0
Publicado el 1/01/2012 por metalcry

MÄGO DE OZ + KHY + CASA DE FIERAS - SALA LA RIVIERA, MADRID - 30/12/2011

El pasado 30 de diciembre era una fecha especial y única para todos los fans de MÄGO DE OZ en la capital. Tras su arrasador paso por Bilbao y Barcelona despidiendo al inimitable Jose Andrea, la banda liderada por Txus DiFellatio llegaba a Madrid con el objetivo de no solo resarcirse de unos últimos meses algo convulsos y nada cómodos o favorecedores para el grupo, sino la de ofrecer una noche emotiva como pocas, en la que pondrían punto  y seguido a su carrera para continuarla sin la voz que hasta ahora se había convertido en parte de sus señas de identidad.

Y como tal noche especial sería una noche rodeada de amigos de la banda, tanto dentro del propio concierto de MÄGO DE OZ como en lo que a los teloneros del concierto se tratara. Así pues, los primeros en salir a escena y encargarse de ir calentando un ambiente que se iba llenando por momentos de fans de todas las edades y condiciones de MÄGO DE OZ (puesto que su audiencia siempre es de lo más variopinta), serían CASA DE FIERAS, la banda paralela de Carlitos y Peri que cuenta en sus filas con la presencia de Dani Castellanos y la voz de Natalia Martín, así como las baquetas de David Fernandez.

Lo cierto es que CASA DE FIERAS salieron bien plantados sobre el escenario y con energías a desgranar su hard rock aguerrido, pero la realidad es que la actuación no puede calificarse como las mejores que hayan podido ofrecer… Conforme la audiencia aumentaba la voz de Natalia cada vez se rompía más y no habrían pasado más de 3 temas cuando ya daba igual los esfuerzos que hiciera Natalia por animar al público que, aunque éste respondiera en ciertos sectores, en su mayor parte notaría en demasía las carencias vocales de sus cuerdas vocales durante esa noche. Aciaga actuación por tanto la de CASA DE FIERAS, que más vale olvidar y resarcir en próximas ocasiones, aunque les honre sin duda salir a dar el callo e intentar sobreponerse a los 40º de fiebre y los evidentes síntomas de enfermedad que manifestó su vocalista.

Harina de otro costal sería lo que Patricia Tapia y sus KHY, donde volveríamos a ver a Peri una vez más sobre el escenario (gran triplete el que se marcaría el bajista esa noche), nos ofrecerían durante la más de media hora de actuación y de presentación de su nuevo y enérgico disco “Irrompible”. La vocalista nos dejaría a todos absolutamente perplejos no solo con su energía, sus movimientos constantes sobre el escenario o su simpatía para con su público, sino sobre todo con la ya consabida maestría con la que se desenvuelve ante el micrófono. Aleccionador concierto de una de las mejores voces femeninas que tiene este país en la actualidad, rockera donde las haya, con ese contrapunto roto que le da garra y que combina a la perfección con la dulzura de sus interpretaciones. Patricia se llevó más de una ovación de toda la sala, y sobre todo destacó en el tema “Vidas en ruinas” que ya muchísima gente se sabía de memoria,  así como con una perfecta interpretación del “Beat it” del gran Michael Jackson.

Supo a poco la actuación de KHY, pero por suerte tendríamos más Patricia aún, porque restaba el concierto para el que toda una sala Riviera llena hasta la bandera había venido. Serían eso de las 21:30 horas cuando las luces se apagarían para dejar paso a la intro “La gazza ladra” que anunciaba la inmiente presencia de MÄGO DE OZ sobre el escenario y la locura colectiva de todos los asistentes… locura que se vería refrendada con la aparición estelar y protagonista ya habitual de Txus para comenzar con las primeras notas de un gran “Satania” que pocos se esperaban. Apoteósico comienzo que la banda refrendó con el clásico “Maritornes” y que ya nos fue dejando la impresión de que íbamos a presenciar una de esas grandes noches de MÄGO DE OZ.

Sin grandes alardes escénicos, apelando a su historia como banda y con todos los miembros centrados en dejar un gran sabor de boca, MÄGO DE OZ ofrecieron el que para un servidor es uno de los mejores conciertos que les he visto en los últimos 7 u 8 años… Tremenda paradoja que para que no tuvieramos que hablar de la irregularidad escénica de la banda, de los errores de Jose o de las salidas de tono de Txus tuviera que darse la circunstancia de que uno de los miembros más emblemáticos de la misma estuviera presentando su “adiós” a todos sus fans. Pero lo cierto es que así fue… más allá de destacar la retaila de cortes clásicos que la banda desgranó como “La santa compaña”, “Aquelarre” o el inmenso “Jesús de Chamberí” que contó con la presencia de Chema, el primer guitarrista de la banda, del concierto de MÄGO DE OZ de esa noche sin duda destacó como protagonista absoluta la figura de Jose Andrea. El personal se encargó una y otra vez de repetirle su cariño y su amor con frases como “Jose no te vayas, Jose quedaté” o “Jose te queremos, Jose quédate” y finalmente, en un descriptivo “Desde Mi Cielo”, Jose presentó su adiós de la mejor forma posible, dejándonos una interpretación que muy pocos fans olvidarán, rodeada de lágrimas y mucha comunión entre fans y vocalista.

Atrás quedarían grandes interpretaciones como la que vivimos en “Alma”, “La Rosa de los vientos”, momento donde Txus y Jose se fundieron en un gran abrazo, o “Diabulus in música”, que contaría con la aparición estelar de Jorge Escobedo a la voz, quien se lo pasó en grande sobre el escenario alternando su interpretación con las de Jose y Patricia. Y por delante las lágrimas dejaron paso a la fiesta típica de un final de concierto de MÄGO DE OZ, con una Patricia Tapia apoderándose del todo de la voz de “La leyenda de la mancha” (este hecho daría pie a que muchos a la salida especulasen con la posibilidad de que ella fuera la nueva voz de la banda…) y una banda que, desde Moha, hasta Carlitos, pasando por Frank, Quisquilla, Peri y las graciosas poses de José Manuel Pizarro y sus flautas, lo daría todo para que no solo viviéramos una gran despedida, sino que nos fuéramos con un gran sabor de boca de lo que le pueda deparar en el futuro a MÄGO DE OZ.

“Hasta que el cuerpo aguante”, “Gaia”, “Pensando en ti”, “La Costa del Silencio”, “Molinos de viento” y “Fiesta Pagana” serán las últimas canciones que resuenen en los oídos de los fans madrileños de MÄGO DE OZ cuando en el futuro hablen del último concierto de José como vocalista de la banda, y lo harán realmente felices y contentos de haberlo presenciado a pesar de la condición triste del hecho. Conciertazo por todo lo alto e imborrable recuerdo para 16 años de la etapa más prolífica de una de las bandas más internacionales que ha dado nuestro heavy metal patrio.

Autor: Daniel Velasco