0
Publicado el 31/07/2017 por metalcry en Destacados

BLIND GUARDIAN - LIVE BEYOND THE SPHERES

Decimoquinto álbum y tercero en directo (el anterior data ya de 2003) de este cuarteto teutón de power metal melódico progresivo… formada en Krefeld, cerca de Düsseldorf, hace más de 30 años que repasa su trayectoria en un live absolutamente soberbio por extensión y calidad, el cual ha sido registrado nada más y nada menos que en 30 shows de su anterior gira europea de 2015. El material contiene viejos clásicos, nuevos temas y canciones que raramente han interpretado en vivo.
Las principales influencias musicales de la banda son de sobra conocidas: el rock (Queen), el hard (Deep Purple, Uriah Heep), el heavy clásico (Sabbath), el metal progresivo (Genesis), la NWOBHM (Maiden, Priest, Motörhead), el thrash (Metallica) y el propio power metal (Hellöween, Manowar); creando una síntesis de estas fuentes de inspiración que han dado lugar a su propio estilo personal e inconfundible.
En cuanto a la parte lírica, de todos es sabido la adicción del combo alemán por la literatura de Tolkien, Stephen King, Lewis Carroll, etc, así como la fantasía, la mitología y la ciencia ficción en general: Dune, el Mago de Oz, las Crónicas de Narnia… 
El disco fue puesto a la venta en el mercado el pasado 7 de Julio en formato de triple CD o en caja de 4 vinilos vía Nuclear Blast Records, con un contenido de más de 2 horas y media que se concretan en un total de 22 temas.
Con el rugir de la audiencia italiana (so raggazi!!) y un ambiente etéreo y tétrico, a modo de Intro sinfónica, da pistoletazo de salida la extensa y progresiva novena ola “The Ninth Wave”, que también abría su último lanzamiento de estudio (Beyond the Red Mirror), plena de potencia en la base rítmica, velocidad en las guitarras y la línea vocal enérgica y rasgada clásica de Hansi Kürsch. El corte es netamente progresivo, con un estribillo de ambiente sintetizado y un break sinfónico de buen nivel que ya tuve la oportunidad de apreciar el año pasado en el RockFest de Barcelona.
BLINDGUARDIAN

Le sigue la clásica, “Banish from Sanctuary”, que me trae recuerdos de mi época universitaria (madre mía), plena de velocidad, energía y fiel al corte que también abría aquel brutal Follow the Blind del año 89. Sólo el escuchar los solos, interludios, el coro y todo el tema, en general, me pone la carne de gallina y hace que se me caigan las pocas canas que tengo.
Vuelve la épica cuando, a renglón seguido, Hansi presenta una canción sobre el vuelo de los Noldor y el ejército del reino bendito de Arda… la absolutamente resplandeciente y genial “Nightfall”, extraída del álbum conceptual del mismo nombre (Nightfall in the Middle-Earth del 98), basado, como ya sabéis, en el libro El Silmarillion de J. R. R. Tolkien y que, desde mi punto de vista, es una de las canciones franquicia de los bardos, bien recibida nuevamente por una audiencia transalpina que corea el estribillo una y otra vez sin descanso y que, por ello, pienso que nunca debería faltar en su repertorio.
A continuación, el guardián ciego incluye “Prophecies”, también de su último disco de estudio; potente, progresiva, enérgica, pero un escalón por debajo de las dos piezas previas. Para subir las revoluciones, le sigue otra canción del nuevo siglo, “Talenor” del At the Edge of Time de 2010, donde Her Kürsch exprime sus cuerdas vocales al máximo en un despliegue de poderío vocal bien secundado por la contundencia thrasher de la base rítmica y la velocidad de los punteos de André Olbrich.
BLIND GUARDIAN -
El coro mágico y el contundente doble bombo nos lleva de nuevo a los orígenes de la banda con “The Last Candle”, corte en que Kai Hansen colaboró con un solo si no me equivoco y perteneciente al fantástico disco del año 90 llamado Tales from the Twilight World. Soberbio el break final para meter a las hordas eslovenas de Liubliana dentro del tema, que se entregan en cuerpo y alma para concluir el tema casi a capela, sólo con la ayuda del potente golpeo de baquetas de Frederik Ehmke.
Cierra el primer compacto el tema más largo de toda su trayectoria discográfica: la operística y progresiva “And Then There was Silence”, del barroco y enrevesado A Night in the Opera de 2002, disco polémico que tenía un predecesor que puso el listón muy, muy alto (Nightfall) y con el que muchos de los seguidores del grupo, entre los que me incluyo, pusimos un punto y aparte y sí, nos bajamos del carro de los germanos. Yo, sinceramente, la hubiera cambiado por dos o tres temas, a saber, “Welcome to Dying” o “Time What is Time” o“Time Stands Still (at the Iron Hill)”, por pedir que no quede.
En tono acústico se abre el segundo redondo con “El señor de los anillos”, preciosa balada épica también del Tales del 90, que termina, in crescendo, con ese estribillo que todos conocemos y tenemos impreso en el cerebro: Slow down and I sail on the river, slow down and i walk to the hill…
Al grito de “Scream 4 me Varsaw” comienza la tribal y festiva “Fly”, que pone de manifiesto el buen estado de forma vocal de Hansi Kürsch y sus amplios registros líricos, bien secundados a los coros por el resto de componentes del sexteto. Impecable trabajo también en los efectos de guitarra así como en la potente y precisa base rítmica en este tema que, realmente, no es de mis favoritos.
Continuamos con la épica coral de la inicialmente siniestra pero, más tarde, progresiva “Bright Eyes” del Imaginations, cantada nuevamente de forma impecable por el front-man de BG y coreada por el público parisino (parece ser) en su estribillo. También se aprecia en este tema una gran presencia del bajo de Barend Courboisand, unos veloces y técnicos solos de Mr. André Olbrich, así como unas perfectas armonías ejecutadas de forma reluciente.
Le sigue con el grito enfervorizado de la masa (“Guardian, Guardian”) la cañera y fantástica “Lost in the Twilight Hall”, también del Tales, plena de hipnótica y de ritmo galopante (made in Blind Guardian), con su épico break en el que esperamos la aparición del chillido agudo y rasgado del gran Kai Hansen que no aparece, aunque Mr. Kürsch defiende sus estrofas con honor (Umh!!), como corresponde a un gran guardián. El público también participa activamente del tema, elevando así su nivel a cotas muy emotivas y los solos cruzados de André y Marcus son afilados y plenos de virtuosismo, desencadenando un apoteósico final.
Dirigiéndose en alemán al respetable, Hansi presenta la potente y progresiva “Imaginations from the Other Side”, plena de referencias a los cuentos infantiles, con excelentes arreglos a las seis cuerdas para adaptarla al directo. En este corte el cantante sufre más de la cuenta en los agudos desgarrados y es que han pasado más de 20 años de este disco y se nota que las cuerdas vocales no responden igual con 25 que con 50 años. En fin, aun así, el tema es sacado a flote sobradamente con la gran interpretación instrumental y el apoyo de los incondicionales allí presentes para empalmar con el track que abría el Nightfall, “Into the Storm”, canción que parece tener vida propia y es puesta en escena de forma excelente y con la alta fidelidad al original del año 98. Perfecta y siempre vitoreada por la audiencia en vivo.
blindguardianA continuación nos presentan un tema rápido, la novedosa “Twilight of the Gods”, single de adelanto y la que más me gusta de su último plástico, la cual pude paladear en vivo en el RockFest de 2016.
Con la peña coreando un cántico más futbolístico que otra cosa se presenta la épica y medieval “A Past and Future Secret”, acústica del Imaginations donde Hansi emplea un registro en el que se encuentra como pez en el agua y el público puede interactuar con el grupo de forma más íntima y estrecha.
Y la historia termina para este segundo CD del pack en Düsseldorf con “And the Story Ends”, del mismo disco que su predecesora, interpretada nuevamente con excelsa maestría por todos y cada uno de los miembros de la banda y terminada con una gran distorsión y el martilleo incesante a las cajas de Frederik Ehmke que prende, literariamente, la llama que hace arder a los asistentes en su ciudad natal, se podría decir.
El tercer compacto arranca como el LP “At The Edge of Time”, con su sampler de ópera que introduce la magnánima “Sacred Worlds”, al que se van sumando la guitarra y, paulatinamente, todos los músicos, golpeando nuestros cerebros con ese riff machacón y progresivo que frena súbitamente para dar entrada a Hansi que canta en varios tonos, a saber: calmado, contemplativo, agresivo, agudo, etc: en un tema variado y orquestado de lo mejorcito de aquel disco de 2010.
A renglón seguido, el carismático front-man pregunta: ¿Estáis listos para la canción del bardo?… y ahí va “The Bard’s Song – In the Forest” del Somewhere que, como siempre que les he visto, ha sido apoyada por palmas y cantada totalmente por un público entusiasta y donde el protagonismo encima de las tablas se lo llevan Hansi y los guitarristas del grupo, dotando a la pieza de gran fuerza y sentimiento.
Luego presenta con mucha profusión “Valhalla”, lo que me recuerda una anécdota del año pasado en Can Zam, cuando una joven fan del grupo gritaba enfervorizada delante de nosotros al empezar el riff principal del tema, a lo que yo añadí: “Chiquilla, tranquila, que esta la tocan siempre”. En fin, ¿cantará Kai su parte en esta ocasión como hizo en el tema de estudio del año 89? Pues no, mi gozo en un pozo, así que nos toca escucharla otra vez con alguna que otra octava más baja, lo que hace que baje un poco la intensidad del tema. De todas formas la parte instrumental permanece sobresaliente y el público se la sabe de memoria y canta el estribillo reiteradamente y sin descanso hasta el final.
BLIND GUARDIAN - LIVE BEYOND THE SPHERES
Ya en la recta final del vivo enlatado nos encontramos con la epopeya arabesca de “Wheel of Time”, extensa y no fácil de digerir a la primera, con multitud de pasajes orquestados a cuya finalización la multitud pide incesantemente la bombástica y veloz “Majesty”, que abría su álbum debut del 88, la cual se inicia con sus clásicos teclados circenses y su galopante y frenético ritmo de guitarra. El tema nos pone de manifiesto que la banda sigue en plena forma para desarrollar su material primigenio y cómo no y, para variar, es coreado por la masa de forma fantástica de principio a fin.
Y para despedir este mega-directo tenemos el single del 98 “Mirror Mirror”, que nos transporta nuevamente a la tierra media con la su variada progresión de pasajes y la belleza de sus arreglos y solos de guitarra; amén del pegadizo estribillo, por todos conocido. En fin, sin duda una de las canciones favoritas de los fans de BG que, nuevamente, se entregan al máximo, hasta dejarse el último aliento.
Para terminar me gustaría añadir que es un honor para mí hacer la reseña de estas dos horas y media brutales de directo monumental, uniforme y consistente (aunque virtual), en la que la calidad interpretativa brilla de forma estelar y no hay ningún pero que poner en cuanto a la producción se refiere, dando como resultado un amplio conjunto de oportunidades para sumergirte dentro del mundo de fantasía y metal de Blind Guardian.
El álbum ha sido grabado y mezclado en los estudios Twilight Hall (Alemania), masterizado en los estudios Wisseloord (Países Bajos) y producido por Nuclear Blast. El art-work con un dragón cabalgando con su jinete y listo para la batalla (muy Tolkien) de la portada, así como el interior del digipack y del CD han sido realizados de forma magistral por el diseñador gráfico Andrea Christen.

BLIND GUARDIAN son:

Hansi Kürsch – Voz
André Olbrich – Guitarra Solista y Coros
Marcus Siepen – Guitarra Rítmica y Coros
Frederik Ehmke – Baterías y Percusión

Músicos de la gira:

Barend Courboisand – Bajo y Coros
Michael “Mi” Schüren – Teclados y Coros

Listado de Canciones:

CD1
01. The Ninth Wave
02. Banish From Sanctuary
03. Nightfall
04. Prophecies
05. Tanelorn
06. The Last Candle
07. And Then There Was Silence

CD2
01. The Lord Of The Rings
02. Fly
03. Bright Eyes
04. Lost In The Twilight Hall
05. Imaginations From The Other Side
06. Into The Storm
07. Twilight Of The Gods
08. A Past And Future Secret
09. And The Story Ends

CD3
01. Sacred Worlds
02. The Bard’s Song (In The Forest)
03. Valhalla
04. Wheel Of Time
05. Majesty
06. Mirror Mirror

Nota: 9 /10
Discográfica: Nuclear Blast
Autor: Francisco Rodríguez Belmonte


Enlace Relacionado: