0
Publicado el 22/05/2011 por Javier Fraile (JF)

EUSKAL METAL FEST II - SALA ON-OFF, PAMPLONA - 21/5/2011

El pasado 21 de Abril, tuvimos la oportunidad de asistir a una de las fracciones en las que se ha dividido la segunda edición del Euskal Metal Fest. Este año se ha celebrado en diversas fechas y en varias localizaciones lo cual ha hecho esta pequeña historia mucho más atractiva y en mi caso pude acercarme a la fecha que tuvo lugar en Pamplona (Sala On-Off) el día 21 de Mayo (sinceramente siento el retraso pero no me he podido poner a escribir antes).

Voy a comenzar dando las gracias a nuestro amigo Charly por la gran acogida recibida y por hacernos mucho más fácil el transcurso del festival.

Nuestra incursión comenzó con las típicas birrillas que hacen todo pre-concierto mucho más ameno, mientras poco a poco íbamos preguntando por el inicio de unos conciertos que se vieron ligeramente prorrogados hasta las diez y diez cuando se hizo un profundo silencio en la sala y entró la primera banda en acción.

LINGUA MORTIS

Banda local de sobra conocida por todos los asistentes, tuvieron la siempre difícil misión de  abrir el festival y cargar con los posibles primeros fallos. Su concierto comenzó sin nadie en escena mientras comenzaban a sonar los primeros compases de su intro, la cual se ni recuerdo mal era aquella mítica melodía del Final Fantasy VII.

El primer corte en abrir el concierto sería “Ver el Sol Alzarse otra Vez” de poderoso doble bombo, aunque los coros dejaran bastante que desear, los ritmos eran bastante cargantes cantando en todo momento en castellano.

Para cuando nos quisimos dar cuenta, un ensordecedor agudo empalmaba el siguiente tema titulado “Sueños Rotos” y tras darnos la bienvenida a los tristemente pocos asistentes al concierto, decidieron continuar con “Azote de Dios”, tema que todo sea dicho abre su maqueta, muy bien ejecutado sobre todo en lo que a guitarra se refiere aunque algo cojo a la voz.

“Víctima del Recuerdo” fue uno de los temas que más me llamó la atención por el contundente comienzo, aunque las partes líricas más tranquilas quedaran algo desajustadas, no así como los poderosos guturales donde pedía el tema.

De nuevo bastante interesante fue “Cazador Cazado” al romper el concierto con una especie de batucada bastante original que animó a todos los presentes y con la que disfrutamos de lo lindo y tras esto, nos ofrecieron un tema sobre aquel que vendió su alma al diablo; “Fausto”,bastante redundante aunque nos dejara los mejores coros de toda la actuación de los navarros.

El siguiente tema, fue bajo palabras de la banda una petición y bajo mi humilde punto de vista sobró bastante; “Sábado” tiene la típica estructura de lo vulgarmente denominado rock calimochero con ritmos que se acercan al propio Ska y que para nada comparto, aunque algunos se lo pasaron realmente teta todo sea dicho, tras esto presentaron a la banda.

El último tema de la velada por parte de estos chicos sería “Odio Ciego” y me recordó totalmente a los clásicos de Tierra Santa la verdad con mucha caña y bastante velocidad que culminó en un brindis con los presentes mientras salían de escena con un Outro “Camino a Moria”.

BLACKBELTZ

Una hora después a eso de las once y cuarto de la noche saldrían los Blackbeltz, cuya traducción según me contaron algunos allegados de la banda vendría a significar negro negro (más negro imposible), los cuales me sorprendieron muy gratamente sobre todo la actuación por parte de su bajista.

El set list me ha llamado bastante la atención no únicamente porque se basara casi íntegramente en su trabajo “Birth” sino porque son unos “apasionados” de la letra B tal y como me ha quedado claro al escribir mis ideas del concierto leyendo la libreta.

El bolo dio comienzo con “Biodeath” de manera muy directa, la cantante se vino arriba desde este primer tema y pudimos ver unos sensacionales coros y voces dobladas, y un tremendo acompañamiento por parte del teclado.

El siguiente tema sería “Black Dragon” en el que ofrecieron una lúgubre intro hasta que unas bases rítmicas muy marcadas rompieron el tema… Muy interesante la colaboración de bajo y guitarra también a los coros.

“Ballad of Waterlight” sería la baladita de la noche, un corte destinado a que la cantante luciera todo su potencial vocal aunque se quedó algo cojo no así como el protagonismo de la teclista en su papel.

La banda iba a más poco a poco para mi tremenda satisfacción y sería “Malko Beltz” con la que terminaran de meterme en su bolsillo con mucha fuerza y un estribillo pegadizo que cumplió perfectamente su objetivo. En la tónica de este seguiría “B-Time”, que me gustó muchísimo aunque la parte central del teclado les quedara algo coja no así como los marcados ritmos de la batería.

La verdad es que la banda se estaba poniendo fina a base de buenos  temas, bastante buen sonido en líneas generales y muy buena ejecución como en “Female Blood” que comenzó bastante lenta aunque afortunadamente supiera estallar en el momento oportuno.

El concierto iba finalizando con el tema que da nombre a la formación; “Blackbeltz” de intro suave que va progresivamente creciendo con un afortunado toque del bajista. Utilizan ritmos bastante pegadizos y de mucha calada apoyados en un público bastante distante, gran final vocal por parte del bajo del grupo.

Y el broche perfecto (acompañado de un pequeño gazapo) sería el cover del “Carry On” de los archiconocidos Manowar, que les quedó francamente bien con un apoyo absoluto por parte de todos los presentes.

DOMINIUM

Este suponía mi reencuentro con la banda tras el concierto que ofrecieron en un pueblecito de Toledo tres años atrás acompañados por los Silver Fist, en el que aún contaban con la anterior formación.

La banda venía a Pamplona para seguir presentándonos su “Yersinia Pestis” y cumplieron con creces el objetivo ofreciendo un bolo muy intenso, lleno de brutalidad y una gran calidad instrumental.

La banda ofreció a partir de las doce y veinte de la noche una intro de carácter instrumental inspirado en el mundo clásico, donde primaron los violines y tras esto comenzarían con “Miles de Mentes” precedido de un ensordecedor agudo que dio el pistoletazo de salida a la vorágine de metal a la que nos vimos sometidos durante el veloz concierto.

La guitarra estaba excesivamente alta de hecho me tuve que separar un poco del escenario para poder apreciar el sonido global de mejor manera.

Acto seguido llego la presentación como banda, para decirnos que les molaría vernos dando caña en lo que comenzaban a sonar los primeros compases de su “Yersinia Pestis”, bastante más bruta que la anterior aunque la voz seguía sin escucharse demasiado.

No tardaría en llegar “La Jaula” pidiéndonos un mayor movimiento de cabezas, y con otro agudo inicial comenzaron “Alucinación” y acto seguido “Sueño Eterno” (los dos primeros cortes de aquel disco que sacaran en 2003 titulado “Mundo Oculto”), aunque el mejor representante del antiguo disco fue “Directa a Mi Cerebro” que cumplió perfectamente lo que promete, de hecho la caña llegó hasta el nivel de que Luis bajó del pequeño escenario a liarla con todos nosotros en torno al medio tema.

Siguieron sembrando su caos particular con “El Precio de la Fe” (bajo mi punto de vista el tema más completo y con mejor sonido de toda la actuación de la banda) y tras un merecido parón nos deleitaron con “Mundo Oculto” dejando el pabellón muy alto.

ANVIL OF DOOM

Los de Jerez eran otra asignatura pendiente para mí en su nueva andadura ya que muchos has sido los pasos desde que los viera en aquel Metalway del 2006 con Beltrán a las voces.

Sin ánimo de hacer la pelota a nadie, tengo que decir que en estos años a parte de muchas tablas han conseguido una consistencia envidiable como banda y que la potencia vocal de Manuel me ha sorprendido muy gratamente en la comparación con respecto al anterior vocalista.

A las dos menos veinte de la madrugada, saldrían los gaditanos dispuestos a dejarnos con la boca abierta para presentar en Pamplona su “Deathillusion”, amén de los nuevos temas que la banda está preparando para presentar un nuevo Ep.

El bolo dio comienzo súbitamente sin intro ni nada por el estilo con “The Chase”, mostrando la savia nueva de una banda que sigue avanzando a pasos agigantados dentro del death metal. Un tema en el que vimos una tremenda solidez y una gran potencia escénica en la que todos los miembros de la banda movían la peluca como si no hubiera un mañana.

La actuación seguía con “The Crown” mientras terminaba de ver los últimos detalles de su simple pero eficaz puesta en escena, con unos focos parpadeantes activados en los momentos exactos por el bajista de la actuación y un pequeño telón con las iniciales de la banda. Este es un tema que se desgrana en varias partes, con ritmos muy trabajados sobre los que se apoya la voz.

Poco menos que bestial se puede considerar la intro de “Let the Earth Breathe”, un tema de dura progresión que deja muy buen sabor de boca para los amantes del género, aunque mucho mejor acogido sería “Six Degrees”; una canción que incita a la violencia sin concesiones empleando unas secuencias atronadoras y unas fenomenales cadencias.

Una intro pregrabada, continuaba el concierto con un tema que presentó dos partes; “The Fogotten Embyros” cuyo final vino a resultar perfecto para la presentación de la que terminaría siendo la versión de la noche en mayúsculas; “Conquer All” de los black metalerosBehemoth, situando el nivel de la actuación en un punto álgido. De hecho vale que la voz de Nergal sea bastante más grave que la de Manuel, pero este supo defenderse perfectamente en el corte.

La presentación de su próximo Ep llegó con el corte que bautiza al mismo; “Turn Your Back”,que sigue en la tesitura de los nuevos Anvil of Doom aunque introduciendo diversos juegos de guitarra que parecen haber sido introducidos usando un sintetizador.

Pequeño inciso para dar las gracias a todos los presentes y el resto de bandas, tras lo que introdujeron en el directo su particular visión de “The Wall” de los míticos Pink Floyd, a la que han dado el nombre de “Another Blink at the Wall”, en el que se reconocen perfectamente las bases rítmicas de la conocida banda clásica aunque el toque de brutalidad aporte la nota de color en su versión.

Empalmando por motivos de tiempo emplearon “In the Nexus” para cerrar la actuación (con todos liándola a su manera de hecho guitarra y cantante bajaron del escenario para liarla con nosotros), que terminó siendo un verdadero privilegio para este que os escribe y que pronto os volverá a ofrecer otra visión del concierto que dieron recientemente en Sevilla acompañados por los colombianos Inquisition.

RAISE AFTER MIDNIGHT

El reloj marcaba las tres en punto de la madrugada cuando los también locales Rise After Midnight hacían acto de presencia en tablas, abriendo su actuación con un tema titulado“Zombies” cuyo máximo interés residió en una improvisada batucada.

Mucha energía por parte de los navarros, que pese a su juventud ofrecieron un bolo muy completo dejándome bastante satisfecho sobre todo a la hora de llevar al directo ciertos temas donde su toque personal aflora por encima de la propia música de manera muy elegante como explicaré bajo estas líneas.

Un tema que me pasó bastante desapercibido sería “Cold Eyes”, no es que fuera malo pero me pasó muy por alto salvo la aportación de la batería al mismo.

El directo continuaba con “Mercenaries of Doom”, donde Dany forzó demasiado los guturales aunque en definitiva gustaron mucho los fuertes ritmos de carácter militar que emplearon. Por otro lado “Raise Death” siguió levantando al concierto empleando unas guitarras muy pegadizas y una gran pegada por parte de la batería (que aunque no lo he comentado era el cantante de Lingua Mortis).

Lo mejor del concierto sin duda alguna fue “Death is Our Business”, donde como he dicho más arriba primó su toque personal por encima de todo y es que resulta ser un tema de death metal influenciado totalmente por el rock and roll, y compartiendo guitarra y voz el peso escénico del corte, siendo este primero el que se encargara de meter elaboradas partes líricas y guturales más graves que los del vocalista. Simplemente debo decir que es un tema enormemente original y que espero que sigan elaborando alguna composición en la tónica de esta, porque da muy buen resultado.

Un simple “No” figuradamente hablando (ya que el tema estalló en ajetreados ritmos bastante bailables) iba encaminando el final del festival y otro de los puntos álgidos del concierto vino con “Betrayers” iniciado con el sonido de un cuerno vikingo, me gustó mucho la parte de carácter épico en la que el guitarra tomaba todo el protagonismo y un final rematado de la misma forma que empezó con el cuerno.

El guitarra sacó un Ukelele para marcarse un temita de Bob Esponja poniendo la nota divertida del concierto y animando al personal a echarse una risas mientras el vocalista volvía a sacar un timbal en ese “Hawaiian” que bautiza su maqueta.

Aunque no estuviera para nada preparado, la banda tenía unas inmensas ganas de seguir tocando y de esta manera fue como echándose la manta a la cabeza nos ofrecieran una versión de los Static –X que si no recuerdo mal fue “Push It”; muy rápido y enérgico con esos entretenidos ritmos iniciales.

Como conclusión tengo que decir que fue un festival sumamente entretenido, con un trato cordial por parte de todos los participantes, y un increíble buen rollo en todo momento con algún que otro susto pero muy buenas impresiones generales.

Me gustaría dar las gracias a todos los que se tomaron tanto interés en mi trabajo en especial a Charly, Maxi, Javi, Anvil of Doom al completo, Jorge, Dany y vuelvo a pedir disculpas por la tardanza, espero que pueda volver a ver pronto a todas las formaciones como ha sido el caso de los gaditanos.

Texto: Javier Fraile

Fotografía: Naiara Gil