0
Publicado el 5/04/2018 por ivan allué

ENTREVISTA A LOS JOY-STICKS

“Hemos decidido cantar en castellano porque nos resulta más fácil expresar lo que sentimos y pensamos”

La banda barcelonesa LOS JOY-STICKS está formada por Pablo, Filex y Méndez. Los tres hace muchos años que hacen música en diferentes bandas, de muy diferentes estilos, tanto en Barcelona como en Argentina; desde el punk-rock, punk-pop, rumba-punk, hardcore… El grupo se forma en septiembre de 2016, sin un propósito claro a nivel de estilo, como se puede ver en su primer CD, en el que se mueven por el punk-pop hasta temas mucho más oscuros que podrían catalogarse como post-punk. Con ellos habla J. L. Pérez Redondo en esta entrevista.

La primera pregunta de rigor viene un poco a modo de presentación. ¿Quiénes sois y de dónde venís?

Somos los Joy-Sticks, Pablo, Filex y Méndez, y las cosas nos han ido llevando a hacer nuevos temas con un estilo mucho más definido, que se podría ubicar en el post-punk, o algo parecido a lo que en los años 90 se llamó grunge. Esto lo podréis ver con los nuevos temas que estamos preparando, en los que estamos intentando volcar un montón de cosas que nos pasan en nuestras vidas, que creemos que no son más que el reflejo de sentimientos y pensamientos que todos y todas tenemos, pero nos da bastante vergüenza en público.

Sin duda, vuestro nombre es llamativo. ¿Cómo surgió la idea de llamaros así?

Pues la verdad es que un día Pablo estaba mirando fotos por internet y apareció la foto del joystick. Nos hizo la propuesta para el nombre de la banda y nos pareció que nos encajaba muy bien con esa búsqueda de un estilo propio en la que constantemente estamos, y en la que vamos de un lado para otro, como movido por un joystick. Además, tratándose de un joystick, nos pareció que tenía que ser ese mando antiguo con el que tantas horas pasamos de pequeños jugando a la Atari.

Venís de otras bandas que hacían punk fusionado con otros estilos y en esta vuestra nueva andadura os habéis atrevido con un abanico más amplio de estilos. ¿Cómo os planteáis el grupo?

Pues la verdad es que en nuestras anteriores bandas muchas veces sentíamos la necesidad de seguir los patrones de un determinado estilo. En cambio, con los Joy-sticks, no existe un plan para “sonar a una banda o a un estilo”. Simplemente, partiendo de gustos muy diversos, llegamos al local con una idea, sea cual sea, y tiramos de ese hilo. Por eso en nuestro primer CD hay temas tan diferentes entre sí. Además, hay que decir que “Himno al aburrimiento” es una canción que quedó a medio hacer de RAID (dónde tocábamos Méndez y Filex), que nos pareció muy triste que se perdiera. A pesar de todo esto, en la actualidad sí que parece que tendemos más a sonidos más oscuros, menos divertidos y con más emoción, pero igual en el futuro hacemos un disco de bachata o polka. Quién sabe…

Sonando así, ¿cuál es la canción/grupo que diríais que os ha marcado?

Pues, como hemos dicho antes, tenemos una Biblia prácticamente de grupos que nos gustan y nos costaría destacar alguna en concreto. No obstante, a Pablo le marcaron mucho Hermética y Slayer, que descubrió de pequeñito en casa de un amigo. Por los demás, desde Queen hasta Los Chichos, pasando por Nirvana, Pantera, The Queers, Screeching Weasel, Leonard Cohen… Todo muy uniforme como se puede ver…

¿Tenéis algún tipo de manía a la hora de componer vuestros temas?

No tenemos ninguna manía ni protocolo en concreto para componer nuestras canciones. Simplemente, alguien (normalmente Filex) trae una idea al local y los demás le seguimos y estiramos de ese hilo. Lo que sí es cierto es que a Méndez le da mucho apuro mostrarse en las letras, por lo que suelen ser lo último que se hace, porque está días y días dándole vueltas.

