0
Publicado el 30/10/2017 por Emilio Pastor en Albums, Destacados, Discos

JUAN SAURÍN - HUMAN

Segundo lanzamiento en solitario de este virtuoso y de enorme currículum ( 20 años en la música) guitarrista jevi-metalero de Yecla (Murcia) tras su aclamado álbum debut “Génesis” de hace un par de años.

Las principales influencias musicales de Juan Saurín son fundamentalmente de índole thrash: Metallica, Marty Friedman, Megadeth, Pantera; así como el rock en sus más diversas y variopintas vertientes: Steve Vai, Joe Satriani, Mike Oldfield, Muse (Matt Bellamy), Andy Timmons, Gary Moore, etc.

Human” es un álbum cuasi-instrumental y conceptual sobre los distintos aspectos de la evolución del género humano como civilización, el cual fue puesto a la venta en el mercado el pasado 15 de Septiembre en formatos digital y digi-packs con diferentes ofertas con sudadera o camiseta, con una duración de 47 minutos divididos en un total de 10 pistas. 

Un sonido de piano tenebroso da comienzo al “Chaos”, al que se suma la agresividad thrash y la orquestación de predominio sinfónico en esta preciosa e imperial intro que representa los inicios caóticos de la humanidad. A destacar los arreglos de guitarra de enorme feeling que incluye.

A continuación nos encontramos con el tema de adelanto “El Juego Se Acabó”, que arranca con un riff directo y reptiliano, para que el gran Leo Jiménez denuncie, con letra oscura y dura, la soberbia y la mezquindad de la raza humana hasta llegar a un pasaje dulce en la que advierte a este ser ruin que representa a la degeneración del hombre que no tiene escapatoria y va a ser acribillado por el solo absolutamente genial, progresivo y fantástico del profe de la Escuela de Música de Yecla, que emerge por encima del riff metalero principal y devuelve el corte a su segunda pasada.

hqdefault

Con ritmo thrash avasallador y la contundencia a la base rítmica se inicia el otro single de adelanto lanzado ya en 2013, “Trust no More”, corte de gran duración pero muy variadito, pues cuenta con amenos pasajes y arreglos en la línea del maestro Satriani y un solo exitoso y metalero en la onda Hammet o Friedman que nos lleva a un parón de golpe donde reina la quietud y aislamiento, que bien podría firmar Metallica (The Call of Ktulu u Orion), el cual va a desembocar con el resurgir de un intenso interludio que se rompe con una nueva progresión thrasher con más punteos para quitarse el sombrero que vuelve al harmony previo que nos va a finiquitar un tema realmente interesante y completo. Una pasada!!

Al golpeo violento de batería se alza el complejo medio tiempo instrumental “Atlas”, con guitarras imperiales que se elevan, dándonos un corte trabajado de ascendencia progresiva, con pasajes veloces y técnicos seguidos de otros más melódicos y emotivos, así como unos solos acelerados en la línea de esta bestia parda de las seis cuerdas.

En un tono más íntimo y con el susurro de Neus Ferri nos encontramos con la hard-ballad “La Luna Abraza el Sol”, una revelación dulce y desgarradora de lamentos en torno a la dualidad amor/dolor, donde la cantante endurece el registro, en su devenir, dejándose literalmente las cuerdas vocales y Juan la acompaña en su coro final, luciéndose con otro fantástico solo que de forma acertada finaliza en fade-out.

Juan Saurín (1)Atravesando el ecuador del plástico y con una intro limpia muy a lo Maiden del “Dance of Death” arranca “Liberty”, que progresa con pompa a una nueva cadencia netamente thrash, luego se relaja con un interludio Made in Saurín (inspirado probablemente en Satch) muy bien hilado y emotivo, dando como resultado un tema progresivo que se me antoja fantástico y majestuoso en todo su conjunto. Y para rematarlo el solo se acelera y enrevesa al más puro estilo Steve Vai, sobre un ritmo más rápido, donde podemos apreciar el dominio técnico y artístico de Juan Saurín sobre las seis cuerdas de su ESP a golpe de bendings y tappings.

