0
Publicado el 11/12/2017 por Jon Rodríguez

NAPALM DEATH + LOOKING FOR AN ANSWER + DEATHRITE - JIMMY JAZZ, VITORIA/GASTEIZ - 7/12/2017

Lluvia de napalm

Los ingleses NAPALM DEATH son toda una institución, se les puede tachar de precursores, pioneros, o como quieras llamarlo, en el negocio de lo que solemos denominar grindcore, aunque en la actualidad, y debido a la cantidad de ramas que lo compone, lo denominaremos simplemente sonido brutal. Brutal su sonido y brutalisimos en su concierto en la Jimmy, donde tuvimos la experiencia de verlos desde un punto de vista más cercano, quitándonos de encima la capa de los grandes festivales o salas bestiales, toda una experiencia, ya lo creo.

Este mes de diciembre la buena gente de HFMN Crew nos los embarcaban en una maratoniana gira de más de diez fechas que se ha gestado alrededor de todo el puente, razón de más para encontrar un hueco y acercarse. En su fecha de la capital alavesa les acompañaron, a todo lujo, otros también brutalísimos LOOKING FOR AN ANSWER, que tal y como desarrollaremos a continuación, dejaron a más de uno asombrado y con el culo torcido. Como cierre de cartel para la cita pudimos disfrutar con DEATHRITE, que bien podrían haber sido la guinda del pastel, porque aunque se integraron bien en el cartel, su actuación pareció estar poco integrada en el guión que se había presentado para esa noche.

Deathrite - Jimmy Jazz, Vitoria-Gasteiz

Como digo, los alemanes DEATHRITE fueron los encargados de abrir la juerga. Nos pareció interesante esa mezcla exhibida en apenas siete temas de death metal a la vieja escuela (sin maquillaje) y, en menor medida, grindcore. Muy técnicos a la hora de desarrollar los temas y con poses estudiadas, es cierto que lograron congregar a cierto número importante de peña, incluido a cuatro fervientes seguidores equipados con los últimos modelos de canana. Coñas aparte, lo cierto es que la actitud de los alemanes demostraba que venían entregados cuanto menos, desde la gesticulación de las manos de Tony / voz / cerveza en mano, hasta la equiparación del micro con un fusil.  

Deathrite - Jimmy Jazz, Vitoria-Gasteiz

Esta entrega también les acompañaba en forma de tatuaje, y si no, que se lo digan al Gene Simmons que llevaba uno de los guitarras en el antebrazo. Aunque su último larga duración data de 2015, venían presentando “Where Evil arises“, gracioso 7″ con versión de Misfits incluida que destacaba sobre las mesas del merch. Sin dejarnos de sonar a unos Entombed a ratos, pudimos disfrutar de temas como “Into the ever black”, como presentación de ese 7″, junto a “Circle of destruction” o “Toxic hammer”. La verdad es que se nos hizo hasta corto, y aunque aquello no daba para más, se despidieron muy agradecidos.

Looking for an answer-Jimmy JAzz, Vitoria-Gasteiz

La relación con LOOKING FOR AN ANSWER viene de largo, desde aquel split con Kontraataque, allá por el 2000, en mi caso. A los madrileños siempre les seguimos la pista por sus conciertos en gaztetxes y sitios similares, y siendo esta nuestra primera vez de verlos en sala, dentro de nuestro criterio, estos madrileños se salieron. La intensidad y compenetración demostrada demuestra que la banda está atravesando por un buen momento. Venían presentando su último trabajo, “Dios carne”, al que le dedicaron dos o tres temas recién calentado el personal, y no es que pasaran de puntillas por ellos o que fueran una simple formalidad, simplemente son temas nuevos y no les tenemos tan controlados.  “Deflagración”, “La carne del Leviatán” o “Mártir matarife” fueron los afortunados.

Looking for an answer-Jimmy JAzz, Vitoria-Gasteiz

A partir de ese punto, lo que se esperaba, una fiesta. A la intensidad y velocidad de los temas le faltó un punto de registro a las voces, en cualquier caso aquello sonó a bestialidad y crujir de cuellos. Hubo un cambio en el personal que copaba las primeras filas, de tal manera que hasta la chica que llevaba la camiseta de Red Hot Chili Peppers se lo pasó en grande. Desde la cara de mala leche que gastaba su bajista hasta la complicidad entre ese mismo y los dos guitarras, la banda se guardaba “Cada nacimiento es una tragedia” para rematar la jugada, así que, espalda contra espalda, jugaron a estar sincronizados tocando cada uno las cuerdas de la guitarra contraria, el público dándolo todo y ellos asomando sonrisas de oreja a oreja. El ritmo endiablado de esa batería sólo descanso para despedirse con abrazos, púas, baquetas y agradecimientos miles de ellos. Quedaron para su disfrute “Kraken”, “Marcha hacia la extinción” o “Tapias de cementerio”. Desde luego fue un bolazo el que se marcaron.

Looking for an answer-Jimmy JAzz, Vitoria-Gasteiz

Y con ganas de repetir lo de LOOKING, por fin hicieron su aparición NAPALM DEATH. La última oportunidad que tuvimos de verles fue en la presentación del “Apex predator-Easy meat”, hará un par de años. La experiencia fue muy buena, así que nos decidimos, primero, por repetirla, ya que pocas bandas responden de esa manera tan frenética en un concierto y, segundo, por probar esa cercanía que ofrece la sala y comprobar las sensaciones que da el grupo en esos escenarios. Cierto es que los NAPALM se salieron, lo único que, acostumbrado a verlos en otras situaciones, y el setlist, que me pareció un poco repetido, se me hizo a ratos duro rellenar esa hora y cuarto.  

Napalm Death - Jimmy Jazz Vitoria, Gasteiz

Eso no quita que la energía exhibida por los ingleses estuviese dentro de toda profesionalidad. Desde una “perfecta” presentación en el idioma de Cervantes que nos dedicaron, “ahora que somos amigos”, y el placer que les suponía (como no) estar en Euskal Herria, el bueno de Barney cambió al registro de las islas de nuevo. Inicio apocalíptico con la tonadilla del “Apex predator-Easy meat” y a dar cera. No sabría indicar quién era, pero creo que para la gira les acompañaba un nuevo guitarra. El frenetismo que le dedican en sus temas todavía me hace perder el control en sus temas, aunque el grupo sabe perfectamente por dónde se mueve, intercalando temas viejos como “Scum” o “You suffer“, si bien esperados, siempre son toda una celebración. Embury, alías el hombre púa, ni sé las que pudo repartir y tirar a lo largo de la actuación, visto justo bajo sus narices le arreaba cosa fina, de tal manera que al final, lo ejercitaba sin ayuda de púa ni nada. Se estaba pidiendo a gritos, y al final cayó “From enslavement to obliteration“, que resultó apocalíptica, acompañada de “Siege of power”.

Napalm Death - Jimmy Jazz Vitoria, Gasteiz

Dentro de las parrafadas que tuvieron lugar dentro de los descansos que se tomaban, como digo, no es fácil mantener ese torbellino de energía durante una hora y pico, se habló, entre otros temas, del jodido humo de tabaco que lo dificultaba todo en una sala atestada. Rematando con “Twist the knife (slowly)”, gozamos una vez más con la versión de los Dead Keneddys, “Nazi punks fuck off”, con parafernalia de gestos incluida. Muy cansados, tuvimos un apoteósico final con “Adversarial/Copulating snakes”, en la que la tonada final, Barney, se quedó a espaldas nuestra, mientras guitarra y bajo jugaban con la intensidad del sonido en los amplis, aumentándola y causando ondulaciones de tal calibre, que Danny Herrera en la batería, le obligaba  a ponerse de medio lado y añadiendo la protección de sus manos de tan pesado que resultaba en el escenario. Sudor es la palabra que mejor lo define a unos grandes como NAPALM.  

GALERIA DE IMAGENES

Napalm Death @ Jimmy Jazz, Vitoria-Gasteiz, 07/12/17

Looking for an answer @ Sala Jimmy Jazz, Vitoria-Gasteiz, 07/12/17

Deathrite @Sala Jimmy Jazz, Vitoria-Gasteiz, 07/12/17

Texto y fotos: Jon Rodríguez