La música y, sobre todo, el rock en castellano, ¿puede considerarse como un vehículo para transmitir una opinión?

Totalmente, siempre que el que escuche entienda el Castellano. No obstante, es cierto que muchas veces tendemos llegar a una audiencia más grande cantando en inglés, pero realmente hemos decidido cantar en castellano porque nos resulta más fácil expresar lo que sentimos y pensamos, lo que nos puede permitir compartir mejor nuestra música con otras personas. Así que, si supiéramos inglés de verdad, tal vez escribiríamos las letras en ese idioma.

¿Cómo son LOS JOY-STICKS en directo?

Pues la verdad es que hemos hecho muy pocos directos por el momento (¡hola promotores!). De hecho, uno de ellos fue en una feria del disco al mediodía y nuestro público eran algunos de nuestros amigos y niños de aproximadamente 5 años, así que es difícil de valorar. No obstante, en directo intentamos transmitir la intensidad que nos produce nuestra música, pero a veces ha salido bien, otras ha sido caótico y otras…

Habéis sacado un primer trabajo de nueve canciones y estáis ya pensando en nuevos temas para un segundo trabajo. ¿Cuándo se podrán escuchar esas canciones?

Nuestra idea es que salgan lo antes posible, probablemente después de verano. Actualmente, tenemos un EP con cuatro temas casi terminado, que hemos grabado en el estudio que Filex tiene en Sabadell (Picnic Studios), donde ya grabamos el primer CD. Pero con nuestros trabajos y otros compromisos nos está costando un poco terminar la grabación, mezcla, etc… Además, tenemos previsto volver a grabar después de verano un montón de canciones nuevas que han ido surgiendo, y que hemos probado en nuestros directos. Así que si queréis escucharlas, ya sabéis qué hacer mientras no las editemos, o subamos a nuestro bandcamp…

¿Podríais contarnos alguna anécdota de la grabación?

Méndez es muy despistado, y ha llegado a venir a grabar algunas veces sin cuerdas para la guitarra, ha acabado letras durante la grabación de los otros instrumentos, e incluso ha llegado a olvidarse de traer la guitarra al estudio. En realidad, las grabaciones son bastante atropelladas y caóticas, ya que nos resulta bastante difícil encontrar momentos para ir al estudio, por lo que grabamos las cosas con muchos días de diferencia. Además, las sesiones han llegado a ser realmente largas, acabando de madrugada… Esto, sumado a la nevera siempre llena de cerveza del estudio de Filex, ha provocado que muchas veces acabemos bastante perjudicados por el alcohol, nos discutamos igual que los grandes como Motörhead, y sigamos juntos por amor… (muchas risas).

Escuchando este trabajo, que se queda corto con apenas 20 minutos de duración, os quería preguntar por esas letras tan directas que tenéis. ¿Tan negro veis el mundo que nos rodea?

Pues realmente sí, al menos en nuestro caso y en gran medida. Obviamente, en nuestras vidas pasan cosas buenas, pero son las que nos duelen o nos indignan aquellas sobre las que necesitamos hablar. Por eso las letras nos salen así, fruto de aquellas experiencias personales que necesitamos compartir con otras personas para generar algo lo más parecido a un algún tipo de conexión. También es cierto que, con la música que hacemos, sería un poco raro cantar sobre esos momentos positivos, en los que no creemos que sea tan importante intentar conectar con otras personas que puedan sentirse como nosotros como sucede hablando de esos momentos no tan buenos.

¿Por qué habéis elegido no ponerle título a vuestro primer trabajo?

En realidad, se podría decir que es homónimo. Pero también es cierto que no le dimos ninguna importancia en ese momento. Tal vez no le pusimos nombre por el hecho de ser una presentación. Algo así como “somos los Joy-Sticks, y esto es lo que hay”. Seguramente, nuestras próximas producciones, en las que hemos encontrado un poco más nuestra identidad, con canciones que giran sobre ideas más concretas y no tan variadas, sí que tengan título.

Vuestro videoclip del tema “A peor” se puede ver en Youtube y hay que decir que para estar hecho con pocos medios no os ha quedado nada mal. ¿Qué podéis contarnos de esta aventura?

La idea era mostrar en imágenes un poco el concepto de la canción, mediante un montón de imágenes de desgracias que refuerzan la idea de que siempre, en el momento y de la forma más inesperada, todo puede experimentar un giro negativo. Por otra parte, quisimos que durante el vídeo no se nos viera demasiado a nosotros (y a poder ser no la cara), para reforzar aún más la idea de que lo importante no es quien lanza el mensaje, sino el mensaje en sí. Además, Pablo localizó una lente de su familia que distorsionada de un modo que nos gustó mucho la imagen, representando un poco la confusión e irrealidad que sentimos todos cuando sentimos que las cosas se nos escapan de las manos. Por cierto, ahora hemos subido a Youtube otro video DIY de “Primero tomaremos Manhattan”, y el de “La extinción” está en camino también en el corto plazo. Más a largo plazo, tenemos algunas propuestas de gente vinculada al mundo del cine, que esperamos que sean menos DIY.

Habéis auto-gestionado todo vosotros mismos. ¿Os parece la mejor manera de hacer música hoy?

Pues creemos que tiene sus aspectos positivos y otros negativos. Como positivo destacaremos la libertad a la hora de no tener condicionantes respecto a la música que hacemos, al sonido, al contenido de las letras, y un control absoluto de todo el proceso. No obstante, es evidente que si hubiera algún sello apoyándonos, tal vez dispondríamos de mejores medios para grabar, tendríamos mejor promoción y la distribución también sería mucho mejor. No obstante, nuestra intención es seguir haciendo nuestra música con apoyos o sin ellos, mientras nosotros queramos hacerlo, y cómo queramos hacerlo.

Vuestra portada es muy simple y no os habéis complicado mucho. ¿Qué podéis contarnos de ella?

Pues, realmente, la imagen la trajo Pablo, como decíamos antes, y a los demás nos gustó mucho por varios motivos. En primer lugar, nosotros de pequeños hemos pasado muchas horas jugando a la consola Atari con ese Joystick, por lo que nos traía buenos recuerdos. Era algo así como un icono de algo parecido a un “paraíso perdido”. Además, nos pareció una imagen muy directa y sencilla, que se parece bastante a nosotros como personas y retrata bastante bien la música sin grandes pretensiones que hacemos.

Lleváis diez años haciendo música. ¿Cómo describiríais vuestra evolución en estos años?

Pues realmente es un poco lo que comentábamos antes. En el pasado, probablemente nos preocupaba mucho más seguir una línea estilística y gustarles a otras personas. Por ejemplo, cantábamos en inglés en algunos proyectos para intentar llegar más lejos. Con Los Joy-Sticks, obviamente queremos que cuanta más gente posible conecte con nuestra música y con las cosas que decimos, pero eso ha dejado de ser una preocupación, e intentamos hacer las cosas exclusivamente tal y como nos gustan a nosotros, sin intentar seguir ningún patrón de estilo ni obsesionarnos con gustar a los demás. Por eso, hemos optado por el castellano como idioma para intentar ser capaces de expresar mejor las cosas que nos pasan por la cabeza, y no el inglés como manera de intentar llegar a más personas.

¿Cuál es el futuro de la banda?

Pues nuestro futuro inmediato es editar ese EP con cuatro canciones muy diferentes a las de nuestro CD, que os comentábamos antes. También esperamos poder grabar todas las canciones que ya tenemos, y seguir haciendo más y más música mientras podamos para seguir intentando sacar a fuera esas ideas y sentimientos de los que necesitamos hablar. Y por supuesto, empezar a hacer conciertos con mayor regularidad, ¡así que volvemos a saludar a los promotores que puedan estar leyendo esto!

Muchas gracias por vuestro tiempo, desde aquí os deseamos la mejor de las suertes.

Autor: José Luis Pérez Redondo