0
Publicado el 07/02/2017 por Emilio Pastor en Albums, Discos

BLACK STAR RIDERS - HEAVY FIRE

Cuando acepté encargarme de esta reseña, os prometo que pensé en hacerla sin escribir el nombre que todos tenéis en la cabeza… pero es imposible. Puedo dar giros de palabras, usar la elipsis o marear la perdiz, pero cuando oímos hablar de BLACK STAR RIDERS, a todos se nos paran las mientes en una banda… irlandesa, para más señas, y nos aflora su nombre de inmediato. ¿A que sí?

Pero señores, ¡con la memoria de la banda de Lynott no se juega! Por eso, cuando Ricky Warwick dijo este verano en Santa Coloma eso de we are THIN LIZZY, no pude evitar que algo se me removiera por dentro. Dije en la crítica de su anterior disco para este mismo medio que, tomando en vano el nombre de la banda, Scott Gorham se ha encargado de mantener vivo el espíritu de los LIZZY de una u otra forma. Así les vimos en España en 2008 bajo el nombre de marras con John Sykes y Tommy Aldridge; y les vimos en Inglaterra en 2011 con Ricky Warwick y los “miembros” Brian Downey y Darren Wharton. Finalmente, les tuvimos de nuevo enfrente en el pasado Rock Fest 2016.

Y ahora, voilà, Gorham y Warwick ya se llaman otra vez B.S.R. y bajo ese nombre sacaron hace sólo cuatro días, su tercer larga duración con el que girarán por el Reino Unido e Irlanda en marzo. Manejamos la edición “deluxe”, que se debe de llamar así porque lleva un tema más, es decir, once, lo que contrasta con los dieciséis cortes del disco anterior; sólo 44 minutos (40 sin el bonus) contra la hora y diez minutos de Killer Instinct, su disco de 2015.

Dicho todo lo anterior, que no es poco, estamos ante un buen trabajo, más que decente. Los temas no son malos, tienen su “rollete”, pero resultan una repetición de esquemas que poco aporta de novedad al mundillo del rock… como, por otra parte, pasa con tantas y tantas grabaciones hoy en día. No negaré que se escucha con agrado y que muchos temas tienen gancho; y destaco las letras, que sí me parecen bastante trabajadas; por ejemplo, la de Dancing with the Wrong Girl.

Hay temas, como la apertura Heavy Fire, y el cuarto, Who Rides the Tiger, que te hacen pensar que la banda se quiere alejar algo del rollo LIZZY y meterse en terrenos un poco más durillos, más alejados de su sempiterna inspiración… pero el segundo When the Night Comes In, y el tercero, el citado Dancing with the Wrong Girl, te vuelven a meter en la onda Lynott de manera irremediable.

A partir de ahí, tenemos el medio tiempo de Cold War Love, con sus guitarras dobladas, como Dios manda; la melodía sugerente de Testify or Say Goodbye, otro medio tiempo más movidito que es uno de los temas más inspirados del disco; luego la insulsa Thinking About Your Could Get Me Killed, con su ritmo de apertura funk al bajo, que no dice gran cosa.

Una de las canciones que veo más logradas es True Blue Kid, donde las guitarras y voces dobladas, las estrofas casi declamadas, un estribillo LIZZY total y un buen solo, configuran un interesante tema. Le sigue Ticket to Rise, que tampoco está nada mal con sus coros femeninos y un final algo caótico. Y es que, hacia el final, la calidad de los temas parece que sube.

Así el disco “acaba” con Letting Go Of Me y el tema adicional Fade. La primera, de ritmo “bombástico”, luego se ablanda algo, pero resulta ganadora al final. La segunda, con sus pasajes acústicos, recuerda algo (por allá lejos) a The Holy War del último disco de THIN LIZZY, y es un gran bonus para cerrar el disco y contentar a los compradores de la edición “deluxe”.

En resumidas cuentas, buen disco, agradable de escuchar, pero no lo veo como ésos que piden vuelta a pincharlo una y otra vez. Se sigue tratando de mezclar el sonido Lizzy con el rock algo más modernillo y en ese sentido, lo veo algo prescindible.

Insisto, para cerrar, en lo que decía en 2015: puede que se trate de un trabajo para fans de UFO, SCORPIONS, PURPLE o BOSTON que ya no pueden con los últimos álbumes de estas formaciones… y que encuentran en BLACK STAR RIDERS una vuelta al rock and roll de antaño.

BLACK STAR RIDERS son:
 
Ricky Warwick (ex The Almighty), guitarra y voz.
Scott Gorham (ex Thin Lizzy), guitarra.
Damon Johnson (ex Damn Yankees), guitarra.
Robbie Crane (ex Ratt), bajo.
Jimmy DeGrasso (ex Dokken, Y&T… y más), batería.

 

Tracklist:

  1. Heavy Fire
  2. When The Night Comes In
  3. Dancing With The Wrong Girl
  4. Who Rides The Tiger
  5. Cold War Love
  6. Testify Or Say Goodbye
  7. Thinking About You Could Get Me Killed
  8. True Blue Kid
  9. Ticket To Rise
  10. Letting Go Of Me
  11. Fade

 

Discográfica: Nuclear Blast.

Puntuación: 7 / 10.

Autor: Manuel Martínez Ferrándiz.

 


Enlace Relacionado: