0
Publicado el 09/03/2017 por Pablo Folgueira en Albums, Discos

GUADAÑA – KARMA

GUADAÑA es el nombre de una banda de Metal procedente de San Fernando (Cádiz) que acaba de presentar su tercer disco, “Karma”, en el que ahondan en el Heavy, aunque abriéndose a otros estilos dentro del Metal, como el Thrash y el Death. A la presencia de dos voces, la de Salva y la de Glory, y la contundente pegada de Pablo a la batería se suman en este nuevo álbum el guitarrista Juanma Patrón y el bajista Nael Martín. El resultado es una música muy enérgica, rápida y en la que se unen las melodías logradas y pegadizas, los ritmos rápidos y contundentes, y esa alternancia de voces que hace que la música de GUADAÑA sea tan especial.

El disco empieza con “Aún sigo en pie”, un tema de inicio tranquilo y casi misterioso, que muy pronto se arranca con fuerza, un riff muy reconocible y un ritmo contundente. Se trata de una canción no demasiado rápida, pero que resulta muy lograda, especialmente por los coros casi hímnicos que preceden al estribillo, que es muy pegadizo, tanto que, casi sin darnos cuenta, estaremos cantándolo.

La siguiente es “Ser uno mismo”, un tema que empieza con potencia y que después se desarrolla con mucha contundencia, aunque sin ser especialmente rápida. El contraste de las dos voces queda muy bien introducido, lo que hace que sea una canción que recordaremos desde la primera escucha. De nuevo, su estribillo es muy pegadizo.

Continuamos con “Reflejos”, un tema que empieza con mucha fuerza, y dejando claro desde el principio que se trata de un tema diferente a los otros dos. La canción se desarrolla con un tono épico muy bien introducido, uniendo la melodía y la agresividad en algunos momentos.
Seguimos con otro tema épico y muy pegadizo, “Dios del trueno”. Se trata de una canción que empieza con mucha potencia y con un ritmo de batería muy contundente, además de con unas melodías muy reconocibles. Es una canción muy potente y muy pegadiza, que reconoceremos desde el primer momento.

Nuestra revolución” empieza con unos coros muy pegadizos y que pueden funcionar muy bien en directo. Después, se desarrolla con mucha contundencia y de manera muy fluida, hasta llegar a un estribillo, en el que se repiten los mismos versos del inicio, que dará mucho juego en los conciertos. Casi al final, antes de la última repetición del estribillo, unos coros nos dejarán sorprendidos, pero seguros de que en directo tienen que ser la leche.

Guadaña banda

A modo de interludio funciona “Encrucijada”, que es un breve instrumental en el que colabora Chiqui García. Con unos sonidos de influencia árabe nos lleva hasta el tema siguiente, “¿Víctima o verdugo?”, en el que colabora Justi Bala. Se trata de un tema que empieza con suavidad y con cierta densidad, pero que luego se desata y se acelera, mezclando melodía y cierta agresividad. Se trata de un tema muy contundente que resulta muy fácil de escuchar, por la fluidez con la que se desarrolla y por lo logrado que está su estribillo. Al final, los sonidos de influencia árabe vuelven a escucharse.

El bosque” empieza con unos sonidos muy tranquilos, pero muy pronto gana fuerza y se desarrolla con potencia, hasta llegar a un estribillo muy pegadizo y bien introducido. Sin embargo, lo más llamativo es el contraste entre voces limpias y guturales durante las estrofas, que dan un sonido muy reconocible a esta canción.

Con mucha fuerza empieza “Némesis”, una canción en la que colaboran Alberto Díaz y Nando Perfumo. Es una canción que arranca con mucha agresividad, con voces guturales que contrastan con lo que hemos escuchado anteriormente, aunque cuando llega el estribillo vuelve la melodía con sonidos muy pegadizos. Es, así, una canción de contrastes que resulta muy interesante.

En “El castigador” colabora Justi Bala, y es un tema que empieza con mucha contundencia. De unas estrofas muy potentes se llega a un estribillo muy pegadizo y conseguido. No obstante, es un tema un tanto repetitivo, a pesar de lo logrado que está.

Con el sonido del bajo empieza “Mientras duermes”, un tema directo, muy potente y de desarrollo muy fluido. Su estribillo es muy cañero y no deja ni un momento de respiro, mientras que el ritmo es de los mejores del disco. Es una de las canciones que más me gustan de este álbum.

En el tema que da título al disco, que empieza con unos sonidos un tanto “siderales” para luego acelerarse y ganar potencia, cuentan con la colaboración de Tete Nova, Alfred Romero y José Vicente Broseta. Es una canción muy reconocible en su instrumentación, y en la que se alternan momentos de cierta tranquilidad con otros más rápidos y contundentes. De nuevo, tiene un estribillo muy pegadizo y que funciona muy bien.

El álbum acaba con “Dharma”, un tema que empieza con mucha contundencia y que resulta ser un completo resumen de lo que es el sonido de GUADAÑA, con su ritmo contundente, su alternancia de partes más densas con otras más cañeras y, por supuesto, su estribillo pegadizo y con unos coros muy bien introducidos.

En definitiva, GUADAÑA nos presentan un disco muy bien construido, con el que demuestran todo lo que han aprendido a lo largo de estos años, hasta el punto de que, desde mi punto de vista, se trata de su mejor álbum.
Al menos de momento, así que, estemos atentos.

Track list:

1- Aún sigo en pie.
2- Ser uno mismo.
3- Reflejos.
4- Dios del trueno.
5- Nuestra revolución.
6- Encrucijada.
7- ¿Víctima o verdugo?
8- El bosque.
9- Némesis.
10- El castigador.
11- Mientras duermes.
12- Karma.
13- Dharma.

GUADAÑA son:

Salva Sánchez: Voz.
Gloria Romero: Voz.
Juanma Patrón: Guitarra.
Nael Martín: Bajo.
Pablo Casas: Batería.

Discográfica: The Fish Factory.

Puntuación: 8,5/10

Autor: Pablo Folgueira.


Enlace Relacionado: Página en Facebook