Con la quietud y la tranquilidad orquestada del “Mar” se abre esta balada instrumental relajante de clara influencia Vai. La canción tiene algunos licks más acelerados pero, globalmente, lo que me sugiere y creo que viene a darnos es, con romántico devaneos y overdrive, la paz y el sosiego de la gran masa de agua salada. Solo le ha faltado el graznido de las gaviotas.

En clave netamente rockera y con emoción creciente otro track cantado: “No diré Adiós”, corte con muchos silencios, excelentes arreglos entre versos, potencia y doble bombo a raudales y una letra oscura en la que Alberto Scarlatta desata su extraordinaria técnica y nos relata melancólicamente una triste y dolorosa despedida. Nuevo e intenso solo protagonizado por Juanillo antes del estribillo final que despide el tema entre coros.

Con ritmo salvaje a las baquetas y un claro guiño a los Metallica de los 80 nos encontramos con la brutal “No Life Til Leather” que, no obstante, esconde sorpresas en forma de licks que me recuerda gratamente a la sublime “Summer Song” de “The Extremist”, 4º disco del maestro Satriani, con unos solos y arreglos, si cabe, más complejos que los del hacha neoyorquino de origen italiano.

El piano del caos marca el ritmo de nuevo para que el Sr. Saurín nos saque su vena acústica en búsqueda del “Éxodo”, que representa el camino que nos queda por recorrer a la humanidad. En esta delicia final vemos como al maestro murciano no le asusta, en absoluto, quedarse solo en la interpretación con su guitarra, sacando todo el sentir que lleva dentro. La espectacular melodía está acompañada por un ambiente tranquilo sin estridencia alguna que… se rompe a mitad de pista con la pompa y contundencia thrash, lo que da la posibilidad de incluir otra armonía plena de intensidad y virtuosismo que te acuchilla, seguido de otra base dura con soporte coral y, para rematar…, un interludio cíclico que nos devuelve a la quietud inicial del sonido fantástico y acústico de su Samuel Pérez Luthier personalizada que cierra brillantemente el portón de este excelente álbum.

En definitiva, gran y ambicioso trabajo en cuanto a creatividad y tralla musical se refiere (mejorando su ópera prima), de este jovenJuan Saurín (2) y contrastado  guitarrista que fusiona excelentemente thrash y metal con hard, heavy o, incluso soft o pop-rock, por lo que, si te molan Metallica, Satriani, etc… yo me haría con él porque  representa una master-class de 47 minutos de recursos y versatilidad de estos distintos géneros y estilos. Espero tener la oportunidad de ver y escuchar este excepcional material en vivo.

Además cuenta con una mezcla y una producción de una calidad más que notable y un art-work apocalíptico de portada e interior del digi (libreto) genial, el cual ha sido realizado desinteresadamente por el diseñador gráfico top Ángel Polo, como ya hizo en su obra previa Génesis.

Este lanzamiento ha sido producido por el propio Juan Saurín y grabado en tres estudios dentro del territorio nacional: baterías, bajos y guitarras en Cadillac Blood Studios por AndyC (Lords Of Black), voces en Anti Studio por Anti Horrillo y arreglos orquestales, pianos, mezcla y máster en los Mágica Estudios por el Maestro Pepe Herrero.

Músicos participantes en el LP:

  • Juan Saurín: Música, Guitarra y Bajo
  • Fer Varela : Letras
  • Leo Jiménez, Neus Ferri y Alberto Scarlatta: Voces
  • Matt de Vallejo: Batería
  • Pepe Herrero: Piano y Orquestaciones

Listado de Canciones:

  1. Chaos  JUAN SAURIN
  2. El Juego Se Acabó
  3. Trust No More (Adelanto)
  4. Atlas
  5. La Luna Abraza Al Sol
  6. Liberty
  7. Mar
  8. No Diré Adiós
  9. No Life ‘Til Leather
  10. Éxodo

 Nota: 8.5/10

Discográfica: Maldito Records

Autor: Francisco Rodriguez Belmonte


Enlace Relacionado: