0
Publicado el 03/02/2017 por Pablo Folgueira en Discos, Underground

HOLYCIDE – ANNIHILATE… THEN ASK!

HOLYCIDE es el nombre de la banda de Thrash Metal que Dave Rotten (AVULSED) formó en 2004. Después de muchas idas y venidas de miembros, el grupo logra cierta estabilidad en 2012, y a partir de ese momento comienzan a cosechar los frutos de su trabajo. Finalmente, en 2014 el grupo queda completo del todo como quinteto. Después de publicar un EP, el grupo acaba de presentar su primer disco de larga duración, “Annhilate… then ask!”, una colección de canciones de puro y primigenio Thrash cargadas de fuerza y de agresividad.

Nos encontramos así con nueve canciones propias y una versión de los norteamericanos DÉTENTE, en las que notamos una influencia muy grande de grupos como SLAYER, y que rebosan rabia por los cuatro costados. Riffs muy directos, ritmos de muchísima potencia y unas voces que, en ocasiones, parecen totalmente desquiciadas sirven para crear una música muy conseguida y directa.

Como directa es la primera canción del álbum, “Afterworld remnants”, un tema contundente y de arranque muy reconocible que empieza con un grito de Dave para después desarrollarse con mucha velocidad y agresividad. Es un no parar de caña y de rabia, con un ritmo endiablado y mucha potencia. Mover la cabeza es inevitable mientras suena una canción que es una verdadera pasada por su potencia.

La caña no para, y continúa precisamente con el tema que da título al álbum, que empieza con mucha contundencia y mucha fuerza, aunque con un sonido no demasiado original. Se trata de un tema trepidante, de mucha velocidad y agresividad, que captura perfectamente la esencia de este grupo, que hace nada más (y nada menos) que maldito Thrash Metal de la mejor escuela. Es una canción que puede dar mucho juego en directo, con el público volviéndose totalmente loco, especialmente cuando llegue el estribillo, en el que podemos escuchar unos coros sorprendentes pero muy bien introducidos.

Holycide banda

Human’s last dawn” es un tema que empieza con el sonido del bajo y la batería, a los que muy pronto se suman las guitarras con un riff no demasiado rápido pero sí muy reconocible. Llegado el momento óptimo, el tema se acelera hasta convertirse en una canción muy rápida y agresiva, pero también cargada de matices, especialmente en lo que se refiere a las guitarras. De nuevo, los coros resultan de lo mejor del tema.

Con mucha fuerza y contundencia empieza “Eager to take control”, otra canción rápida y trepidante que no nos da ni un momento de respiro. Sin embargo, lo que más me gusta de esta canción es su solo de guitarra, que es de los más conseguidos del disco. Además, justo cuando termina hay un cambio de ritmo que funciona a modo de “calma antes de la tempestad”, porque justo después, durante los últimos segundos del tema, vuelve a ser una verdadera explosión de furia.

Un punteo muy logrado y muy reconocible sirve como arranque a “Motörhead”, una canción muy potente y con un gran trabajo en las guitarras. La canción es verdaderamente furiosa y en los conciertos será una verdadera bomba.

Otra canción que es todo agresividad es “Bonebreaker”, que empieza con otro punteo muy reconocible, para después desarrollarse con algo menos de velocidad que los demás temas. No obstante, eso no significa que sea una canción lenta ni tranquila. ¡¡Todo lo contrario!! Es una canción muy agresiva, pero esa agresividad viene más bien de la voz y de la manera en la que el tema se desarrolla. Su solo de guitarra está muy conseguido.

Deserve to be erased” empieza con mucha fuerza y se desarrolla con mucha velocidad, con un ritmo frenético que nos hará mover la cabeza casi sin querer. La voz y las guitarras encajan a la perfección creando una simbiosis perfecta, que hace que el tema sea muy completo.

Llegamos entonces a “Loser”, la versión de DÉTENTE y que éstos incluían en su disco “Recognize no authority”. Esta versión se nota que está hecha con mucho respeto por la original, aunque se nota un mayor nivel por parte de los músicos, y también una mejor producción. El tema en sí es todo caña desquiciada y, sobre todo, muy “disfrutable”.

¿Puede haber un título más thrashero que “Leather, spikes, chains & blood”? Pues si lo hay, no quiero saberlo. La canción es, claramente, una oda al sonido del grupo, pero, sobre todo, es un tema lleno de matices, que nos muestra a HOLYCIDE como un grupo con muy buenas ideas y con mucha capacidad para crear grandes temas. Es una canción que, aunque no es la mejor del disco, mantiene un elevado nivel de calidad. Tiene un estribillo muy sencillo, pero que funcionará muy bien en directo, y también un cambio de ritmo muy bien introducido que nos deja muy buen sabor de boca.

El álbum termina con “Back and forth”, un tema que desde el principio es muy potente y muy rápido, pero que también está cargado de detalles a los que prestar atención. La canción mezcla una voz muy agresiva con un gran trabajo instrumental, tanto en la batería como en las guitarras. Además hay un cambio de ritmo muy conseguido, y unos coros muy bien introducidos que completan el tema y lo dejan como el cierre perfecto para un disco muy logrado.

Todo lo que acabamos de ver se nos entrega envuelto con un art-work elaborado por Andrei Buzikov, que ha sabido capturar a la perfección la agresividad de las canciones al hacer unas imágenes bélicas muy conseguidas. La producción, por su parte, nos permite apreciar los muchos detalles de las canciones, que son muchos y variados.
En definitiva, un disco muy logrado, en el que Dave Rotten y sus chicos bucean en las raíces del Thrash y nos ofrecen unas canciones cargadas de agresividad pero que, además, resultan de lo más conseguidas.
No dejéis de escuchar este disco.

Track list:

1- Afterworld remnants.Holycide merch
2- Annhilate… then ask!Holycide merch
3- Human’s last dawn.
4- Eager to take control.
5- Motörhead.
6- Bonebreaker.
7- Deserve to be erased.
8- Losers (version de DÉTENTE).
9- Leather, spikes, chains & blood.
10- Back and forth.

HOLYCIDE son:

Dave Rotten: Voz.
Salva Esteban: Guitarras.
Miguel Bárez: Guitarras.
Dani Fernández: Bajo.
Jorge Utrera: Batería.

Discográfica: Xtreem Music.
Puntuación: 9/10
Autor: Pablo Folgueira.


Enlace Relacionado: Página en Facebook