0
Publicado el 4/12/2017 por ivan allué

ENTREVISTA A MICKY VEGA (INMUNE/TAO)

“… los discos capturan un momento en tu vida, y no tendría sentido revisarlos constantemente, porque dejarían de ser un testimonio de ese instante”

Micky Vega es un músico hiperactivo. Forma parte, o ha formado parte, de unas cuantas bandas, entre ellas INMUNE, TAO, el regreso de ARBOREA, SARGON, 4 MONKEYS, etc. Con él habla José Luis Pérez Redondo, dejando constancia de su trayectoria y experiencia como guitarrista en esta extensa entrevista.

Bueno Micky, ante todo muchas gracias por atenderme y, para empezar, no estaría de más ofrecer un apunte biográfico a nuestros lectores, así que, cuéntanos cómo empezaste en este mundo de la música. ¿A qué edad comenzaste a acariciar las cuerdas de una guitarra y cogiste una púa entre tus dedos?

Pues creo que la primera vez que me dije a mí mismo “voy a tocar la guitarra” tendría unos 11 años. Aunque, eso sí, tuve un par de intentos en falso hasta que por fin logré no perder el hilo y reunir la disciplina para practicar a diario.

Formas parte de unas cuantas bandas, entre ellas: INMUNE, TAO, el regreso de ARBOREA, SARGON, 4 MONKEYS, etc… Me veo en la obligación de hacerte está pregunta. ¿De dónde sacas tiempo para tantos grupos? ¿No te lías con tantas canciones?

Bueno, a decir verdad, de todas las que has nombrado solo están oficialmente en activo dos de ellas: InMune, por supuesto, y Tao. El resto de grupos son proyectos pasados o muy ocasionales, así que no me causa grandes problemas compaginarlos. Por suerte, no me lío con las canciones, pero alguna vez sí que he tenido confusiones con las fechas: a veces sé que un día tengo una actuación, pero no de quién, ni dónde, porque soy una persona muy despistada.

Inmune_2017

Ya que hemos hablado de todos los grupos que tienes en funcionamiento, ¿nos puedes hablar de cada uno en particular?

¡Me llevará un poco de tiempo! Vamos allá: InMune es el más conocido por todos, es la banda en la que tengo el placer de poner mi guitarra al servicio de la estupenda voz de Morti. Tao es mi grupo, que creé junto a David González y Albert Comerma, más o menos en 2012. Grabamos nuestro primer disco con Jorge Escobedo de Sôber, y gracias a Jorge conocí a Morti. En él soy vocalista y guitarrista.
Arborea es un grupo de Rock Progresivo que Eric Rovira, Javier Ceprián y Carlos Vela fundamos con apenas 20 años, y con el que nos reunimos recientemente para hacer un único concierto tras cinco o seis años sin tocar, pero no tenemos la intención de volver a las andadas. Es más una cuestión de la enorme amistad que nos une, y las ganas de disfrutar.

4 Monkeys es una banda de temas instrumentales que creamos expresamente para dos conciertos: uno para telonear a Marty Friedman (ex Megadeth) y otro para hacer algo parecido con Andy Timmons (Danger Danger). La fundamos Jordi Foraster, Raúl Cabedo, Oscar Cortés (ahora en Tao) y yo, aunque la formación es variable. Solo nos reunimos para ocasiones muy especiales, no es una banda de curso continuo.

¿Te dedicas solamente a tocar o lo compaginas con otras tareas dentro de la música?

Hasta hace poco me dedicaba a hacer conciertos de versiones en las fiestas y a enseñar a tocar la guitarra. Ahora estoy trabajando casi únicamente en Guitarristas.info, una web estupenda de información sobre guitarra, en la que redacto artículos didácticos, hago entrevistas y pruebo equipos nuevos que llegan al mercado. ¡Eso para un guitarrista es como el cielo!

Se puede afirmar que con INMUNE has logrado alcanzar cierta fama dentro de la música independiente, viajando por todo el país y has sacado con ellos a la luz su  último disco en el 2016, que no paráis de presentar por todo el territorio español. ¿Ha repercutido a tus otras bandas este reconocimiento realmente?

