0
Publicado el 12/08/2010 por metalcry en Clásicos, Discos

GRAVE DIGGER - TUNES OF WAR

“Tunes of War” vio la luz en 1996, mismo año en que Stefan Arnold se convirtiera en el nuevo batería de la banda (puesto que ocupa aún en la actualidad). Se trata de un álbum conceptual en homenaje a la historia de Escocia, el primero de una trilogía inspirada en la Edad Media que tendría continuidad con “Knights of the Cross” (1997) y se completaría en 1999 con el laureado “Excalibur”

Que decir de esta obra de arte que no se haya dicho ya… un trabajo forjado a base de riffs 100% marca de la casa, interpretados a la perfección por el entonces guitarrista Uwe Lulis, que ya se han cobrado la categoría de clásicos. Pocas bandas pueden presumir de llevar veintiséis años publicando material con un patrón compositivo tan característico, a pesar de los cambios de formación, y que acredite tan fielmente lo que entendemos como el HEAVY METAL con mayúsculas.

Efectivamente, mencionar el nombre de GRAVE DIGGER es decir puro heavy metal, no solo por lo que a la parte musical se refiere… la letrística a la que acostumbran también puede equipararse perfectamente a lo que es este movimiento. Concretamente, “Tunes of War” es un canto a la libertad, a la unidad, describe el sufrimiento de aquellos que lucharon por su tierra, de quienes no quisieron ser subordinados de nadie, gente como nosotros los metaleros: fieles a unos ideales, defensores de lo justo y que abogan por un mundo mejor, ya sea a golpe de guitarra, bajo, batería o de garganta.

Así pues “Tunes of War” consta de trece cortes donde no hay cabida para esos que acostumbramos a llamar “de relleno”. Se abre con la instrumental ”The Brave”: gaitas que se unen al sonido GRAVE DIGER a medida que avanza la introducción indican que la batalla va a empezar, y se cerrará con la también instrumental ”The Fall Of The Brave””Scotland United” arranca con el inconfundible grito de Chris Boltendahl y nos da la primera en la cara. Un trallazo con estribillo a lo ”United” de los JUDAS PRIEST pero acelerado y endurecido por la rasgada voz de Boltendahl, totalmente opuesta a la de Mr.Halford.

Un “all right!” de Chris anunciará la llegada de ”The Dark Of The Sun”, otro pegadizo estribillo que nos hermana para luchar contra los noruegos una vez el sol se haya marchado. ”William Wallace” hace referencia al héroe que todos conocemos en parte gracias al polémico director y actor Mel Gibson. Por primera vez aparece la voz de Boltendahl, en su faceta melódica, para encarnar la honestidad y humildad de tan icónico personaje. La recreación del campo de batalla a mitad de tema es algo que no tiene desperdicio… ¿Quizás sirvió de inspiración a la apertura de ”La leyenda de la Mancha” de nuestros archifamosos MÄGO DE OZ?

”The Bruce (The Lion King)”, el Señor de la guerra, es un medio tiempo con mucha garra y contundencia donde los coros juegan un papel importante. Un temazo de casi siete minutos, de los más pesados (por su contundencia) junto a ”The Truth”, que se cierra con un gran solo de Uwe a modo de regalo. ”The Battle of The Flodden”, en cambio, se torna más speédico. A penas llega a los cuatro minutos, pero describe con exactitud la escabechina que se vivió en la colina de Flodden. ”The Ballad Of Mary (Queen Of Scots)”, como su nombre indica, es la balada por excelencia de “Tunes of War”. Un tema con una buena base de teclado, a cargo de H.P Katzenburg, y un gran Bolthendal a los susurros.

Más speed-metal para el noveno ”Cry For Freedom”, dedicado a la figura de James the VI, y un tempo algo inferior para el siguiente ”Killing Time”. Dos temas que sirven de transición entre la balada y la auténtica joya de la corona de este redondo: ”Rebellion (The Clans Are Marching)”. Quién no se ponga puño en alto coreando el estribillo de esta canción con tintes militares es que no tiene sangre. Uwe Lulis utiliza la contrapua con maestría y Tomi Gich prepara un colchón de bajo a los taconazos y a las gaitas que se montan desde producción por el propio cantante y guitarrista, para darle un toque todavía más épico.

”Culloden Muir” es la última composición cantada de “Tunes of War”. Otro tributo a un campo de batalla que, dicho sea de paso, aparece en las páginas centrales del libreto, junto a las fotos de los miembros que formaban GRAVE DIGGER hace catorce años. Una canción digna para ocupar el lugar, en la que destaca un esplendido solo de batería, que dará paso a la ya comentada ”The Fall Of The Brave”.

El trabajo gráfico a cargo de Andreas Marshall, algo olvidado en la actualidad, acabaría de dar forma a este clásico. La característica figura del esqueleto aparecía tocando la gaita, dejando tras de si una montaña de cadáveres y guerreros que a duras penas se aguantan en pie. Si no tenéis en vuestra estantería “Tunes of War”, ya podéis correr a haceros con una copia, será una buena manera de ir calentando motores ante la inminente llegada de su nuevo trabajo”The Clans Will Rise Again”.

Listado de temas:
1. The Brave
2. Scotland United
3. The Dark Of The Sun
4. William Wallace
5. The Bruce (The Lion King)
6. The Battle Of The Flodden
7. The Ballad Of Mary (Queen Of Scots)
8. The Truth
9. Cry For Freedom
10. Killing Time
11. Rebellion (The Clans Are Marching)
12. Culloden Muir
13. The Fall Of The Brave

Banda:
Chris Boltendahl – Vocales
Uwe Lulis – Guitarras
Stefan Arnold – Batería
Tomi Gich – Bajo

Autor: Ivan Allué


Enlace Relacionado: