0
Publicado el 1/11/2009 por Javier Fraile (JF)

MANZANO + LUJURIA - SALA HEINEKEN - 31-10-09

Después de quince años, el pasado sábado día 31, viviríamos en la actualmente denominada noche de Halloween o de brujas, todo un reencuentro de uno de los mejores frontman de décadas pasadas; José Antonio Manzano pisaba un escenario español tras unos 15 años sin hacerlo y lo cierto es que la ocasión no terminaba de ser del todo propicia, fue un día muy señalado en los calendarios de las promotoras, tanto que mínimamente en Madrid, hubiéramos podido disfrutar de otros cinco o seis eventos de interés, en caso de que no fueran mas. 

Las puertas se abrían a las siete y media de la tarde, con la grata presencia de la gente de callejeros (el programa de Tv) que estuvo haciendo alguna que otra pequeña entrevista a los presentes y captando el buen rollo que se vivió en este; todo un concierto para la memoria… Pudimos ver el desarrollo de la gran iniciativa de invitar a los parados, siempre que presentaran la cartilla claro está, hecho que no debió de sentar muy bien a alguno tal y como el propio Oscar Sancho nos comentaría en su espectáculo.

En un primer momento, a eso de las ocho y diez pasadas y siendo realmente pocos en las filas del público, salió un decidido Oscar para darnos las gracias por la asistencia y para presentar de la misma manera a su amigo Manzano a grito de; “Larga vida al Heavy Metal…”

Breves instantes después, podíamos ver una formación con muchas ganas de hacer las cosas bien introduciéndose en escena para interpretar “De Nuevo en Acción”, tema perfectamente escogido por lo que representaba en este mismo concierto y por ser uno de los estandartes del cantante en su carrera en solitario. Lo cierto es que el sonido inicial fue un tanto caótico, sonaba más bien una bola o pasta sónica de la que solamente despuntaba la voz del vocalista, perfecta durante toda la duración del show.

Para dejarnos claro quien es Manzano y lo que representa en el metal patrio, el set list continuaba haciendo favor a su carrera en solitario, y serían “Listo para atacar” y ese “Red Hot” en inglés los que se encargaran de hacerlo entre la dedicatoria de la banda para sus amigos Oscar y David de Alacrán.

Uno de los temas que más me gustaron en el directo de Jose Antonio Manzano, sería “Grita”que disfrutó de un sonido bastante mejorado, en comparación con los tres cortes anteriores y de una intro de batería muy remarcable. Fue un tema muy seguido por los asistentes por la reminiscencia a una banda que marcó un antes y un después en el rock nacional, aunque el “Duro y Potente” llegara algo más tarde que cortes como “Voy a tu Ciudad” o el “Rock Duro”, el vocalista dejo claro que su paso por Banzai dejó gran huella entre nosotros, y que mejor manera que dedicarnos este temazo a todos los presentes…

Muy inteligentemente, ahora era el turno para otro de los grupos de Manzano, esta vez losEmergency, interpretando un corte en inglés como era de esperar, llamado “Movin´”, que gozó de unas poderosas guitarras aunque la gente no termino de digerirlo.

El mejor momento del concierto para un servidor, fue cuando Manzano, valiéndose únicamente de sus cuerdas vocales, nos dedicó algunas estrofas del “Sobreviviré” de susZero. Tristemente sería el único guiño de todo el concierto a esta fantástica formación con la que tanto habré disfrutado en la última temporada, pese a tener un disco en su haber.

Mientras esto acontecía, pudimos ver como el guitarra Jordi Sandalinas, preparaba una preciosa guitarra roja electroacústica de doble mástil sentado en un taburete, para hacer todo un clásico de los Niágara; ni más ni menos que el profundo “Go”.

Viendo como Jordi se iba y se quedaba Tony encargado de las cuerdas, pudimos ver la descarga de otro de los temas de la primera etapa de Manzano en solitario, en esta ocasión un “Sientelo Fuerte” que verdaderamente se hizo sentir (valga la redundancia) por todos los que abajo estábamos disfrutando del directo. Una gran manera de volver a la caña después de haber podido atender como se merece el temita de Niágara.

Para el siguiente tema, un nuevo amigo de Jose Antonio Manzano, se apuntaría al carro con su guitarra…Me estoy refiriendo a Angi Schiliro, para la interpretación de “Boys will be Boys” que bautiza el disco homónimo, tema que desgraciadamente soportó el peor sonido de la noche y donde realmente el vocalista más de lució con un gran agudo que nos dejó a mas de uno con la boca abierta y con ganas de volverlo a escuchar a no mucho tardar. En ese momento lo único que pasaba por mi cabeza era; “Joder que voz”, sintiéndolo mucho por las personas a las que le pueda ofender el improperio.

Como era de esperar, el final del concierto lo servirían temas de Banzai, el primero fue“Luces”, gratamente coreado por los asistentes y muy contundente por parte de los interpretes, que nos hacían ver lo bien que se desarrollaba esa fiesta de heavy metal interaccionando con nosotros, animando a llevar el ritmo de la composición con las palmas y un largo etcétera…Lo más espectacular del tema siempre ha sido y será esos enérgicos ritmos finales que nos ponen la piel de gallina y en esta ocasión no fue para menos.

El broche final, vendría con otro de los temas de Banzai inédito en directo, con un Jordi Sandalinas que se adueño de los teclados para interpretar “Se Terminó”, tema perfectamente escogido para decirnos “hasta pronto” (o al menos eso es lo que un servidor espera…), en el que pudimos ver unos simples teclados iniciales que se ahogarían en el resto de instrumentos, una vez que empezó el resto de la banda.

Como conclusión: Un concierto espectacular con todas las de la ley, protagonizado por una banda realmente de lujo compuesta por Jose Antonio Manzano a la voz, Jordi Sandalinas a la guitarra, Tony Baena a la otra guitarra, David Biosca a la batería y Angi Schiliro como invitado también a la guitarra. Simplemente espero y deseo que esto no se quede aquí…

En estas alturas de la noche, este que os escribe, estaba gratamente emocionado a la espera de ver lo mucho que Lujuria esa noche tenían que ofrecernos, nos tomamos un respiro para charlar con esos amigos que tristemente solamente ves de pascuas a ramos, y cuando nos quisimos dar cuenta, instantes antes de las nueve y media de la noche, comenzó a sonar la intro de los segovianos.

Como venía diciendo, una introducción en honor a la celebración de Halloween, se sucedió con un Oscar con ganas de salir que de fondo “rezaba”: “Buenas noches Madrid, ¿donde esta mi gente?. Bienvenidos a esta noche de brujas, ¡vamos a morir!”, tras la que pudimos ver al propio showman aparecer en escena para apoyar al resto de sus compañeros, de un blanco impoluto (de cabo a rabo) y con unas gafas de sol modelo aviador de esas que están actualmente tan de moda.

Como era de esperar, la salida a escena coincidía con el comienzo del primer tema homónimo al nuevo disco de los segovianos y con el cual vienen abriendo toda la gira, efectivamente me estoy refiriendo a un “Licantrofilia” con el que la gente empezó a cantar y a dar botes por la sala desprendiendo una sensación de comodidad increíble.

Seguido al anterior, sería “Jekill y Mrs. Hyde” el encargado de reactivar todo mi interés en el concierto, como me gustan esos temas en los que se deja bien claro lo mucho que nos gustan las niñas bonitas y viceversa. (Apreciación personal), en el que de nuevo dejaron claro que en directo de Lujuria, siguen cabiendo muy bien esos temas que lanzaron al grupo donde actualmente se encuentran. En medio de la canción Oscar comenzó uno de sus casi siempre acertados discursos, en este caso para darnos las gracias por acompañar a Manzano en su regreso, diciéndonos supongo que de coña que le habíamos hecho llorar en camerinos, nos recordó la iniciativa de los parados (de la que muchos cabrones ya podían aprender, en lugar de dar cien pases de prensa a muchos medios que ya conocemos, en el panorama donde nos encontramos) y que era por eso la presencia de un equipo de callejeros, que no paró de grabar hasta la primera mitad del concierto de los segovianos todo lo que en la sala ocurría. El final de la charla vendría bajo la afirmación de: “El trabajo es un derecho”.

El siguiente corte de la noche seguiría la tónica del anterior, “Sin parar de Pecar” es uno de esos temas en los que la sala literalmente tembló; por mucho cariño que le tuviera a Fernando, tengo que reiterarme en la idea de que Maikel ha sido la gran incorporación de la banda, puedo afirmar sin equivocarme, que no hay banda de este país a la que no le gustaría gozar en filas, de sus impresionantes ritmos, ya que cada vez que sus baquetas tocan la caja y se acompaña del doble bombo, parece que la batería va a reventar literalmente.

Otra pequeña charla de Oscar, en esta ocasión acertadísima y dirigida a los miembros de la SGAE ya que al parecer, se había colado algún “indeseable” (Sinceramente lo siento por la persona, no por el cargo que ocupa) miembro de los mismos, para dar buena cuenta de los parados que accedían al recinto para disfrutar del espectáculo, a lo que Oscar antepuso la idea de que estaría bien que miraran por esos menores que no pueden disfrutar de los mismos, ya que el Rock es cultura, y otros muchos puntos que hicieron que el showman acabara mandando a la organización, literalmente a tomar por el culo…

Sin meternos más en el asunto (que pienso que cada uno ya tiene lo suyo), seguimos en medio de una gran fiesta de metal con “Cuerpo de Mujer” en el que pudimos escuchar alguna salida de tono del vocalista, nada remarcable en contraste con el buen hacer del resto de sus compañeros.
Y uno de los momento mas esperados para mí, fue la interpretación del siempre tremendo“Joda a quien Joda” cuyos teclados iniciales no termino de ubicar desde que Lilith abandonara la banda, esta claro que ahora siguen teniendo mucha calidad, pero sinceramente y bajo mi punto de vista les termina por faltar algo. De cualquier forma esto es lo de menos, para disfrutar de un tema que rebosa energía y capacidad de transmisión con su poderoso estribillo.

El siguiente pequeño discurso vino muy a cuento con la hipocresía de las dichosas Olimpiadas, que tanto parecen importar a nuestros políticos mientras este país se hunde cada vez mas y mas, no solamente en el aspecto económico sino también en el cultural; a la pareja Gallardón-Aguirre iba dedicado “Cae la Máscara”, con una interesante doble intención que francamente queda totalmente apoyada desde estas líneas.

El siguiente punto, fue un tanto emotivo en la manera en que Oscar agradeció a los músicos de otras bandas que se habían acercado como por ejemplo el Chino, Cachorro o Javier Mira, diciendo que si todos los que tuvieran una banda fueran al resto de conciertos cuando ellos no tocaran, las salas estarían mucho mas llenas de lo que están actualmente.

En este momento, el teclado comenzaba la siempre emotiva “Cadena Perpetua lejos de Ti”, cantando el tema a su chica, con variaciones en la lírica dedicadas a esta. Seguido a esto, vimos como Oscar sacaba una bandera republicana para interpretar “Las tablas de Moisés” en las que el líder de la formación no se mató de milagro al intentar subirse a uno de los amplificadores que tenía delante para acercarse un poco más a su público.

El tema “Viejo Rockero” estaría dedicado para su amigo David de Alacrán, tema muy emotivo en el que se me cayeron algunas lágrimas al recordar algún amigo que se me ha ido quedando por el camino en esta hermosa senda que implica el metal, a lo largo de estos años. Fue el tema escogido para presentar a los miembros de la formación de Segovia y gozó de unos teclados inexplicablemente altos.

Era turno ahora para que Txus de Mago de Oz, saltara al escenario para cantarse el mítico”Corazón de Heavy Metal”, con su amigo Oscar aunque realmente no se le escuchaba nada y mas que otra cosa lo que hizo el batería de los Mago, fue sacarnos la lengua y abrazarse con toda la banda (amén de soltar algún que otro pico por el escenario), una vez terminó la canción. A partir de esto se produjo un pequeño inciso en el concierto, en el que la banda abandonó tablas.

Pero como la cosa no podía quedar aquí, rápidamente saltaron al escenario para dejarnos un tremendo “Goliardos”, con otra impresionante batería que aumenta cuando arranca del silencio de la sala y la mítica “Estrella del Porno” haciendo referencia a lo divertido que sería ver una película con los políticos de actores, pudiendo observar al señor Zapatero diciendo eso de; “Oh sí, dame, dame…”, sin duda alguna un gran puntazo.

El concierto iba tocando a su fin y con una intro de teclado, nos ofrecieron esa fantástica versión de los Ufo llamada “Doctor Doctor”, que cada vez me viene gustando más, en la cual salieron todos los amigos de Manzano para apoyar a Oscar en los líricos y con su mera compañía, lo cual reflejaba fielmente que nos encontrábamos en una gran fiesta de Heavy Metal.

Otro broche de oro para los Lujuria, el que se colgaron interpretando un tema homenaje a Pedro Bruque (por ser creador del mismo), me estoy refiriendo a ese “El Heavy No Es Violencia” que termina siendo perfecto para cerrar una celebración de estas características, con un estribillo que se dejó oír hasta en Vallekas.

Son tantas las sensaciones e impresiones que me embargan en este momento, que me resulta imposible poder redactarlas todas para poder expresar lo mucho que este concierto ha significado para mí y que ha sido todo un privilegio, el haber podido compartir una noche de estas características pese a mi juventud. Quiero dar las gracias a Manzano por recordarme que siempre que haya ganas, el heavy metal vivirá en nuestros corazones tal y como ha vivido en el de Jose Antonio estos quince años de silencio, muchas gracias a Lujuria, simplemente por seguir apostando tanto por sus ideas como por la música que nos une, ya que es simplemente admirable y finalmente muchas gracias a David por la oportunidad que nos dio de colaborar con estas dos grandes bandas. Desde aquí espero y deseo un concierto al menos parecido a no mucho tardar. ¡LARGA VIDA A LAS LEYENDAS DEL METAL!

Autor: Javier Fraile