0
Publicado el 07/02/2017 por Emilio Pastor en Albums, Discos

DARKBLAZERS – MUTANT ANTHEMS

Primer larga duración de este grupo madrileño, cuya única referencia data del 2012, con el mini-EP de seis temas “Revolution has begun“, del cual se han rescatado tres cortes, con menos crudeza pero sin perder su esencia original y, eso sí, mejorando su producción para ser incluidos en estos himnos mutantes.

Darkblazers se formó en 2010 por el guitarra Ángel Fernández y el vocalista y fundador César Yepes – ambos, principales compositores y desarrolladores de esta aventura musical –, a los que se les han sumado músicos de la talla de Jonathan Hall (teclista y compositor musical de videojuegos), Juanje Rama al bajo y el contrastado batería belga Johan Núñez (Marty Friedman, Firewind, Gus G…)

DARKBLAZERS Centrándonos en el álbum diré que nos encontramos con gran variedad de estilos y matices dentro de la obra (incluso dentro de cada canción puede haber una sorpresa a la vuelta de cada estrofa o compás), que van desde la contundencia del Power Metal hasta la suavidad de melodías del AOR, pasando por el metal progresivo y el heavy clásico; todos ellos metidos en una coctelera y mezclado con una temática centrada en los comics y video-juegos, dando lugar a una espectacular y atrevida propuesta que desde mi punto de vista, da un soplo de aire fresco al género, muy anquilosado, sujeto a un rígido cliché compositivo, carente de mestizaje y virgen de mutaciones que lo hagan progresar.

Efectivamente, no han inventado nada, simplemente han recogido todas sus influencias de los 80 y 90, les han dado un enfoque más dinámico, han huido del aburrimiento y monotonía de los cánones y lo plasman con una actitud alegre y desenfadada en cada corte del LP. Como ellos mismos dicen: han cargado los fusiles láser con el propósito de intentar llegar a la máxima audiencia posible con su hipnótica y poderosa música. Espero, de corazón, que lo consigan.

Al silbido del fuerte viento en el bosque, se une el aullido de los lobos en esta intro no-instrumentada llamada “Overture To Revenge”, creando una atmósfera tensa y aterradora. Sigiloso, entre las sombras, ruge, hambriento, hasta que salta …

Garou, the Hungry Wolf”, lanzando zarpazos guitarreros con la brutal DARKBLAZERS contundencia del power más americano (Iced Earth). El tema es largo, progresivo y nos muestra lo que es capaz de ofrecernos Darkblazers: potencia y sensibilidad, puentes melódicos y cuidados de detalles, estribillos emotivos y adherentes. Pasada su mitad, hay un break a lo Gamma Ray para seguir con ataques thrashers, que enlazan con un solo de guitarra nítido y sutil, unas armonías a lo Maiden y un toque de teclas calcado al Tubular Bells. Tremendas mutaciones, y todas ellas en una sola canción.

También de corte yankee es “Revolution has begun”, que empieza siniestra, magnética, con riff poderoso y estructura más homogénea que la anterior. Aquí se aprecia el gran despliegue a la voz de Cesar, que me recuerda a Matt Barlow. Es encomiable ver que, a pesar de cantar en inglés, los textos están muy trabajados y resultan bastante inteligible. Darkblazers mejoran su versión 2012, con un excelente trabajo en la atmósfera creada por los teclados y la base rítmica, dando cabida a multitud de secciones y solos más afilados y brillantes. Concluye tranquila, a modo de sentencia, con un mensaje luminoso y esperanzador en el horizonte, para que “tú te des cuenta que tienes que buscar tu propio camino”.

En la misma línea ataca “The Mutant Anthem”, en un entorno electrónico futurista que progresa con compases pesados, con tensión, a dos voces, que se rompen con un interludio rápido y adornado y un estribillo con muchos silencios, los cuales consiguen mantener el interés. Es una composición novedosa en estructura y desarrollo, variadísima de ritmos (arábigo, thrash…), con unos arreglos magníficos y cuenta con un solo de sintetizador muy intenso y otro vertiginoso a la par que resolutivo a las seis cuerdas. Una pasada!!

Appearance Is Deceiving” aparece con un riff potente, contaminado de metal japonés. El puente tiene pegada, pero el estribillo se me hace largo y meloso. Tal vez sea la canción más monótona del compacto. No obstante, los solos la sacan del atolladero, enlazando con un ambiente lento y terminando, plena de lirismo, con otro final muy ilusionante y prometedor.

DARKBLAZERS DARKBLAZERS

Ya en el ecuador del trabajo y más en la onda power europea, nos encontramos con “Falling Star”, con dos partes bien definidas: el ritmo duro/machacón con tintes moriscos y el interludio/puente super melódico ambientado también con teclados. El solo de guitarra raya también a buen nivel y, para acabar, una parte operística y melancólica, a lo Meat Loaf, con el piano como principal protagonista. Si señores, es música clásica… que nos lleva a otro pasaje con desenlace optimista a tope!!.

Con otra intro de teclados relajante, esta vez más extensa y cuidada, se anuncia la también regrabada “Angelcider”, que rápidamente muta a un ritmo potente (a lo Jon Schaffer) y, a su vez, a otro más armonioso que recuerda al I Want Out pero tocado con otra cadencia. En su ambientación se suceden los arreglos melódicos, en los que se turnan teclado y guitarra. El puente, brillantemente construido, hace despegar a un gran estribillo que no se me va de la cabeza, con influencias melódicas de Firewind. Súbitamente aparece otra ruptura que nos lleva hacia otros universos musicales progresivos y sinfónicos acabando con un final perfecto para poner patas arriba al personal cantando en directo. Impresionante fusión de estilos!! Una maravilla.

Sin distorsión y nuevamente, con el apoyo del piano, arranca el corte más melancólico del disco, “Staring At The Sun”, que va creciendo poco a poco de forma épica al son que marca las teclas de Jonathan Hall y el trabajo coral de César Yepes. El solo de Ángel también es destacable, con mucho feeling y melodía. Buen Tema!!.

DARKBLAZERS Vuelve la tralla con “Arcadeborn”, enigmática y embriagadora, que enseguida acelera con un riff enérgico, con reminiscencias Rage en su progresión. El registro vocal de César también se acerca a Peavy Wagner. El solo es rápido, técnico y efectivo; el interludio pegadizo y tras el estribillo, un fade-out desencadena un final con música de videojuegos. Otro cañonazo!!

Sintetizadores disparan la moderna y melódica “Stargazer”, muy similar en su estructura a la anterior (metal alemán). El corte se suaviza para acabar cual balada de Hammerfall y con otro apasionado solo del señor Fernández bajo un rítmo muy Somewhere in Time.

Unequal Ways / Symmetric Souls” es la más extensa y también la más macarra/gamberra del disco, con una escalada más hard-glam (Guns&Roses, Motley Crüe), en contrapunto al resto de la obra. Aun así, no está exenta, de melodía y ambientes sintetizados y de solo rockero y divertido, tras el cual, se torna más densa y progresa también hacia un final ideal para corear en vivo.

En definitiva: imaginación e ingenio a raudales en las composiciones, buena producción y un artwork muy mutante (marvel/video-games); ingredientes más que suficientes para ilusionar, hacer sentir y soñar al oyente, para que mire al futuro con visión positiva; y que lo hacen altamente recomendable. A mí me han sorprendido gratamente, la verdad.

Sé de buena tinta que ya han recorrido gran parte del territorio nacional con gran fuerza y actitud, pero para mí eran todavía anónimos. A partir de ahora no me van pasar desapercibidos y espero verlos pronto en vivo. Les doy mi bendición y espero, de corazón, que la suerte les acompañe y triunfen aquí y, por qué no, en la escena internacional.

Lista de Temas:

1. Overture to Revenge
2. Garou – The Hungry Wolf
3. Revolution has Begun
4. The Mutant Anthem
5. Appearance is Deceiving
6. Falling Star
7. Angelcider
8. Staring at the Sun
9. Arcadeborn
10. Stargazer
11. Unequal Ways / Symmetric Souls

DARKBLAZERS son:

Ángel Fernández – Guitarra
César Yepes – Cantante
Juanje Rama - Bajo
Johan Nuñez – Batería
Jonathan Hall – Teclados

Nota: 8 / 10

Sello: Autoeditado

Autor : Francisco Rodríguez Belmonte


Enlace Relacionado: