0
Publicado el 30/01/2018 por ivan allué

ENTREVISTA A CORAZONES ELÉCTRICOS

“No elegimos cómo ni cuándo ni dónde estamos, vamos a seguir haciendo canciones y tocando hasta que sea imposible”

CORAZONES ELÉCTRICOS es un trío de rock formado por el ex UZZHUAÏA Pau Monteagudo (guitarra, voz), en 2015, acompañado por Kako Navarro (bajo y coros) y Miguel Giner (batería y coros). En febrero de 2017 ve la luz su primer disco “Corazones Eléctricos“, que han presentado por todo el territorio nacional. José Luis Pérez Redondo habla con ellos en esta entrevista.

Enhorabuena por vuestro debut. El disco suena de maravilla, ¿cómo estáis?

¡Gracias! Estamos muy contentos con el resultado y con muchas ganas de empezar la gira y presentarnos a la gente.

La separación de UZZHUAÏA nos afectó a los seguidores mucho porque no nos lo esperábamos y estaba el grupo en un buen estado de forma de cara a la galería. ¿Este proyecto es pasajero o será de largo recorrido?

No vamos a empezar algo con fecha de caducidad. No somos un proyecto, somos un grupo con ganas de hacer canciones y quedarnos por aquí el mayor tiempo posible.

Conocemos al cantante Pau Monteagudo por su pasado, pero no al resto de la banda. ¿Os podéis presentar?

Somos Kako Navarro al bajo y Miguel Giner a la batería.

En las últimas fotos que habéis puesto en vuestras redes sociales aparece Miquel Giner. ¿Qué pasó con Víctor Traves?

Realmente nada grave ha pasado con Víctor, es la realidad de los músicos en este país, cuando el arte y el oficio entran en conflicto. No teníamos compatibilidad de horarios y disponibilidad. Y nos parecía igual de injusto que alguien tuviera que renunciar a su trabajo o que un grupo tuviera que levantar el pié del acelerador, por falta de tiempo de algún miembro, ahora que acabamos de arrancar el motor.

Con Víctor dejamos registrado un disco del que nos sentimos muy orgullosos. Él fue fundamental en el resultado final. Es un gran batería y juntos hicimos magia durante 3 días. Le deseamos lo mejor y que tenga mucha suerte allá dónde decida dirigir sus pasos.

¿Las composiciones iban destinadas a vuestros anteriores proyectos o son ideas completamente nuevas?

Creo que es casi mitad y mitad. Tenía algunas ideas o temas medio terminados de mi etapa en Uzzhuaia: descartes, por estilo, que luego han terminado siendo canción. La mitad, o más, de los temas del disco son nuevos, ¡y se quedaron fuera unos 5 o 6 temas más! En este disco se han encontrado lo que hice con lo que quiero hacer…

Sabemos que planificar y realizar la grabación de un disco no es algo fácil. ¿Cuáles han sido las principales dificultades?

Dificultades ninguna, pero trabajo muchísimo. Teníamos claro que el disco lo grabaríamos en sesión de directo, sin trampa ni cartón. Tres personajes tocando juntos canciones… Nos preparamos mucho en el local, definiendo cada parte, cada textura de sonido y qué papel tenía cada instrumento. ¡Tocando, tocando y tocando! Exigiéndonos mucho, ¡siendo nuestro propio inspector implacable de canciones! Y llegamos al estudio relajados, con ganas de grabar lo que sabíamos que podíamos hacer.

Ya hace un tiempo que está en la calle el CD homónimo del grupo y tocáis asiduamente por todo el territorio español. ¿Cuál ha sido la acogida tanto de público en los conciertos como de la crítica especializada?

El disco está gustando mucho, creo que porque es sincero y nada pretencioso. Son las mejores canciones que hemos sido capaces de hacer. De espalda a modas o tendencias. Es solo rock… no sé si ahí estará la gracia.

¿Cuál es el motivo para no darle título al álbum?

Este disco es lo que somos Corazones Eléctricos, una presentación… Lo primero que haces cuando te presentas a alguien es dar tu nombre.

Os formasteis como power trío desde el principio. ¿En ningún momento os habéis planteado reclutar más miembros?

No sucederá, de momento. ¡La experiencia de ser tres está siendo increíble y exigente! Y eso es divertido porque nos obliga a no dormirnos y a tener que crecer como músicos. Me hace gracia cuando nos preguntan si no hemos pensado en otro guitarrista más… Muchas formaciones en el rock son tres músicos y un cantante (Led Zeppelin, Black Sabbath, Queen, The Who, U2, Motley Crüe, Rage Against The Machine, RHCP…) como nosotros, solo que somos tres. Aun así, es aburrido siempre lo mismo, y quizá un día seamos cuatro, ¡o seis! Estamos en continua transformación.

El disco se compone de doce canciones, ¿habéis tenido que dejar algún tema fuera?

En una primera selección descartamos 5 temas de 17 que tenemos grabados en versión demo. Fuimos al estudio con la idea de grabar 12 canciones y poder descartar una o dos cuando estuviera hecha la mezcla, pero no pudimos quitar ningún tema cuando escuchamos el resultado. Si quitábamos alguna canción le quitábamos un color al cuadro.

Bebéis de influencias anglosajonas, pero cantando en castellano, ¿cuáles serían vuestras bandas fundamentales?

Llevo mucho apostando por el castellano. Me abrieron el camino Carlos Tarque y Miguel Ríos. La música es un lenguaje universal, pero no el idioma… Es importante que las palabras te lleven a otros lugares o te hagan pensar, o llorar de emoción. En lo musical podríamos ir desde Johnny Cash hasta Queens of the Stone Age, desde Tom Petty hasta Bowie, desde Beatles hasta Hellacopters… Aquellos grupos o artistas que, en nuestra opinión, han escrito las mejores y más auténticas canciones de la historia… ¡No acabaríamos la lista!

¿No os planteáis una edición en inglés que pueda abriros más puertas fuera de nuestras fronteras?

Es algo que, si todo va bien, nos plantearemos en un futuro, seguro.

En “Camino al Sur” cantas “pase lo que pase nunca dejes de correr”. ¿Es una clara declaración de intenciones?

La vida puede ser como una carrera contra ti mismo. Lo que te planteas y lo que eres capaz de alcanzar. El tópico de caerte y levantarte. No va a ser fácil, pero eso ya lo sabemos…

Ya habéis sacado un par de videoclips, “¿Quién Salvará el Rock and roll?” y “Cama de Faquir”, que son muy sencillos. ¿Cómo ha sido su grabación? ¿Nos esperan más vídeos?

Antes de esos videos sacamos un lyric video de “Volver a empezar”. Lo hicimos con lo que pudimos aprender sobre la marcha, en “¿Quién salvará al Rock and Roll?” fueron Kaos Studio los que se encargaron de grabar imágenes de nuestro concierto de presentación en Valencia y montar el videoclip en tiempo récord. Con “Cama de Faquir” contamos con Marcos Baño, de Baja Fidelidad, y Jorge Molina, de MB Films, que hicieron magia con los medios que teníamos. Hace unos días estrenamos “El coleccionista de fronteras” con imágenes, grabadas por Baja Fidelidad, de lo que fue la grabación del disco… Una especie de resumen que quizá, algún día, vea la luz en versión completa.

¿Cuáles son las expectativas de un grupo ‘nuevo’ en el momento que vive la Cultura?

No elegimos cómo ni cuándo ni dónde estamos, vamos a seguir haciendo canciones y tocando hasta que sea imposible… Entonces volveremos a intentarlo. Queremos estar el mayor tiempo posible dedicándonos a hacer música, y para eso, hoy, hay que estar con los ojos muy abiertos.

Habéis contado con Manuel Tomás, un productor con bagaje en muchos estilos de música. ¿Por qué elegisteis a él?

He trabajado con Manuel Tomás en los tres últimos discos que grabamos Uzzhuaia, para mí es uno de los mejores ingenieros de sonido de este país. Él tiene la capacidad de saber lo que un grupo necesita cuando está en el estudio, desde lo humano a lo técnico. Es increíble trabajar con él. La grabación fue sobre ruedas: nos fuimos a Elefante Estudios y en apenas tres días teníamos toda la música grabada entre risas y Southern Comfort. Después, en Skyline Estudios, grabamos voces y percusiones. Con todo eso nos fuimos a Mojave Estudio y lo mezclamos. No podemos estar más contentos con el resultado.

Las canciones del álbum son una amalgama de estilos dentro del rock. ¿Ha sido intencionado esto?

Como te decía antes, nos gustan muchos grupos con “etiquetas” distintas, aunque para nosotros sean todos rock. Cuando haces una canción pones, inconscientemente, lo que te llama la atención de otras. No es algo pensado, las canciones nacen de otras. Y si nos gusta el ritmo rockabilly de Stray Cats o la apertura melódica de Tom Petty no podemos evitar que estén en nuestra música.

No sois unos recién llegados a este negocio. ¿Cuál ha sido la mayor enseñanza que habéis tenido en este tiempo?

Que tienes que creer en ti, aprender de otros y trabajar como nadie.

¿Qué planes de futuro tenéis? ¿Hay en el horizonte proyecto de nuevo disco de estudio?

Empezamos la gira el próximo 10 de febrero en Valencia. Vamos a intentar pasar por todas las ciudades que podamos. De momento Zaragoza, Bilbao, Madrid, Albacete, Orihuela, Gijón, Coruña, Castellón… y algunas más que cerraremos pronto. En verano tocar en los festivales que nos dejen y pensar en disco para 2019.

Como curiosidad, ¿por qué el nombre CORAZONES ELÉCTRICOS?

Son dos conceptos que representan nuestra música. Melodía y electricidad.

¿Algo más que queráis añadir y no hayáis podido en alguna de las preguntas anteriores?

Nos podéis encontrar y seguir en redes sociales, canal de Youtube… ¡y pronto web!

Para despedirnos, quería desearos mucha suerte con este trabajo. ¿Algún mensaje para los seguidores de Metalcry?

Que sigan apoyando a todo aquel que quiera difundir la música de forma justa por amor a ella.

Gracias por pasar por nuestra página, ha sido un placer.

Autor: José Luis Pérez Redondo