0
Publicado el 7/03/2018 por Jose E. Egurrola

DEL COLECCIONISMO DE PÚAS

Después de ver como casi en el mismo día que METALLICA llegaba a finalizar sus tres conciertos en España, vimos como de repente aparecían en ebay y otros sitios, la venta de las púas exclusivas de esos conciertos por unos precios quizás altos, para aquellos que simplemente quieren tener el recuerdo de esa noche.

Lo de Metallica es quizás un excepción, ya que durante esta gira las han hecho personalizadas para cada concierto, pero esto nos lleva a tratar de hacer este artículo del coleccionismo de púas y hasta donde se llega.

Sabemos que hay gente que acude a conciertos a tratar de conseguir ese objeto preciado que indica que has estado allí, unos bien en forma de foto y otros en forma de púa de guitarra o bajo, es lo de menos, lo que importa es acabar el evento con algo que recordar y cuanto más exclusivo mejor.

Pero paralelamente se junta el negocio con el coleccionismo, ya que hay gente para todo, y claro, de lo que unos quieren otros lo desean. Y las púas es un objeto bastante preciado, según la dificultad o no de conseguirlas.

puametalcryAntaño eran más o menos parecidas, sin marca, o con algún identificativo, o personalización. Pero claro, actualmente se pueden personalizar de tal manera, que hay grupos como METALLICA, que se pueden permitir el hacer una tirada para cada concierto.

Me viene al recuerdo el concierto de CHEAP TRICK en el Azkena, y el constante lanzamiento de púas por parte de su guitarra Rick Nielsen, o lo habitual en los show de Kiss. Aquí también se hace, aunque quizás no con tanto afán. Aunque lo más extraño y surrealista que he visto por conseguir una púa, aparte de intercambios varios o compras, es el tratar de quitársela a Luis Tárraga de Hamlet de la mano mientras tocaba. Todo por ese afán de conseguir una púa.

Personalmente tengo algunas que han caído en mis manos casi casi sin querer, como una de Dimebag Darrel de Pantera, o una de Max Cavalera de Soulfly o una que le tengo mucho cariño es de Nick Pleasant de Suicidal Tendencies. Yo soy de los que va al concierto y si la pilla bien, y sino, pues también, me quedo con lo disfrutado en la memoria.

Si que entiendo a aquellos que se afanan en tener todas púas que han sacado en las últimas tres giras, por ejemplo Scorpions, o las de Judas Priest. El coleccionismo lleva a muchas burradas, y el de púas no iba a ser menos. El que colecciona lo hace con todas las consecuencias.

Hay gente que se dedica a cogerlas en conciertos, y sino puede, pues para eso está internet, para intercambiar si tiene repetidas o para comprar bien a particulares o a los grupos. Si, también hay tiradas especiales vía web, quizás otra forma de tener ingresos. Asímismo en conciertos se puede ver la venta de las púas oficiales de los grupos.

puasjavi2

Y es que el estar en primera fila y poder cogerla, cada vez más complejo, y el tener esa gran colección lleva su trabajo y su correspondiente inversión. Desconozco si se pone precio a una gran colección, pero si que ver por 160€ una púa de Metallica del concierto del 3 de Febrero, me parece cuanto menos exagerado, pero…siempre habrá alguien que pueda considerar el pagarla dada las ganas de conseguirlas. No sabemos cuantas lanzaron, pero si, que hay mucha gente que se ha hecho con las tres de sus conciertos, por ser fans de Metallica, y otros por ser coleccionistas.

Pero sea lo que sea, hay un negocio alrededor, y podemos diferenciar a los que las coleccionan yendo a conciertos y a los que las compran o cambian, los que hacen las dos cosas. Páginas especializadas, portales de intercambio, ebay y otras webs de segunda mano, ediciones limitadas, y los grupos que contribuyen a ello haciendo esas ediciones de cara a esos posibles coleccionistas que se acercan a sus conciertos a tratar de conseguirlas.

Lo que está claro, es que esta afición no tiene fin, puesto que el rock sigue, la música sigue y los directos y las giras continúan. Quizás se pare por espacio, o por coste o por aburrimiento o por que ya ha conseguido las que quieren, pero la mayoría seguiremos acudiendo a conciertos y si cazamos alguna, bienvenida sea la pieza.

Y quizás no se pare, por que las aficiones y las colecciones se pueden llevar muy lejos. Al menos hasta donde el que lo hace considere que ya ha llegado a sus más ansiados trofeos y con eso ya da por concluída la colección.

puasjavi3

Texto: José E.Egurrola

Fotos: Javier Fraile