0
Publicado el 27/06/2017 por Emilio Pastor

DOWNLOAD FESTIVAL 2017 - LA CAJA MÁGICA, MADRID - 23/06/2017

                              MASTODONTICA LOCURA – DÍA 2

Comenzabamos la segunda jornada del Download con mal pie, y es que por cuestiones ajenas a nuestra voluntad llegamos justo para el comienzo del concierto de Hamlet,hamlet escapándosenos la descarga de unos Skindred que dejaron satisfechos a los que si puedieron disfrutarlos.Sobre las siete y cuarto de la tarde saltaban al escenario principal los madrileños, con bastante público allí congregado. Cincuenta minutos para ir entrando en calor. El punto álgido, como no, fue al final con su eterno “Jodido Facha”. Con un Molly que no paraba de saltar, correr de un lado a otro y berrear como un poseso, y que incluso se bajó del escenario para cantar con los fans de las primeras filas.

Los dos escenarios principales iban a requerir de toda nuestra atención , tal era el nivel de las bandas que nos iban a dejar exhaustos. Así que nos acercamos al escenario 2 donde tocaban opeth Opeth y, como nos decía su frontman Mikael Akerfeldt, no están acostumbrados a las altas temperaturas de Madrid en estas fechas, se les veía un poco sofocados. Un setlist corto de seis canciones (dos de su última entrega, “Sorceress” y “Era”) con el que gozamos de verdad, aunque creo a los suecos hay que verlos en sala y con un set completo de dos horas.

Sin apenas respiro, llegaba unos de los platos fuertes del día: The Cult the cultsalían a las nueve y cuarto con un Ian Astbury en muy buena forma, tanto física como vocal, y un Billy Duffy con sus clásicas poses. Una pena que su último disco no esté a la altura de nombre; lo cual se notó, los temas nuevos suponían un claro bajón con respecto al resto del repertorio. Sonaron espectaculares con su “Wild Flower”, “Lil´ Devil” o “Fire Woman”.thecult 2 Hubo un momento para el recuerdo a Chris Cornell, recientemente fallecido como todos saben, al recitar Ian unos versos del “Black Hole Sun”, para terminar su show con “Love Removal Machine”. Esperemos encuentren mejor inspiración en su próxima entrega discográfica porque en directo siguen ofreciendo lo que sus incondicionales pedimos.

Y llegaban Mastodon, mastodon un terremoto de proporciones bíblicas que nos dejó sin aliento. De lo mejor del día junto con SOAD. Sus cuatro componentes son bestias pardas de los sonidos extremos. Empezaron con “Sultan´s Curse” a la que siguió “Divinations” y ya nos tenían secuestrados, hipnotizados. “The wolf is loose” de su disco Blood Mountain siguió con el encantamiento. De esta obra maestra también pudimos escuchar “Bladecatcher”, uno de los momentos destacados, y qué decir de “Black Tongue”, que sonó casi mejor que en disco. Tambén disfrutamos de su último single mastodon(2)“Show Yourself”, más accesible pero no por ello exenta de la calidad que atesoran los estadounidenses. Abandonaban el escenario con “Steambreather” y os aseguro que los despedimos sin respiración, exhaustos.

thumbnail_SOADCon un poco de retraso sobre el horario previsto saltaban a escena System Of A Down que se erigieron como los reyes absolutos de la cita. Increíble sonido, locura entre el público, pogos; lo de estos tíos fue espectacular. Tocaron casi 30 temas, siendo difícil destacar uno sobre otro, porque el nivel de maestría mostrado fue de aúpa. “Prison Song”, “Violent Pornography”, “Aerials” cantada por todos los allí presentes dejándonos parte de nuestras cuerdas vocales, “Needles”, “Deer Dance”, “Hypnotice”…Con “Bounce” siguió la locura colectiva y la coña de incluir un extracto del hit ochentero “Physical” de Olivia Newton-John. Encarambamos una recta final de infarto con “Chop Suey” seguida de “Lost In Hollywood”. Pensabamos que con “Lonely Day” podríamos tomarnos un respiro, qué equivocados estabamos. Alucinando con “Kill Rock n Roll”, “BYOB” nos hizo querer que la fiesta no acabara hasta el amanecer. “This Cocaine Makes Me Feel…” sonó antes de “Roulette” y para terminar el éxtasis con “Toxicity” y “Sugar”. Se me agotan los adjetivos para describir lo vivido con los armenio-estadounidenses, sólo desear que todo siga su curso y podamos tener un nuevo trabjo de ellos este año.

Después de esta experiencia intentamos mantenernos para ver a Zebrahead, pero ni nuestro cuerpo ni nuestra mente estaban ya para más.

Texto y fotos: Manuel Álvarez