La verdad es que no lo sé, ya que como he comentado antes, todas están en un paréntesis indefinido excepto Tao, grupo con el que tengo plena intención de seguir sacando material. Pero la verdad es que desde el lanzamiento de “Universal” me he dedicado exclusivamente a InMune, promocionalmente hablando, así que no sé si el resto de mi actividad se ha visto afectada en algún sentido.

Un guitarrista tan extraordinario como tú, ¿cómo consigue superarse a sí mismo?

¡Madre mía! ¡Extraordinario! Esa es una palabra muy fuerte, la verdad es que no me considero nada extraordinario, pero sí que estoy muy contento de que haya tanta gente que valore mi trabajo. Hay muchos frentes abiertos en los que superarme: escucho lo que compongo y lo comparo con la música de artistas que me gustan, o grupos que veo, y pienso en cómo acercarme a llegar a ese nivel; o miro mis actuaciones en directo cuando alguien cuelga un vídeo, y pienso en cómo mejorarlo. Creo que fijarse en los detalles es clave, y hay muchos en los que siempre se puede mejorar.

Aparte de guitarrista en algunas formaciones te has atrevido con la posición de cantante. ¿Qué diferencia ves entre estar delante dando la cara y detrás con la guitarra haciendo coros?

Ser únicamente guitarrista me parece mucho más relajado. Me siento bastante más seguro como guitarrista que como cantante, así que cuando sólo tengo que tocar la guitarra, tengo la situación mucho más bajo control que cuando además tengo que cantar. Pero, al mismo tiempo, cantar te da la oportunidad de establecer una comunicación con el público más directa y especial, lo cual tiene un punto muy estimulante. Supongo que por eso necesito tener esas dos facetas: InMune y Tao.

TAOPAIPAI

¿Quiénes han sido y son tus guitarristas más influyentes? ¿Me podrías decir tus tres discos de cabecera y aprendizaje musical?

Recuerdo que los primeros grupos de los que pensé: “¡Estos tíos son increíbles!” fue cuando con unos 6 años vi el videoclip de “Living On a Prayer” de Bon Jovi. Al principio creo que solo lo miraba porque, como yo era un niño, me gustaba ver que en ese videoclip ¡el cantante podía volar! Pero lo cierto es que a partir de ahí me puse a escuchar Europe, Guns N’ Roses, Aerosmith, Scorpions… y un poco más mayorcito, Metallica, Megadeth y Judas Priest. Y de ahí, a Sepultura, Fear Factory, Slipknot, Death, Opeth, Children Of Bodom y muchos más. Así que son un par de décadas escuchando metal. Es difícil escoger un solo artista. Pero quizás Metallica y Opeth son los que más me han llegado a obsesionar.

¿Cómo te enfrentas a partir de la nada en la creación de un disco?

A veces pienso en un pequeño guion. No es una comparación del todo buena, pero me imagino que es una película: algunas canciones son las protagonistas, con una personalidad clara y definida, mientras que otras son personajes secundarios pero de vital importancia para la historia que narran las principales. Han de complementarse para que el disco sea equilibrado y tenga una evolución.

Hay muchas veces que los músicos después de grabar un disco empiezan a encontrar cosas que cambiarían o que harían de otra manera muy distinta a como ha salido publicado. ¿Eso no te pasa?

Alguna vez me habían hecho esa pregunta anteriormente y contesté que no cambiaría nada de mis discos. Pero creo que aún no era lo bastante viejo, porque ahora lo pienso por segunda vez y creo que sí cambiaría algunas cosas. Son pequeños detalles, muy fugaces, pero hay pequeños arreglos o giros en algunas canciones que ahora haría de otro modo. Pero no es algo que me disguste, los discos capturan un momento en tu vida, y no tendría sentido revisarlos constantemente, porque dejarían de ser un testimonio de ese instante.

¿Cuál es tu guitarra favorita? ¿Qué amplificador usas?

Pues estoy muy enamorado de la ESP E-II Mystique. Llevo mucho tiempo usando guitarras ESP, una marca con la que tengo buena relación, pero este modelo es mi adquisición más reciente y creo que he dado en el clavo. Es ligera (algo vital, ya que me muevo muchísimo en el escenario) y es muy versátil: siempre logro acercarme a los sonidos del disco, incluso aunque haya usado muchas guitarras distintas en el estudio.

En cuanto a los amplis, hace poco que he cumplido primer año junto a la marca ENGL, que hace una pareja perfecta con ESP, ya que ambas son muy metaleras. Uso un amplificador llamado Ironball, que es muy moderno y fantástico, porque es de un tamaño súper reducido (incluso puedo llevarlo en el avión si quiero) pero suena como un trueno.

Para los más jóvenes que están cogiendo la guitarra y quieren dedicarse a tocarla, ¿qué dirías que es importante tener en mente?

Yo creo que es importante estar siempre con los ojos bien abiertos, e imaginarse que lleva uno una grabadora siempre encendida, para intentar aprender. Cuando mis amigos y yo éramos adolescentes, a veces íbamos a ver los conciertos de otros chicos que también tenían un grupo. Mientras unos trataban de sacarle faltas y criticar al grupo que estaba tocando, otros escuchaban con atención, para ver en qué nos estaban dando una lección. Los primeros volvían a casa con menos confianza en sí mismos, los segundos volvían con un saco lleno de ideas para mejorar su propia música.

En cuanto a tu labor como músico y compositor, ¿de qué canción te sientes más orgulloso y por qué?

Una canción que siempre me gusta escuchar es “Estrella fugaz” de nuestro segundo disco como Tao. Es un tema que no salió como single, y del que tampoco hicimos videoclip, pero es de mis favoritos sin duda. Creo que quedó tal y como tenía que ser, con energía pero con melodía, y con una sensación de movimiento constante. Y me gusta la libertad estilística que se respira en la canción y en la mayor parte del disco. Pero también me encantan temas como “Bendita Demencia”, de InMune, o “Código de Honor”, de Tao.

Cómo es bien sabido, la escena nacional es rica en cuanto a bandas tributo se refiere, creo que el grupo que más tiene es HÉROES DEL SILENCIO. Tú no perteneces a ninguna, pero hace un tiempo sí tenías una banda de covers llamada OLD STAR COVERS, con lo cual, como integrante de una banda de versiones que eras, no puedo dejar de preguntarte: ¿Qué opinión te merecen estos artistas? ¿Cómo te sentaría que otros interpretaran tus canciones? Muchos artistas han criticado a estas bandas porque no los contratan a ellos y si a sus imitadores.

Creo que los grupos emergentes son los que más quejas tienen sobre este tema, pues sienten que les restan oportunidades. No creo que los artistas originales tengan pegas con este asunto, ya que ellos cobran en derechos de autor por todas la bandas tributo que existen cada vez que interpretan, siempre y cuando actúen legalmente. ¿Habría más demanda de grupos emergentes si las bandas tributo no existieran? En salas y festivales, es muy posible que sí.

Pero donde yo solía trabajar (fiestas de pueblos y verbenas) creo que no afecta demasiado. Ese tipo de celebraciones no suele querer grupos emergentes, sino bandas de verbena, que toquen temas conocidos, éxitos del verano y entretengan. Eso ha sido más o menos siempre así. Si tienes un grupo emergente de temas propios de Ska o Rumba aún tienes alguna posibilidad, pero haciendo metal es muy inusual que accedan a contratarte de forma remunerada para un evento de esa clase.

Finalmente, ya que está acabando el 2017, ¿qué podemos esperar de ti en el 2018?

Es pronto para saberlo, pero como pienso seguir al mismo ritmo que hasta ahora, pues imagino que visitaré unas cuantas ciudades de España para tocar en directo. Mi intención es que este año pueda salir más música ya sea con InMune o Tao, estoy trabajando con ambos, aunque sin ninguna fecha marcada.

Pues nada más, hasta aquí han llegado mis preguntas. Si quieres decir algo que no se haya dicho, ahora es el momento, te dejo este espacio si algo  se quedó en el tintero…

¡Por supuesto! Quiero dar las gracias por darme la oportunidad de expresarme y explicar mis batallitas… y por dar vida a este mundillo con vuestra labor. ¡Un saludo a las lectoras y lectores!

Autor: José Luis Pérez Redondo