un particular toque de mala leche a los temas. Lars Ulrich se sale por todos lados en este disco: le pega al doble bombo como antiguamente, la caja suena más a bidón de aceite que a otra cosa (esto a muchos no les va a gustar), con un particular tintineo (no se si le ha puesto cascabeles o que) que la hace mucho mas atractiva. James Hetfield le saca un buen sonido tanto a su voz (mucho mas trabajada con el paso de los años, pero que no pierde en absoluto) como a su guitarra, pero sin embargo la cara opuesta es Kirk Hammett. Me gusta mucho el estilo de este guitarrista, pero su trabajo en este álbum es muy bajo. ¿Dónde están los solos?, no entiendo realmente la finalidad de no meter ni un puñetero solo en ninguna canción, con ello habría ganado mucho, sin duda. Del trabajo de Bob Rock a los mandos del bajo no voy a hablar, puesto que, además de que apenas es apreciable, no es el bajista de Metallica. Espero ver en el próximo álbum a Robert Trujillo dando tanta caña como Cliff Burton la dio en su dia.

Entrando de lleno en el análisis del disco, decir que no le va a entrar a nadie a la primera, y quizá tampoco a la segunda. El gran punto flaco es que algunos temas se han alargado sin razón (y vuelvo a decir que con algún solo del maestro Hammett esto se habría arreglado), y pueden llegar a cansar. Muchos cambios de ritmo, algunos incluso llegan a desconcertar porque no parece ni la misma canción. También es negativo el hecho de que, en ocasiones, Hetfield parece recitar en lugar de cantar, por lo que es dificil encontrar algo que resulte especialmente pegadizo, que se quede en la cabeza fácilmente. Me reitero en que este disco hay que escucharlo varias veces, aprenderse la letra de la canción la hace mucho mas entretenida, sin duda.

Quiero destacar, de entre todos los temas que forman parte de “St. Anger”, los temas “Sweet Amber”, “Dirty Window”, “Invisible Kid” y “St. Anger”. A mi modo de ver, son los que presentan una estructura mas clara, y por tanto son los que mas atraen. Algunos son difíciles de escuchar, caso de “Shoot Me Again”, con tanto cambio de ritmo y de riff, y otros son un golpe directo al cerebro, como “Frantic”.

En resumen, este álbum no es el mejor que Metallica ha hecho en toda su carrera, pero tampoco es ni de lejos el peor. ¿La gente no se quejaba de que Metallica se habían vuelto blandos?, pues ahí está la respuesta.

Metallica:

James Hetfield (guitarra/voz)
Lars Ulrich (batería)
Kirk Hammett (guitarra)
Robert Trujillo (bajo)

01. Frantic
02. St. Anger
03. Some Kind Of Monster
04. Dirty Window
05. Invisible Kid
06. My World
07. Shoot Me Again
08. Sweet Amber
09. The Unnamed Feeling
10. Purify
11. All Within My Hands

Puntuación: 7

Autor: Luis Bellés


Enlace Relacionado: