Usuario:

Contraseña:

¿Olvidaste la Contraseña? / Registrarse

Niva

octubre 9, 20161 year ago

NIVA - ATMOSPHERICAL

Con el chaché que da haber sido vocalista de los metaleros melódicos LION’S SHARE en su disco de 2001 Entrance, el sueco Tony NIVA comenzó, allá por 1994 su aventura en solitario, si bien es cierto que ésta no se consolidó hasta 2011… un ratito después. En ese año concurrió para representar a Suecia en el famoso festival de Eurovisión con el tema Janitor of Love… pero no lo logró.

El que analizamos es el sexto disco y, salvo en el anterior, el rock melódico con pinceladas de AOR ha sido una constante en sus trabajos. Cierto que, como digo, Relievin’ Rain de 2015 fue un intento (bastante pobre) de incidir en una música algo más metalera y alejada de las melodías “a lo JOURNEY” que jalonaron sus anteriores discos. A juzgar por lo que escuchamos, parece que ha querido dejar definitivamente ese camino del pasado año y, aunque no olvidarlo totalmente, retomar el sendero de la melodía.

Así, en este Atmospherical tenemos una mezcla de ambos conceptos. No suena tan chirriante como el anterior, pero tampoco tan dulce como los que, para mí, son sus mejores trabajos: Magnitude (2013) e Incremental IV (2014), sobre todo. El despliegue de cadencias melódicas de estos dos discos es espectacular; creo que ningún buen aficionado al género y a bandas como la citada antes, o como T.N.T., por poner un ejemplo, se los debería perder.

6151-034

Y es que es innegable que la voz del sueco admite comparación con la del “dios” del rock melódico, el californiano Mr. Tony Harnell, pero yendo al meollo de la cuestión, Amospherical es un disco que satisfará al aficionado al Hard Rock sediento de buenas melodías, contundentes estribillos y solos rápidos, más que melódicos, colchones de teclados y golpes sin piedad a una batería que está muy presente en todos los temas con un sonido algo disparado, eso sí.

Por encima, la voz de Tony, que va perdiendo algunos enteros con relación a los otros discos… lo que es normal, ya que el tiempo no pasa en balde para nadie. Aun así, como piden los cánones del hard melódico, su voz es aguda, aunque ya no camina por alturas imposibles, pero cumple más que bien el cometido que se espera de un vocalista en este estilo: voz carnosa, fina y afinada, con fundamento y que puede rozar las fronteras del metal sin despeinarse.

La producción es destacable… y ello es normal cuando el elegido es Lars Chriss, también miembro de LION’S SHARE y productor de bandas como OVERLAND, RADIOACTIVE y SEVEN, o sea, un tipo baqueteado ya en las lides de la melodía dura y “con chicha”. El disco suena poderoso, como digo, pero las canciones, en mi opinión, no llegan a atraparte a la primera, como en los dos discos que mencioné antes, y parece que les falta un punto de musicalidad. Echo de menos algún teclado más incipiente y algún tema más relajado, alguna de ésas baladas épicas con introducción al piano que nos ponen los pelos de punta. Aquí parece que no hay respiro, y creo que el rock melódico lo necesita, a fuer de llegar a aburrir un punto, como pasa en este trabajo.

b003a5ea350de633e183376848bd600ac7e2cdf6

Por lo dicho, creo que no debo analizar tema a tema, sino mencionar algunos que destacan del resto. El buen comienzo marcado por Dressed to Kill, título que nos suena de un buen puñado de bandas, ya nos presenta lo que vamos a encontrar en casi todas las canciones: buena base, batería pesada y melodías vocales.

Otro tema impactante es Spirit of the Night que encuadro en lo más metalero del trabajo que analizamos; un tema con bastantes cambios de ritmo y muy resultón, como Forbidden Lover, tal vez la canción “himno” del disco. Play Our Songs comienza con una guitarra con flanger a lo Michael Schenker y es otro buen pelotazo que, a buen seguro, hará las delicias del amante del género.

En resumen, y siento repetirme, no es un disco redondo que se te queda en la mente a primera escucha. NIVA ha querido mezclar el rock rayano en el metal con la melodía y le ha salido un plástico que puede llegar a cansar, aunque tiene muy buenas canciones, pero sin alcanzar la potencia vocal, musicalidad y “enganche” de sus discos de hace dos y tres años.

Siendo un buen disco, sin duda, mi corolario sería: “para incondicionales del género”.

 

Músicos:

Tony Niva – voz.
Lars Chriss – guitarras, batería.
Andy Loos – bajo.
Kay Backlund – teclas (Dressed To Kill, Wall Of Bricks, Spirit Of The Night, Déjà Vu, I’m On A Roll, Evil Rose, Raise Your Voice)
Fredrik Bergh – teclas (The Mountain, Play Our Songs, Forbidden Lover)
Nigel Bailey – coros (por cortesía de Frontiers Records Srl)
Mick Devine – coros (Evil Rose, Wall Of Bricks)
George Bailey – coros (Dressed To Kill)

 

Lista de temas:

01 Dressed To Kill (4:16)
02 Déjà vu (3:21)
03 Spirit of the night (4:25)
04 Forbidden Lover (4:46)
05 I’m On A Roll (3:27)
06 Evil Rose (4:19)
07 Raise Your Voice (3:21)
08 The Mountain (4:37)
09 Play Our Songs (4:15)
10 Wall Of Bricks (3:34)
 

Putuación: 7 /10.

Discográfica: Aorland.

Autor: Manuel Martínez Ferrándiz.